Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

martes, 18 de junio de 2013

Capitulo 200: El final, part 8



Jorge había sido golpeado por Beltrán y cuando estaba en el suelo este sacó una jeringuilla y le inyectó algo en el brazo, enseguida llegaron los calambres y enseguida Jorge supo lo que había pasado. Recordaba de sentir aquello mismo cuando le mordieron y le infectaron. Seguramente aquella jeringuilla contenía sangre de un infectado, seguramente Beltrán la había conseguido de cuando llevaba a Lujan como si fuera un perro y la estaba reservando para un momento especial, ese era el momento.
Jorge se levantó poco a poco sintiendo fuertes dolores, era verdad lo que Abigail dijo aquella vez, al volverse a infectar el virus actuaba con más virulencia. No le quedaba mucho, entonces escuchó ruido fuera y decidió salir. Nada más asomarse vio a Beltrán apuntando a alguien, ese alguien era Juanma y Beltrán le estaba apuntando con la pistola que le habían quitado.
Rápidamente Jorge se llevó la mano a la cintura y sacó una 9mm que llevaba oculta. Había tenido suerte de que Beltrán no lo cacheara tras golpearlo. Salió de la sala de monitores con el arma temblándole en la mano y llamó a Beltrán. Instintivamente ambos miramos hacia Jorge.
-Tira el arma Beltrán y déjalo ir- dijo Jorge con un notable temblor en las manos.
Beltrán quiso disparar, pero Jorge lo hizo antes. La bala impactó en el pecho de Beltrán y este cayó de espaldas gritando de dolor, momento que yo aproveché para coger la bomba y alejarme de el. Me acerqué a Jorge y vi que estaba pálido.
-Venga, vámonos- le dije
-No puedo. Ese cabrón me ha inyectado algo, creo que sangre de infectado-
En ese momento Beltrán se incorporó a duras penas y se apoyó en la pared. –Es cierto, te he inyectado sangre para infectarte, quería joderte bien. Ya te dije que si no ganaba yo, no lo haría nadie. Vas a morir-
-Juanma, déjame la bomba- me pidió Jorge al tiempo que escuchábamos acercarse a los infectados por el pasillo, aunque aun tardarían en llegar. –Huye con los demás, me gustaría acompañaros, pero yo ya no podre ir mucho más allá. Todo ha terminado para mí- Era evidente que Jorge no tenía salvación. –Vivid… ¿De acuerdo?-
Yo asentí, le estreché la mano a Jorge y luego lo ayudé a sentarse en el suelo. Beltrán nos observaba a los dos desde su sitio mientras se desangraba. –Te echaremos de menos- le dije.
-Lo se. Ahora corre-
Después de despedirme de Jorge comencé a correr hasta el garaje que había querido ir antes, esta vez el camino estaba despejado. Al llegar al garaje vi que la puerta estaba abierta, esta también se había abierto cuando Beltrán había pulsado el botón.
No me costó mucho decidirme, cogí uno de los jeeps y lo arranqué rápidamente, había tenido suerte de que el depósito estaba lleno. Tenía que darme prisa en salir de allí, porque si Jorge hacía lo que yo estaba pensando que iba a hacer no nos quedaba mucho tiempo.
El jeep conducido por mi salió a toda velocidad a las calles. Tenía que llegar cuanto antes y levantar el vuelo.
Conducía vertiginosamente esquivando vehículos abandonados y barricadas. Con las calles vacías no me llevaría mucho tiempo llegar al aeródromo. Definitivamente no había logrado salvar a Jorge, pero al menos lo había intentado, lo había perdonado por todo y la última sonrisa con la que me miró mostraba que ya podía irse en paz.
Jorge había sido un gran amigo desde que lo conocí en el ejército. Desde aquel entonces Paco, el y yo habíamos sido inseparables, al menos lo fuimos hasta esos momentos. Sentí que las lágrimas brotaban en mis ojos, pero no era momento para llorar. Pisé más el acelerador y el vehículo cogió más velocidad.
*****
Jorge tenía la bomba en brazos y tenía la pistola pegada a ella. El y Beltrán seguían mirándose mientras ambas vidas se iban apagando.
-Dime el código Roger. Al menos no moriremos devorados- dijo Jorge.
-Es el 99056- respondió Beltrán. Parecía que se había dado por vencido, al fin y al cabo ninguno de los dos iría ya muy lejos.
Jorge se puso en pie otra vez y tambaleándose se acercó a la sala de monitores donde tecleó el código. Seguidamente la luz roja se apagó y Jorge comenzó a escuchar chasquidos, el cierre se había activado y las puertas se estaban cerrando. No solo lo hicieron las principales, también lo hicieron las de seguridad. Luego Jorge salió al pasillo, al cerrar la puerta de la sala de monitores escuchó un chasquido que indicaba que esta también se había cerrado. En esos momentos solo Jorge y Beltrán estaban en el pasillo. Beltrán respiraba con dificultad hasta que dejo de hacerlo. Este acababa de morir.
