Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

jueves, 13 de junio de 2013

Capitulo 200: El final, part 3



Habíamos tenido que dar varias vueltas para llegar al piso donde habíamos dejado las armas y la bomba. Las calles de Madrid estaban siendo invadidas por hordas de No Muertos que avanzaban como hormigas hacia el origen de los sonidos que no hacían más que repetirse, lo que me hacía pensar que se repetía en bucle, no podía ser que la niña siguiera gritando así. Si era en bucle temía que Beltrán hubiese matado a Vicky. El solo hecho de pensar eso me hacía sentir una gran rabia contra el, si la había matado y cada vez estaba más convencida de que lo había hecho. Lo mataría sin piedad, lo haría sufrir como hice sufrir a Álvaro el día que lo maté, el mismo día que Lidia murió.
Finalmente llegamos a la calle donde estaba el piso donde teníamos que ir, nos ocultamos detrás de varios coches abandonados mientras los infectados iban pasando. Estos estaban totalmente obsesionados por el sonido, era como si no existiera otra cosa en el mundo, incluso juraría que nos vieron en un par de ocasiones, pero salvo por algún gruñido no nos hicieron el menor caso.
-El piso esta ahí, es el ultimo- les dije a Eva y Jorge. Eva ya se había recuperado un poco, pero temía que todavía no pudiese caminar. -¿Puedes caminar?- le pregunté.
-Si, se me esta pasando el colocon- respondió Eva. – Ya descansaré una vez estemos arriba-
-Muy bien, cuando hayan terminado de pasar nos adentramos en el portal- dijo Jorge.
-Lo hacemos ahora- dije en ese momento mirando a Jorge que hizo un respingo al escucharme.
-¿Estas loco?- preguntó Jorge. –Puede que vayan cegados por el sonido, pero si nos ven irán a por nosotros. Cuando nos vean meternos en la portería comenzaran a apelotonarse, piensa las cosas antes de decirlas. Se que estas preocupado por tu hija, pero no puedes ser así de imprudente-
-Me da igual. Vamos- dije levantándome, pero entonces sentí como me agarraban y tiraban de mí. Caí al suelo de espaldas y Jorge se me puso encima apuntándome con el dedo. –No voy a consentir que arriesgues ni tu vida ni las nuestras. Entiendo lo que sientes, pero…-
Entonces lo empujé y me lo quité de encima. Quedándome yo sobre el. –No, no tienes ni puta idea, no es tu hija quien puede haber muerto. Te recuerdo que si Beltrán la tiene es por tu culpa. Porque tú no la salvaste.-
-Era ella o Eva. Y Eva estaba apunto de morir. Salvé a tu chica al menos, también quería haber salvado a la niña, pero Beltrán ya no estaba, entonces apareciste tu rebosando irracionalidad y apuntándome a la cara. Ya van unas cuantas veces-
-Basta los dos. Así solo atraeréis más la atención- dijo Eva. –Si volvéis a pelearos yo misma me ocuparé de volaros la cabeza. Estoy harta de escucharos decir tonterías-
En ese momento Jorge y yo nos separamos y volvimos a nuestros puestos. Habíamos tenido suerte, en ningún momento nos habían visto. Cuando terminaron de pasar cruzamos la calle y entramos en el portal del edificio donde estaba el piso. Subimos los escalones y cuando llegamos al piso entramos. Lo primero que hizo Eva fue tumbarse en el sofá mientras Jorge y yo nos sentábamos alrededor de la mesa, una vez allí Jorge extendió un mapa sobre este.
-¿Qué es esto?- le pregunté.
-Es un plano del bunker de Beltrán, lo cogí en mi última visita. Veras, este lugar es muy grande, aquí hay niveles que no conocía. Pero escucha, Beltrán ya nos esta esperando, hemos perdido el factor sorpresa. Por otro lado esta usando ese sonido para atraer a los podridos. Seguramente quiere limitarnos a una única entrada. Esa entrada es esta de aquí- Jorge llevó su dedo hacia un lugar que marcó con un punto rojo. –Esta es la entrada que hay en las alcantarillas, ese cabrón nos esta forzando a ello-
