Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

jueves, 25 de abril de 2013

Capitulo 193: Punto de ruptura, part 1



No sabíamos la ventaja que Sole nos llevaba, pero no era mucha, mientras yo iba a recoger la bomba, Luci se preparaba para salir detrás cuanto antes. No podíamos permitir que ella llegase antes que nosotros, eso podía estropearlo todo.
Sole estaba tan obsesionada con la venganza que aprovechando nuestra ausencia había golpeado a Félix por la espalda, había cogido armamento y munición y se había marchado, no sabíamos que dirección había tomado, si había seguido los túneles o si había decidido salir al exterior, lo único que teníamos claro era su destino, se dirigía al parque del retiro donde pretendía matar a Roache. Si ella llegaba antes podían pasar varias cosas, que muriese o que estropeara todo el plan.
Volví al apartamento cargado con la bomba a la espalda, nada más llegar me encontré con Luci.
-¿Esta todo listo?-
-Si- en ese momento miré a los demás. –Luci y yo nos adelantamos para ver si logramos interceptarla. Vosotros será mejor que descanséis y durmáis. No iniciaremos el plan hasta que no nos encontremos con vosotros-
-Vamos, estoy deseando ponerle las manos encima a esa capulla- dijo Luci.
-No le hagas nada- pidió Félix. –Ella no tiene la culpa-
-Te golpea y aun así sigues queriendo protegerla… eres todo un caballero, a la próxima sigue mi consejo y búscate una chica que no tenga vendettas personales con nadie. Te irá mejor chaval-
-De todos modos la culpa la tengo yo. No tuve que haberle permitido venir. Si le pasa algo yo seré el responsable- dije mirándoles a todos.
-¿Eso también cuenta cuando le rompa la cara?- preguntó Luci. –Bueno, salgamos de aquí cagando leches-
Luci y yo salimos del apartamento y bajamos rápidamente las escaleras, pronto salimos al exterior y comenzamos a correr por las calles de la urbanización.
Sole no era tonta y seguramente se había parado a descansar o a esconderse, suponía que no atacaría a Roache abiertamente, ella quería vengarse y no morir, pero si se vengaba antes de que llegáramos, todo el plan se iría al traste. Luci y yo estábamos tan cegados en conseguir alcanzarla que no nos percatamos de que alguien nos había descubierto y que en esos momentos nos observaba.

Lujan estaba en la cocina de una de las casas bebiendo agua cuando vio pasar a dos personas por la calle, se quedó sorprendido cuando vio de quienes se trataba. No pudo evitar esbozar una sonrisa cuando vio también lo que llevaban, no podía tratarse de otra cosa que no fuera la bomba nuclear que tantos codiciaban. Ahora estaba allí, pasando ante sus ojos. Rápidamente corrió hacia el garaje para prepararse y seguirles, salió de la casa y los vio alejarse doblando una esquina. Les iba a seguir hasta donde el pensara que ya había suficiente y luego les quitaría la bomba después de matarles, seguidamente se iría al bunker de Beltrán para desalojarles de allí con una razón de peso, les lanzaría la bomba y luego que fuera lo que dios quisiera, probablemente moriría, pero ya no le importaba, porque se llevaría a todos los demás por delante de un plumazo.
Lujan aceleró el paso, siempre manteniendo las distancias, lo cierto era que podía disparar desde donde estaba y matarlos a los dos, aunque había probabilidades de fallar y entonces todo ser iría al infierno. Mejor los seguía para ver donde se dirigían, no quería hacer las cosas a lo loco. Aunque realmente tenía ganas de apretar el gatillo y cargárselos a los dos, pero se iba a aguantar las ganas.
*****
Félix se levantó de la cama sin que nadie le dijera nada, entonces Cesar lo agarró para que volviera a tumbarse, acababan de coserle la herida de la cabeza y algún movimiento brusco podría hacer que se abriera la herida.
-¿Qué haces? Quédate quieto- dijo Cesar.
-Déjame, tengo que encontrar a Sole- respondió Félix apartando a un lado a Cesar. Justo cuando iba a salir por la puerta se encontró con David. –Déjame pasar-
-Escucha, si quieres ir a buscar a Sole no te lo puedo impedir, pero recupérate un poco antes, no es buena idea pasear por ahí con esa herida, si se te infecta acabaras peor-
-Me importa una mierda, solo quiero encontrar a Sole y llevármela conmigo, quiero que se olvide de esa venganza que quiere tomarse, no logrará nada salvo amargarse la vida- respondió Félix intentando apartar a David, aunque este no cedía.
-Ya han ido Juanma y Luci, nosotros iremos después. ¿No puedes esperar?-
Félix apartó a David de un empujón y seguidamente comenzó a correr por el pasillo del edificio. Salió al exterior y la luz del sol lo desoriento y cegó, tanto que casi se cayó al suelo, comenzó a avanzar por el patio y no tardó en notar como lo agarraban, se giró y se encontró con Cesar.
-No te dejaré ir, quédate aquí. Entiendo lo que sientes, pero así solo lograras matarte. Estas desesperado y herido, no hay nada peor que esa mezcla- le dijo Cesar mientras David también salía del edificio con el arma en alto. Algo que Félix se quedó mirando.
-¿Vas a dispararme?- preguntó Félix.
-Si, si es necesario, ya tenemos bastantes problemas como para que tú lo compliques más. Te aviso que no dudaré en dispararte en un pie-
-Si vas a dispararme, mejor mátame- dijo Félix mirando a David. –De lo contrario déjame marcharme a buscar a mi novia. No dejaré que muera, yo por lo menos cuido de ella como le prometí-
Esa ultima frase sentó tan mal a David que no pudo evitar golpear a Félix con la mano desarmada, cuando Félix cayó al suelo, Cesar se arrodilló junto a el para levantarlo y comprobar que la herida no se le había abierto, luego miró a David.
-Lo has dejado K.O-
-Llevémoslo al interior, esta vez lo atamos a la cama- dijo David cogiendo a Félix por las piernas.
Una vez dentro del apartamento tumbaron a Félix en la cama y le ataron muñecas y tobillos para que no se moviera mientras Cesar volvía a coserle la herida que se le había abierto tras caer al suelo.
-No lo dijo con malicia, lo dijo sin pensar. Esta desesperado-
-Realmente le golpeé pensando en mí, por que es lo que yo merezco, no fui capaz de proteger a Andrea. Ella murió por mi culpa y yo fui demasiado cabezota y estúpido como para no admitirlo y cargar contra Juanma-
-Yo tampoco pude proteger a Alexia- respondió Cesar. –Pero estas cosas pasan, y no siempre podemos hacer algo. También Juanma perdió a Lidia, todos hemos perdido demasiado, pero creo que pronto todo acabara, para bien o para mal, pero todo acabará. Ahora más que nunca estoy viendo el final de todo esto, tengo la corazonada de que pronto estaremos volando en esa avioneta rumbo a esa nueva vida, quizás lejos de todo esto, donde estos seres sean solo un mal recuerdo-
-Espero que tengas razón, esto ya esta acabando conmigo- respondió David.
Ambos se quedaron allí hablando y vigilando a Félix para que este no hiciera ninguna locura cuando despertara, solo les quedaba esperar allí a la recuperación de Félix y luego reunirse con los demás para continuar con el plan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario