Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

jueves, 13 de junio de 2013

Capitulo 200: El final, part 1



Nadie sabía en que punto exacto del globo se había originado la infección, pero cuando quisimos darnos cuenta, aquel extraño virus nos comenzó a golpear, para nosotros el apocalipsis llegó el 15 de Junio de 2008. Fue cuando el virus llegó hasta nosotros y nos golpeó con todas sus fuerzas, la mayoría de la población mundial sucumbió al virus. Primero fue un brote infeccioso que iba por el aire, solo unos pocos sucumbieron a el, pero cuando los que incubaban el virus tuvieron contacto con más gente, el virus también se extendió.
El gobierno descubrió pronto la verdad y trataron de ocultarlo, solo se pronunciaron al respecto cuando este ya era imparable y los muertos habían comenzado a caminar.
Algunos sobrevivimos en Puzol y llegamos al instituto donde nos encontramos con los militares supervivientes encabezados por el sargento Molano.
Poco a poco los demás se nos fueron uniendo mientras Molano iba perdiendo la cabeza, lo que desembocó en una lucha a vida o muerte donde Molano acabó muriendo. Después de eso huimos de Puzol. Tras la huida y el enfrentamiento con unos saqueadores  nos encontramos con otro grupo que estaba encabezado por el padre Lucas. Finalmente llegamos a Valencia donde encontramos a más supervivientes que acabaron uniéndose a nosotros, formando cada vez un grupo más grande. Un día llegó hasta nosotros un barco llegado desde Tenerife con una chica a bordo, ella nos contó que había visto un gran barco durante su travesía, eso nos dio esperanzas de que hubiese más supervivientes y que estos pudiesen ayudarnos a escapar de la pesadilla sin fin en la que nos encontrábamos, pero finalmente estos nos demostraron que tras el apocalipsis el peor lado de las personas había surgido y que el mundo era mucho más hostil, eso fue algo que aprendimos por las malas y que nos hizo perder a muchos compañeros.
Después de varios meses el destino nos separó a todos y un tiempo después nos encontramos de nuevo. Entonces se nos sumó otro grupo de personas mientras que habíamos descubierto otra amenaza, un grupo de franceses que operaba en algún lugar de Picassent y que precisamente no buscaban hacer amigos.
Tras largos meses y momentos terribles con grandes perdidas habíamos llegado a Madrid con la esperanza de escapar de una vez por todas, pero nuevamente las cosas se nos habían complicado. Todo lo que habíamos hecho y vivido hasta la fecha parecía que estuviera predestinado.
Sentía que el final estaba cerca para bien o para mal.
*****
Tenía enfrente a Jorge, este sostenía a una maltrecha Eva. Instintivamente alcé el arma y le apunté directamente a la cabeza. Este parecía sorprendido por lo que estaba ocurriendo. Yo no me fiaba de el, demasiadas traiciones por su parte a unos y a otros, y ahora Eva estaba con el y estaba herida.
-Suéltala ahora mismo- le amenacé. –Esto ya me esta hartando, no se de parte de quien coño estas, pero ya me da igual. Mereces que te vuele la cabeza ahora mismo-
-No es lo que piensas, esto se lo hizo Beltrán. Ese cabrón se ha llevado a Vicky-
En ese momento bajé el arma y avancé hacia Jorge, este soltó a Eva y yo la cogí para evitar que cayera al suelo mientras de repente comenzaba a escuchar lo que parecían los gritos y el llanto de Vicky, sonaba como si surgiera de un altavoz. Eva por su parte parecía estar drogada.
Aunque estaba preocupado por Vicky esos sonidos significaba que seguía viva, no parecía que le estuviesen haciendo daño, no la golpeaban, solo estaba asustada.
-Siento no haber podido hacer nada, la usó de escudo humano y…-
No dejé a Jorge terminar la frase, me levanté dándome la vuelta y le asesté un puñetazo en la mandíbula inferior. Jorge se tambaleo y cayó sobre unas cajas de plástico que había allí, seguidamente me lancé sobre el y lo agarré por las solapas de la camisa.
-Si no hubieses ido a tu puta bola todo habría salido mejor. Hay cosas que no se pueden hacer solo, tendrías que haber venido a nosotros desde un primer momento y dejarte de alianzas con nadie- le dije mientras lo miraba con odio.
-Si no hubiese hecho esto estaríamos muertos. Parece que no lo quieres entender, sabes como es este mundo y sabes que es arriesgado- respondió Jorge.
Escuchamos de nuevo el llanto de Vicky. Ella seguía llamándome y mis nervios seguían creciendo. Entonces le puse el cañón de la pistola en la mejilla, nada me impediría matarle, lo estaba deseando. –Ya no quiero creerte más-
-Muy bien, pues hazlo, mátame si quieres. Ya paso de tratar de convencerte- dijo Jorge.
Entonces escuché la voz de Eva a mis espaldas, estaba recobrando la consciencia, aunque seguía drogada.
 -Te dice la verdad. Te juro que no te miente, ni yo tampoco, me han metido un chute de pentotal sódico- dijo Eva.
Yo me di la vuelta para mirarla, momento que Jorge aprovechó para zafarse de mi de un empujón. –¿A ella tampoco la vas a creer? Las cosas están así, Beltrán busca desesperadamente la vacuna y la bomba, por eso retiene a la niña, porque sabe que iras a buscarla. Por eso esta haciendo que la escuches, es un reclamo para que vayas y le lleves lo que quiere-
En ese momento me agaché y me saqué la ampolla de la vacuna de la bota para mostrársela a Jorge. –Esto es lo que tantos querían y que ahora quiere Beltrán. Toma, llévaselo a tu amigo después de matarnos. Más ya no se nos puede arrebatar-
Jorge se acercó a mí y me dio un empujón. –Estoy harto de que cargues contra mí aun sabiendo que te he dicho la verdad. ¿Sabes lo que te pasa?-
-Adelante- le dije. –Dime lo que me pasa, estoy deseando escucharlo-
-Te pasa que te has rendido. Estas tan hundido que ya lo das todo por perdido, das por perdida incluso a tu propia hija. De ser el que eras antes estarías corriendo a buscarla, pero no lo haces porque piensas que nada de lo que hagas servirá para nada, piensas que es mejor morir y dejar este mundo-
-¿Qué cojones sabrás tu de lo que siento o dejo de sentir? Esa niña que Beltrán se ha llevado es mi hija, pero dará igual que vaya a hacer el intercambio porque una vez tenga lo que quiere nos matará. Yo ya no tengo fuerzas para seguir bailando a su son, no somos sus marionetas-
-Yo no hablo de hacer el intercambio. Hablo de atacar, atacar y acabar con Beltrán. Esta solo, ya no queda nadie con el. De nada servirá ir por sorpresa por que ya nos esta esperando. ¿Quiere la bomba? Pues se la daremos, pero no de una forma que el se espera, vuelve a ser tu, luchemos y luego escapemos de aquí-
Las palabras de Jorge me estaban tocando muy hondo, tenía razón. Yo me estaba rindiendo, lo estaba dando todo por perdido por que ya había perdido demasiado, estaba tan derrotado que estaba también dando por perdida a mi hija.
-Muy bien, entonces hagámoslo. Recojamos la bomba y vayamos directos a por Beltrán. Tienes toda la razón, ha llegado el momento de la batalla final. Recuperaré a mi hija y nos marcharemos de aquí-
-Eso es lo que quería escuchar- dijo Jorge con una sonrisa. –Vuelves a ser tú. ¿Dónde esta la bomba?-
-Esta en un piso. Iremos a buscarla, dejaremos a Eva que se recuperé y mañana al amanecer iremos al bunker. Solo tengo que hacer algo más- después de decir eso salí al exterior y miré a una de las cámaras, esta tenía el piloto rojo encendido, señal de que nos estaba vigilando, llegué hasta ella y la cogí para enfocarme. –Espérame Beltrán. Dentro de unas horas estaré allí. Has jugado con fuego y vas a arder-

No hay comentarios:

Publicar un comentario