-Entremos por donde entremos no creo que trate de detenernos con trampas de ningún tipo. Más sabiendo que llevamos la bomba. En cuanto a eso yo tengo una idea- dije mirando a Jorge y echándole una rápida mirada a Eva que se había quedado dormida en el sofá-
-Te escuchó-dijo Jorge.
Yo me di la vuelta y caminé hacia la habitación donde habíamos dejado la bomba, cuando volví a salir lo hice cargado con esta, la dejé encima de la mesa y Jorge se me quedó mirando otra vez. -¿Y bien?-
-El piensa que la bomba la llevaré yo. Así que quizás intente mataros a vosotros para presionarme. Por eso se me ocurre una estrategia. Cada uno de nosotros llevará una mochila grande, con lo cual el no sabrá quien de los tres llevará la bomba. El plan es que piense que la llevo yo, así llegaré hasta el y hasta Vicky en caso de que siga viva. Lo que también me facilitará llegar hasta el para matarlo-
-Muy bien, me parece estupendo. ¿Pero quien llevará la bomba?-
-Tu- respondí.
-Me parece bien- dijo Jorge. –Supongo que el hacerle creer que la llevas tú, te dará posibilidades de acercarte sin que te dispare, eso también nos protegerá a nosotros. Una bala en mal sitio hará explotar la bomba. Es un buen plan. ¿Y que hacemos si lo logramos?-
-La idea esta en que cojamos a la niña, salgamos de allí perdiendo el culo y nos pongamos en marcha hacia el aeródromo. Podríamos hacerlo ya, pero aun así, de noche y con esta tormenta no podríamos volar. Lo haremos mañana por la mañana- dije. Aunque no se si os acompañaré, porque si Vicky esta muerta yo ya no quiero vivir, si Beltrán la ha matado me quitaré la vida después de matarle yo a el- dije mirando a Jorge, su expresión fue de completa sorpresa.
-¿Y ella?- preguntó Jorge mirando a Eva que seguía dormida sin enterarse de nada de lo que estábamos hablando. -¿Qué ocurre con ella? Si a ti te pasa algo la vas a destrozar-
-Ella podrá vivir sin mi- dije agachando la cabeza.
-Ella te quiere. Lo se, y se que tu a ella, la amas- dijo Jorge.
-Lo se, pero no puedo evitar pensar en que Lidia hace muy poco que murió. No puedo pensar en estar con otra. Sería como fallarle a Lidia-
-Ella querría que fuera así, querría que fueras feliz- dijo Jorge.
-Si Vicky a muerto ya no quiero esa felicidad, por que seré incapaz de ser feliz. Porque les habré fallado ya a dos personas que son importantes para mi. No podría vivir con eso- dije –Lo cierto es que ahora mismo no se que pasará-
-Bueno escucha. Lo mejor será que durmamos y descansemos, mañana será un día largo y lleno de emociones por así decirlo-
Me quedé mirando a Jorge y este sonrió. –Tranquilo. Puedes confiar en mi, yo no te fallaré, estoy decidido a acabar con Beltrán y a largarme de aquí con vosotros. Eso si es que me has perdonado-
Las palabras de Jorge no podían sonar más sinceras, estaba hablando en serio. Eso hizo que me levantara y extendiera mi mano para estrechar la suya, este la cogió y luego tiró de mí. Ambos acabamos abrazándonos un rato hasta que nos separamos. –Bueno, vamos a soltarnos antes de que nos pongamos demasiado emocionados. No vaya a pasar algo de lo que luego nos arrepintamos-
El comentario de Jorge me hizo reír y le di una palmada en el hombro. –No has cambiado nada tío. Las sigues disparando según te vienen-
-Ya me conoces-
Ambos nos quedamos allí hasta que nos fuimos a dormir, teníamos que descansar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario