Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

jueves, 16 de mayo de 2013

Capitulo 196: Llega el Armaggedon, part 2



Día 19 de Julio de 2009
Día 401 del Apocalipsis.

Después de que me contaran todo lo ocurrido caí en un profundo sueño victima del cansancio y de las pastillas para el dolor. Afortunadamente el disparo no era grave y había tenido suerte. En esos momentos estaba amaneciendo. Teníamos que pensar un nuevo plan, el grupo de Beltrán no parecía que fuera a atacar todavía, con lo cual debíamos adelantarnos a ellos. No quería pensar en lo que podía ocurrir si ellos atacaban antes, lo peor de todo es que Eva y Vicky podían llevarse la peor parte.
-Muy bien, este es el plan. Nosotros tenemos lo que Roache y Beltrán tanto quieren, aunque solo Roache sabe que lo tenemos nosotros y es a mí a quien esta esperando. Lo malo es que si Beltrán y los suyos me ven aparecer por allí con la bomba me dispararan, supongo que tendremos que librarnos primero de unos y luego seguir con los otros, es decir, quitarnos de encima a Beltrán y a Jorge los primeros-
-¿Cómo pretendes hacer eso?- preguntó Luci. –Eso precisa dar muchos trotes y digamos que tu no estas para muchos. ¿Qué se supone que vamos a hacer ahora?-
-Tú puedes matarles con sigilo y por la espalda-
-Sabemos que Jorge y sus hombres están repartiéndose por los alrededores, supongo que el ataque quieren iniciarlo desde varios puntos, además, debemos añadir también la situación de Félix y Sole. Esta no es precisamente halagüeña, se encuentran en una barca en medio de aquel lago, tienen la barquita llena de explosivos, supongo que es un cebo para ti. Si uno de nosotros trata de acercarse la harán explotar-
-Es lo más probable. ¿Qué te parece esto?- dijo David señalando el mapa del parque del retiro. –Mientras tu entras por encima, nosotros podemos hacerlo por debajo en lugar de hacerlo por detrás como estaba pensado-
-¿Las alcantarillas?- preguntó Luci.
-Exacto, las alcantarillas- respondió Cesar. –Aunque imagino que estas estarán vigiladas o llenas de trampas. Ya sabéis como es el francés, no dejará ningún cabo suelto-
-Cierto, seguramente tras la captura de Sole y Félix deben imaginarse que estoy planeando algo, puede que incluso se lo hayan contado para que no los mataran, no les culpo- respondí.
-El problema principal es que no somos suficientes, solo somos cuatro personas. ¿Qué pueden hacer cuatro personas contra dos grupos tan numerosos? Tenemos las de perder-
Me quedé un rato pensativo y luego miré a mis compañeros. –Puede que lo logremos de alguna manera, con lo que acabo de pensar podríamos salvar a Eva, Vicky, Sole y Félix, pero es muy arriesgado, demasiado… y no tenemos garantías de éxito-
-Bueno, tu di- dijo David.
-Si Jorge se ha aliado con Beltrán para atacar a Roache, quizás nosotros podamos poner a Roache en sobre aviso de ese ataque y aliarnos con el él tiempo suficiente como para sacar de allí a los nuestros-
-Provocar una guerra para crear confusión ¿Cierto?- preguntó David.
-Así es. Por eso lo de que es arriesgado, pero como no les llevaré la bomba, necesitaré que uno de vosotros se quedé aquí con la bomba mientras los demás formamos la alianza. Uno se perderá la acción ¿Voluntario?-
-Yo- dijo Cesar. –Me quedaré aquí esperando nuevas órdenes-
-Si las cosas salen bien vendremos aquí con los nuestros y luego de aquí a cuatro vientos, quizás necesitemos un vehículo-
-Eso también puedo hacerlo yo- respondió Cesar. –Puedo a ir a buscar un vehículo mientras vosotros os encargáis del franchute-
-Bien, pues lo haremos así. David, Luci y yo accederemos por las alcantarillas y esperemos que vean nuestra bandera blanca.
-Muy bien, supongo que es para evitar ser vistos por los hombres de Beltrán-
-Exacto, procura también que no te vean a ti-
Con el plan ya listo nos pusimos en marcha, bajamos a la calle y comenzamos a movernos, pasamos junto al edificio donde me enfrenté a Lujan. Instintivamente miré a la cornisa donde debía seguir Lujan, pero este había desaparecido. Seguidamente miré por la calle tratando de encontrar su cuerpo reanimado, pero no había ni rastro de el.
-Seguramente esta arrastrándose por algún lado, el ya no es un problema- dijo Luci. –Le di de lleno varias veces-
-Tienes razón. Lujan ya esta fuera de combate.- miré a los demás. –Muy bien, sigamos con lo nuestro-
Cesar se despidió de nosotros, nos deseó buena suerte y se largó a buscar un vehículo lo bastante grande que nos sirviera para escapar cuando tuviéramos la oportunidad. Habíamos dejado la bomba oculta en aquella casa, lo único que llevaba encima era la cura, la cual llevaba oculta en la bota.
*****
Jorge hacía poco que se había enterado del as en la manga de Beltrán. Este había mandado a un grupo de hombres embadurnados con trozos de infectado a atraer a una horda. Así era como pretendían asaltar el parque del retiro, usarían a los infectados para ganar terreno. Así le habían dicho que había sido como habían acabado con los asalta caminos, la verdad es que era un gran plan. Los demás hombres de Beltrán se habían repartido por los edificios de alrededor del parque del retiro, todos esperaban ordenes, unas ordenes que serían dadas cuando la horda apareciera por las calles.
Jorge y Beltrán observaban a Roache y sus hombres desde la terraza, por sus movimientos parecía que se estaban preparando para algo, era como si estuviesen esperando a alguien, pero no podía ser a ellos. ¿Entonces? Fue en ese momento cuando pensó en sus compañeros, quizás ellos también iban hacia allí, fue algo que confirmó cuando vio a Sole y a Félix en la barca y a Eva y a la niña custodiadas por los hombres de Roache.
-¿Qué coño pretendes Juanma?- se preguntó Jorge.
-Parece que están bien preparados ¿No?- preguntó de repente un soldado a espaldas de Jorge, este se dio la vuelta rápidamente.
-Si, eso parece. Aunque no creo que sea por nosotros, es imposible que sepan que estamos aquí. Aunque bueno…¿Quién sabe?-
-Bueno, pronto dará igual porque vamos a arrasarles como hicimos con esos jodidos asalta caminos. Solo se salvó uno, pero no creo que ese nos cause problemas-
-Nunca subestimes a las personas- respondió Jorge.
-No lo hago- dijo el soldado.
Mientras Jorge y el soldado hablaban, el cielo gris seguía descargando una fuerte tormenta. Los truenos eran cada vez más fuertes y la lluvia cada vez más torrencial, Jorge no tenía ni idea de cuando podría empezar el ataque y la consecuente guerra entre bandos, pero sabía que esta no tardaría en comenzar, y una vez comenzara ya no habría vuelta atrás. Las bajas serian muchas en ambos bandos, ni siquiera el estaba convencido de que fuese a sobrevivir, realmente nunca lo había estado, era más, estaba convencido de que iba a morir muy pronto. Quizás así sería mejor, aunque no quería morir antes de redimirse.
Entonces Jorge vio algo que le llamó la atención, Roache parecía muy tranquilo, como si supiera que tenía la batalla ganada antes de que empezara. Había conocido perfectamente a Roache y conocía esa forma de ser, evidentemente estaba esperando algo.
*****
Lujan se había refugiado en el garaje donde había dejado la furgoneta con todo su armamento. El asalta caminos había sobrevivido gracias al chaleco antibalas que llevaba puesto, aun así le habían dado en el cuello y aunque no era una herida muy grave tenía que tratársela. Aquella maldita zorra había aparecido de repente y le había disparado varias veces, tenía la sensación de que no le habían disparado en la cabeza por algún motivo. Aunque eso ya no le importaba, ahora en esos momentos solo quería venganza, una dulce venganza contra todos, contra el grupo de Juanma, contra el de Roache y contra el grupo de Beltrán. Todos eran sus enemigos y todos iban a caer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario