Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

jueves, 16 de mayo de 2013

Capitulo 196: Llega el Armaggedon, part 1



Después de intercambiar varios golpes y generar bastante ruido, Lujan vio como un grupo de  No Muertos comenzaba a acercarse hacia nosotros. Este me propinó una patada en el pecho haciéndome caer de espaldas, rápidamente se dio la vuelta, agarró sus armas y comenzó a correr hacia el interior de un edificio, podría haberme disparado, pero no lo hizo, los infectados habían avanzado demasiado y no le quedaba tiempo para dispararme a mi y huir, supongo que no pensó en que podía dispararme para que los infectados se quedaran entretenidos conmigo. El miedo no lo dejaba pensar con claridad.
Cuando vi cerca a los infectados me puse en pie, agarré rápidamente mis armas y seguí a Lujan hacia el interior del edificio. Nada más cruzar la puerta la cerré y comencé a subir los escalones mientras los infectados llegaban a la puerta y comenzaban a aporrear, aunque eso no me importaba, solo quería pillar a Lujan.
El edificio era oscuro y grande, bastante antiguo, busqué a Lujan y como no lo encontraba comencé a gritar su nombre una y otra vez, no obtuve ninguna respuesta salvo una ráfaga de balas que estuvo apunto de darme.
-¡¡¡Creí que íbamos a solucionar esto como hombres!!! ¿Por qué no tiras las armas y nos vemos las caras de una jodida vez?-
-Quiero verte muerto, me da igual como sea- respondió Lujan desde algún punto de aquel edificio.
En ese momento comencé a sudar por los nervios, esa situación me recordaba demasiado a la situación con Álvaro, cuando murió Lidia. Noté como las manos me temblaban, estaba volviendo a revivirlo todo otra vez. En ese mismo momento sentí el golpe de la puerta de abajo, los infectados estaban dentro, no me quedaba mucho tiempo, salí rápidamente y comencé a correr por el pasillo a toda velocidad con el fusil en alto, de vez en cuando escuchaba a Lujan correr, iba hacia la terraza.
Subí las escaleras que había al final del pasillo, las mismas que me llevaban a la terraza, cuando conseguí subir me vi en un amplio lugar con varios sitios donde esconderse, incluso había lo que parecía una atalaya, rápidamente cerré la puerta de la terraza para impedir el paso de los No Muertos en caso de que llegaran hasta ahí arriba. Seguía sin ver a Lujan por ningún lado.
-¡¡¡¡¡Lujan!!!!!- grité.
Llegué hasta la cornisa y me asomé hacia abajo, había metros de caída, abajo se veía la calle y algunos No Muertos que iban llegando atraídos por los gemidos y gruñidos de los que nos habían seguido. De repente sentí un fuerte envite, caí de lado perdiendo las armas en la caída, cuando traté de cogerlas vi como Lujan me pisaba la mano, agarraba las armas y las lanzaba por encima de la barandilla de la terraza. Luego se agachó y me agarró por las solapas de la camisa acercando su rostro al mío.
-Solo quería cambiar de lugar- Lujan cerró las manos en torno a mi cuello y comenzó  a apretar con todas sus fuerzas mientras sonreía con una mueca de superioridad. –Quería hacer esto desde que te conocí-
Agarré sus muñecas en ese momento y traté de separar sus manos de mi cuello, como no lo lograba le asesté un rodillazo en el estomago. Lujan retrocedió soltándome y cuando lo hizo me lancé contra el, ambos caímos al suelo y comenzamos a rodar por el suelo mientras nos dábamos puñetazos, finalmente me quedé sobre el y comencé a darle puñetazos y a estrellar su cabeza contra el suelo. Lujan se llevó en ese momento la mano a la cintura y sacó su pistola, apuntó hacia mi y disparó.
