Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

jueves, 6 de junio de 2013

Capitulo 199: Nuclear, part 4



Eva se encontraba en el suelo sangrando, sus ojos estaban hinchados a consecuencia de los golpes. Beltrán no se había conformado solo con hacerle preguntas, había decidido que golpearle también le haría hablar, sobre todo cuando le comenzó a preguntar por el paradero de la bomba, ella repetía una y otra vez que no sabia donde estaba, cosa que Beltrán se negaba a creer, aunque estando bajo los efectos de la droga no cabía duda de que decía la verdad, así que comenzó a golpearla.
-Muy bien, pues ahora me vas a decir donde esta la vacuna. Si no me lo dices le haré a la niña lo mismo que a ti- dijo Beltrán poniendo a Eva sentada de nuevo en el taburete.
Eva estaba casi inconsciente debido a la paliza y Beltrán tuvo que abofetearla varias veces para que esta volviera en si. –Creo que me pasé con la paliza-
-La vacuna esta… esta…-
-¿Dónde?- preguntó Beltrán.
-Juanma… Juanma la lleva encima- respondió Eva mientras escupía algo de sangre. –Juanma la llevaba encima antes de…-
Beltrán le dio una patada a un cubo que tenía al lado, estaba lleno de rabia. Ahora tendría que volver al parque del retiro, porque dudaba que ese tal Juanma hubiese sobrevivido, aunque si lo había hecho tendría que hacerle entrar en razón de alguna manera. Eva ya no le servía para nada, aun le quedaba niña, ella sería el reclamo perfecto. Beltrán sacó su pistola y la puso sobre la frente de Eva, estaba dispuesto a matarla, entonces a sus espaldas escuchó el gruñido de Lujan, este seguía tirando hacia el. En ese momento una sonrisa maliciosa se formó en su cara y pensó en algo mejor.
Beltrán le quitó la pistola de la cabeza a Eva y se encaminó al cuarto donde estaba la niña, abrió la puerta y se encontró a la niña acurrucada en un rincón. Enseguida la niña comenzó a gritar de terror.
-Cállate ya- dijo Beltrán avanzando hacia ella.
*****
Jorge estaba dando cabezadas cuando los gritos de la niña lo hicieron sobresaltarse de golpe, levantó rápidamente la cabeza y miró al frente. La puerta del supermercado estaba cerrada todavía, así que Beltrán seguía allí dentro con Eva y con la niña.
Jorge se puso de pie y salió del local, cuando puso el pie en la calle escuchó un disparo, eso hizo que se frenara en seco, seguidamente la persiana se subió y Beltrán paso por debajo con la niña agarrada del brazo.
-¡¡¡Quieto ahí cabrón!!! ¡¡¡¡No te muevas!!!!- dijo Jorge apuntándole con la pistola directamente a la cabeza. –Suelta a la niña-
Beltrán al verlo cogió a la niña en brazos y se la puso delante usándola de escudo. –Ya sabes como va esto. Si me quieres matar tendrás que matarla a ella también, aunque yo de ti no perdería tiempo, ahí dentro aun esta la otra-
Vicky comenzó a gritar en ese momento y Jorge no sabía que hacer, mientras Beltrán sacaba su arma y le apuntaba. –Ahora yo me voy, aunque algo me dice que volveremos a vernos muy pronto. Antes de lo que piensas-
Jorge escuchó en ese momento movimiento dentro del supermercado y supo que Eva estaba viva todavía, por el movimiento frenético estaba huyendo de algo, luego la escuchó gritar. Jorge volvió a mirar a Beltrán que seguía alejándose bajo la lluvia. La niña no dejaba de gritar y eso complicaba las cosas, eso atraería a infectados.
-Te mataré hijo de puta- dijo Jorge.
-Eso ya lo veremos- dijo Beltrán antes de echar a correr mientras la niña se desgañitaba en gritos.
Jorge se coló en el interior del supermercado y una vez dentro escuchó los gritos de Eva, la buscó con la mirada y entonces vio a dos cuerpos, uno tumbado de espaladas con las manos atadas detrás y otro cuerpo sobre el primero. Se trataba de Lujan, de eso no había duda, pero este estaba muerto, este intentaba morderla y Eva se lo impedía con las rodillas flexionadas, impidiendo así el contacto directo. Jorge alzó el arma y disparó a la cabeza de Lujan. La bala le entró por la sien izquierda y entonces Eva se lo quitó de encima. Seguidamente corrió hacia ella y la ayudó a incorporarse.
-¿Estas bien? ¿Te ha mordido?- pero Eva no respondía, estaba demasiado drogada, casi había sido un milagro que hubiese evitado que Lujan le mordiera. Jorge la fue levantando poco a poco, tenían que salir de allí, primero para dejar a Eva en un lugar seguro y luego para perseguir a Beltrán y salvar a la niña.
Justo cuando iba a salir del supermercado se encontró con una figura en la oscuridad que le estaba apuntando, en ese momento un rayo alumbró a aquella persona y Jorge se quedó quieto.
-Juanma…-
*****
Estaba dando vueltas bajo la lluvia por la zona cuando unos gritos llamaron mi atención, esos gritos eran inconfundibles, se trataba de Vicky y no parecía estar muy lejos de mí, comencé correr a toda velocidad siguiendo los gritos hasta que llegué a una calle. Nada más llegar vi al final de la calle como un vehículo se alejaba, iba a seguirlo cuando escuché un disparo que venia del interior de un supermercado. Rápidamente me di la vuelta y miré al local, fuese quien fuese aun estaban allí dentro.
Me deslicé por debajo de la persiana y entonces me encontré con dos siluetas que estaban de pie, enseguida reconocí a Jorge, este tenía a Eva al lado y ella estaba herida. En ese momento sentí una fuerte oleada de rabia e instintivamente levanté el arma apuntándole.
*****
Beltrán había cogido el vehículo, había dejado a la niña sentada a su lado y la había golpeado para que dejara de llorar y gritar, no le convenía que llamara la atención, no de momento.
Conducía a toda velocidad y no tardó en llegar al bunker, una vez dentro metió a la niña en una celda de retención y comenzó a hacer los preparativos que harían que tanto la vacuna como la bomba fueran hasta el. Aun le quedaban fuerzas para dar un poco más de guerra. Encendió todos los monitores y observó una por una todas las cámaras que acababa de encender. Ese plan que se le estaba ocurriendo no podía fallar, ahora tenía algo que le garantizaba su triunfo, tenía a la niña y sabía que su padre haría lo que fuese para recuperarla, incluso ir cargado con la bomba y la vacuna. Luego visualizó la cámara que daba a la celda donde la había metido y a la niña, esta había vuelto en si y correteaba de un lado al otro de la celda dando golpes en los cristales. Cuando Beltrán conectó el micro escuchó como pedía socorro, gritaba, lloraba y llamaba a su padre. Entonces hizo que el micro de la celda se conectara con uno de los altavoces que había por la catedral de la Almudena, entonces Beltrán subió el volumen haciendo así que los gritos, llantos y suplicas de la niña se escucharan por toda la ciudad.
-Eso es, llora y llama a tu padre. Que sepa que te tengo yo y que venga a por ti-
Beltrán volvió a sonreír nuevamente, estaba satisfecho con todo lo que había hecho. Aunque estaba solo no le importaba, no necesitaba a sus hombres para nada, el iba a ganar sin ellos. Al fin y al cabo lo había hecho toda su vida, ser un ganador nato, eso era el.

No hay comentarios:

Publicar un comentario