*****
El jeep entró a toda velocidad en la pista de aterrizaje y cuando llegué a la altura del avión, lo detuve. Bajé de un salto y se acercaron a recibirme, pero no había tiempo.
-Todos al avión. Jorge pretende hacer explotar la bomba-
-¿Y que pasará con el?- preguntó Sandra.
-Ya no hay nada que podamos hacer por el-
Sin más preguntas todos comenzamos a ocupar posiciones en el avión. Yo me senté junto a Eva y cogí a Vicky en brazos, la cual seguía inconsciente.
Vanesa y Cesar se sentaron a los mandos y comenzaron a tocar botones, pronto noté como el motor se ponía en marcha y el avión comenzaba a moverse. Miré por la ventana y vi el asfalto. Nos estábamos moviendo.
-Agarraros fuerte- dijo Vanesa poniéndose unos cascos, luego le indicó a Cesar que hiciera lo mismo. –Muy bien. Allá vamos-
La avioneta comenzó a coger velocidad por la pista y enseguida noté como esta levantaba el vuelo. Por fin lo habíamos logrado, aunque la cosa aun no había terminado. La avioneta dio varias sacudidas, pero me imaginé que eso era algo normal. Pronto estábamos a unos metros del suelo ganando cada vez más altura. En ese momento le dejé a Eva que cogiera a la niña mientras yo me levantaba para darle unas indicaciones a Vanesa. Cuando llegué junto a ella le toqué el hombro. –Coge más altura-
-Muy bien, pero ahora vuelve a tu sitio- respondió Vanesa mientras agarraba los mandos otra vez.
*****
Jorge estaba perdiendo el conocimiento, haría por lo menos unos quince minutos que Juanma se había marchado. A Jorge no le quedaba mucho tiempo tampoco, entonces vio como Beltrán comenzaba a reanimarse. Cuando Beltrán levantó la cabeza y se fijó en el comenzó a avanzar con intención de comérselo.
-Al final has acabado como merecías. Supongo que te veré en el infierno, ahora entre nosotros debes saber que me hubiese gustado matarte con las manos desnudas-
Beltrán llegó hasta Jorge y se inclinó sobre el con la boca abierta, estaba apunto de morderle cuando Jorge sonrió. –Una cosa más… no pienso dejar que te des ese gusto conmigo-
Jorge puso de nuevo el arma sobre la bomba y apretó el gatillo.
*****
Estábamos ganando más altura cuando sentimos una fuerte explosión. Eso solo podía significar una cosa, miramos por la ventana y vimos como el suelo donde debía estar el bunker se venía abajo y dejaba paso a una enorme seta de fuego que surgía del suelo como si de una erupción volcánica se tratara.
-¡¡¡¡Agarraros todos!!!!- grité cuando me di cuenta que la onda expansiva estaba apunto de golpearnos. Segundos más tarde así fue.
El avión se sacudió con fuerza y Vanesa tuvo que hacer increíbles maniobras para estabilizar el aparato y no estrellarnos. Finalmente recuperó el control cuando ganamos más altura. Desde la ventana podía verse como Madrid desaparecía consumida por la explosión.
Jorge había muerto también. Del grupo inicial solo quedábamos ocho personas adultas, dos niños y un perro. Habíamos perdido a muchos amigos y familia a lo largo de cuatrocientos dos días, pero finalmente habíamos logrado salvarnos. Todos estaban entre alegres y tristes, pero pronto la alegría se abrió paso entre los supervivientes. Alicia y Sandra se abrazaron y luego Sandra abrazó a su perro.
Justo en ese momento Vicky abrió los ojos y se me quedó mirando. –Papa… ¿Qué ha pasado?-
-Lo hemos logrado cariño, lo hemos logrado-
La niña me abrazó y yo la abracé a ella mientras Eva me agarraba la mano. La niña se apartó a un lado y Eva y yo nos quedamos mirando. Luego nos besamos mientras los demás celebraban el haber logrado dejar atrás la pesadilla. Puede que esta no hubiese terminado aun, aun nos quedaba llegar hasta las coordenadas que Silverio nos había dado, pero era un primer paso.
-¿Dónde iremos ahora papa?- preguntó Vicky.
-No lo se, pero espero que nos espere una vida mejor allí donde vayamos- respondí mientras miraba a Eva a los ojos. –Solo se que nos espera una nueva vida-
-Una nueva vida juntos. Como una familia- añadió Eva. –Todos nosotros-
Eva tenía razón, de ahora en adelante, fuésemos donde fuésemos nos esperaba una nueva vida. Yo solo tenía clara una cosa, que pasase lo que pasase iba a luchar por proteger a los míos.
El avión se alejó hacia el horizonte mientras una devastada Madrid era consumida por las llamas. Lo habíamos conseguido.

FIN

4 comentarios:

  1. Parece hace tanto que comencé a leer Zombies, y ahora ha terminado.
    Sólo diré algo corto: Vale la pena leer Cada capítulo de ella.

    ResponderEliminar
  2. hoy finalizo un ciclo de lectura en mi vida. empece leyendo a un novato y termine sufriendo con la emoción de cada palabra plasmada por un gran maestro, te luciste con este final hermano, eres de los grandes!!!

    ResponderEliminar
  3. Impresionante. He tardado unas tres semanas en leerlo todo, desde que encontré tu blog. Me gustaría comentar varias cosas, sobre todo destacar el salto cualitativo en tu forma de desarrollar la historia. La historia como tal me ha gustado mucho, eso si, te has cargado a todo bicho viviente.

    Hay cosas que no me han gustado, veo un exceso de personajes brutal, me parecen demasiados, y hace que te despistes un poco. Algunas tramas me parecen demasiado estiradas y cogidas por los pelos, y otras con las que podías haberte explayado un poco mas las has finiquitado muy rápido.

    En definitiva, que ha sido una historia brutal, y que las pequeñas criticas que te hago puede que no sean mas que pura y dura envidia, ya que llevo demasiado tiempo intentando escribir algo y nunca he pasado de la primera pagina.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Edu. Las criticas constructivas son siempre bien recibidas. Y tienes razón en algunos puntos como has dicho como lo de las tramas cogidas por los pelos o poco explayadas. Ahora que he mejorado no me despisto tanto aunque hayan muchos personajes.
      Lo dificil de muchos personajes y es lo que yo intento, es que todos tengan voz y cierto protagonismo, que no se queden en el olvido. Aun asi te digo que he mejorado y lo habrás notado en la narracion (Aun asi quiero mejorar más)
      Gracias y un saludo. No te pierdas el estreno del 1 de Septiembre. Comienza Necroworld, continuacion de ZOMBIES.
      Y no creo que sea envidia.

      Eliminar