Logré desviar el tiro en el último momento, de no haberlo hecho me abría dado en la cabeza, sin embargo la bala atravesó mi hombro izquierdo, haciéndome dar un grito de dolor, momento que Lujan aprovechó para quitarme de encima, yo caí de espaldas mientras el se ponía de pie para asestarme una patada en el costado, una tan fuerte que me hizo rodar por el suelo. Luego vinieron una detrás de otra, el dolor empezaba a ser atroz. Trató de volver a dispararme, pero logré coger un trozo de ladrillo que había en el suelo justo a mi lado y lanzárselo a la cara, Lujan retrocedió trastabillando y yo me levanté rápidamente, me lancé contra el y seguí golpeándole una y otra vez. Su sangre comenzó a salpicarme, esta me entró en los ojos y yo perdí visión, Lujan me empujó y di con mi espalda en la barandilla de la terraza. Lujan me dio varios golpes casi que perdí el conocimiento, estaba mareado por los golpes y por la hemorragia de mi hombro, la herida de bala no era muy grande, pero de no ser tratada pronto me iba a pasar factura.
-¿Listo para morir? No lo vas a lograr. Tu y los tuyos sois solo insectos- dijo Lujan apuntándome de nuevo. Este puso el dedo en el gatillo y sonrió. –Adiós-
-¡¡¡¡Eh!!!!-
Un grito nos sorprendió a los dos, yo levanté la cabeza y Lujan se dio la vuelta, justo después Lujan comenzó a recibir varios disparos en el pecho, los cuales lo estaban haciendo retroceder hacia la cornisa, llegó a tocar la barandilla y un ultimo disparo en lo que me pareció que era el cuello lo hizo caer de la terraza, el golpe no tardó en llegar, quizás antes de lo previsto. Cuando levanté la cabeza vi a Luci que se inclinaba sobre mí.
-Creí haberte dicho que te largaras-
-Alégrate de que no te haya hecho ni puto caso- respondió ella ayudándome a levantarme.
Cuando me levanté, ambos nos asomamos por la cornisa y vimos el cuerpo de Lujan a tres metros más abajo, este había caído en un saliente.
-No le disparé en la cabeza por que quiero que reviva, quiero que se joda siendo uno de esos seres-
-Bien pensado- respondí, entonces sentí que me caía y lo hubiese hecho si Luci no me hubiese agarrado.
-Te ha disparado, hay que cerrar esa herida cuanto antes- dijo Luci llevándome a cuestas.
-Por esa puerta hay infectados- dije señalando a la puerta por la que habíamos entrado.
-Tranquilo, saldremos por la que vine. Las cosas ahí están más calmadas- dijo Luci.
Después de eso me desvanecí y no desperté hasta el anochecer. Me desperté tumbado en una cama de lo que parecía una casa, tenía vendas por todo el cuerpo y junto a mi cama estaba Luci sentada.
-¿Qué hora es?- pregunté mirándome el reloj, pero aun lo veía borroso. -¿Cuánto tiempo he dormido?-
-Unas horas, lo bastante como para curarte esa herida del hombro- respondió Luci.
En ese momento se abrió la puerta y aparecieron David y Cesar. No tenía ni idea de cuando habían llegado ni de como nos habían encontrado, me había perdido demasiadas horas, horas en las que podía haber ocurrido cualquier cosa.
-¿Dónde esta Félix?- pregunté. -¿Sigue inconsciente?-
-Félix esta con Roache al igual que Sole. Han pasado varias cosas, te lo contaremos todo, pero ahora tienes que descansar y recuperar fuerzas- dijo David.
-No entiendo nada, quiero que me lo contéis todo, todo lo que sepáis- respondí.
David y Cesar se miraron y comenzaron a contármelo todo con pelos y señales, todo lo que habían visto, la situación de Sole y Félix, el asunto de Jorge y Beltrán, los cuales se habían movilizado para atacar a Roache y los cuales se estaban preparando en los alrededores del parque del retiro para comenzar un ataque a gran escala.
Las cosas se habían complicado terriblemente, la presencia de otros grupos complicaban el rescate de Eva y Vicky. La presencia de estos me obligaba a cambiar mis planes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario