Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

jueves, 18 de abril de 2013

Capitulo 192: Expedicion, part 1



Con el Aeródromo a nuestras espaldas, nuestra expedición de búsqueda daba inicio, todos teníamos claro nuestro papel en todo aquello, avanzaríamos ocultos hasta la urbanización El Pizarral, cogería la bomba y luego daría comienzo la segunda parte de nuestro plan, donde mi grupo llegaría hasta un punto donde nos separaríamos para coger a Roache por sorpresa, el francés no se esperaría que aparecieran los demás, o quizás si se lo esperaba y nos estaba esperando para matarnos porque sabía que había faltado a mi parte del trato, pero conociendo a Roache, era obvio que tampoco podría confiar en su palabra. No conocía mucho a Roache, pero cuando Jorge estaba con nosotros en la urbanización me contó cosas sobre el, era obvio que no nos íbamos a poder ir sin luchar.
Los siete que habíamos partido de cuatro vientos avanzábamos por las calles vacías, algo que nos venía bastante bien, entonces llegamos a una boca de metro. Bajamos las escaleras mientras Luci me iba hablando.
-Me conozco bien el camino. ¿Estas seguro que la bomba esta donde nos has dicho y que Beltrán no ha dado con ella?-
-Segurísimo. Tengo total certeza de que no la han encontrado-
Luci asintió y cambió de tema. –Siento no poder haber hecho nada para impedir que se llevaran a Eva y a la niña-
-No pasa nada, quizás haya sido mejor así, si hubieseis intentado algo puede que os hubiesen matado como a Gorka y Daniela. Me alegra que sigáis vivos vosotros- le respondí.
-¿Qué harás para ganarte a Roache? No parece un tipo fácil de engañar. ¿Cómo lo harás preso para que Sole lo mate?-
Me giré levemente para observar a Sole y Félix que iban unos metros por detrás, luego miré a Luci otra vez. –Trataré de que lo tenga con vida, pero no prometo nada, yo también tengo cuentas pendientes con el. Vi como mataban a Zapico en su campamento, el les hizo mucho daño a Toni, Félix y los otros, no es algo que pueda dejar pasar, quizás pierda el control cuando lo tenga delante y lo mate, entonces Sole me odiara por ello-
-Bueno, míralo de este modo, puede que muramos todos, así no creo que tengas que rendirle cuentas a nadie.- Luci me miró en ese momento como esperando que preguntara. –Si hombre, fíjate en nuestra situación. ¿Qué probabilidades tenemos de salir con vida de esto? Probablemente acabemos muertos ¿Crees que me equivoco?-
Yo negué con la cabeza y la miré. –Para nada, hemos tenido muchas situaciones difíciles, pero creo que esta se lleva la palma, apenas tengo esperanzas de que esto salga bien, aunque tengo muy claro que voy a impedir por todos los medios que Eva y Vicky no sufran daños de ningún tipo, no me importa lo que me ocurra a mi-
-Escúchame bien. Decidas lo que decidas yo te apoyaré, para empezar tendré a tiro a Roache desde un punto alto cerca del punto de encuentro. Me lo cargaré a la mínima- dijo Luci.
-¿Vas a ser una francotiradora? Pensé que lo tuyo era la katana y que solo eres mortífera con ella-
-Soy mortífera con cualquier arma que me pongas en las manos- respondió Luci con una sonrisa, segundos después se puso seria y volvió a mirarme. –Ahora en serio, no dejare que os pase nada a ninguno de vosotros, lucharé hasta el final ¿De acuerdo?- Luci me puso la mano en el hombro.
-Gracias- respondí.

Félix y Sole iban los últimos del grupo mientras hablaban. Félix estaba totalmente en contra de que Sole hiciera lo que decía que quería hacer. –No dejaré que te condenes así, la venganza no te devolverá a Miguel y emocionalmente te pasara factura-
-Lo tengo ya decidido. Quiero hacerlo, no me importa condenarme, quiero mirarle a los ojos mientras lo mato- respondió Sole. –Pero se que Juanma no me lo permitirá-
-Porque tiene principios, sabe lo que es matar y que luego los rostros de los que has matado te persigan. ¿Qué sabes de el? ¿Acaso sabes por lo que ha pasado?- preguntó Félix. –Mató al sargento Molano porque amenazó nuestras vidas, esa fue prácticamente la primera vida humana que arrebató, luego también mató a una chica que estuvo con el-
-¿Mató a su novia?- preguntó Sole sorprendida.
-No era su novia, aunque en el fondo creo que si la quería. Ella se llamaba Carol, esta al parecer se encaprichó de el, luego mientras el no estaba se que se acostaba con otros, con Emilio por ejemplo, Juanma se enteró y la mandó a la mierda obviamente. Fue entonces cuando Lidia entró en escena y Carol perdió los papeles, hasta el punto de querer matar a Lidia-
-Es lo que tiene el amor obsesivo- respondió Sole.
-No solo eso, Carol estaba completamente ida y después de lo de Lidia corrió hacia las puertas del parque de bomberos donde nos encontrábamos, tenía intención de permitir la entrada de los infectados y que nos mataran a todos, Juanma la mató en ese momento, le disparó repetidas veces-
-Dios…- murmuró Sole.
-Realmente no ha sido fácil para ninguno de nosotros, el entiende que quieras matar a Roache, y yo también, pero se que luego de algún modo sentirás haberlo hecho y eso te perseguirá siempre, esa es la diferencia entre nosotros y los tipos como Roache, y es que nuestro corazón no esta podrido y todavía somos humanos, que aunque el mundo se haya ido a la mierda no nos ha arrastrado detrás, seguimos siendo humanos-
-Entiendo lo que quieres decir, pero yo ya tomé mi decisión de matar a Roache, asumiendo todas las consecuencias- respondió Sole.
-Muy bien, supongo que entonces solo me queda apoyarte, aun así déjame decirte que te lo pienses bien, no es tan fácil como parece-
Todos seguimos caminado por los túneles de metro, nos quedaba media hora para parar a descansar antes de seguir nuestro camino.
*****
Vanesa seguía trabajando con el motor de la avioneta mientras Sandra le pasaba las herramientas que esta le pedía, estaba haciendo muchos progresos y pronto con suerte tendrían el avión listo para marcharse, sin embargo estaban preocupadas por los demás que se habían marchado, tenían serias dudas a cerca de el éxito de la misión, se habían dado cuenta de que los tipos como Roache eran de todo menos de confianza.
-¿Qué haremos si fallan?- preguntó Sandra.
-No lo se, la verdad. Supongo que si ocurriese un desastre tendríamos que marcharnos de aquí antes de que vinieran a por nosotros- respondió Vanesa.
En ese momento escucharon la voz de Abel, la cual venía del interior del avión donde el grandullón estaba descansando. –Si vienen me encargaré yo de agujerearles la cara, puede que me falte una pierna, pero aun puedo sacarles las entrañas aunque sea a mordiscos-
Las chicas comenzaron a reír y entonces Sandra se dirigió a Vanesa en voz baja. –Ya no nos queda morfina y parece que las heridas de los brazos y la otra pierna tienen gangrena, no creo que salga de esta-
Vanesa miró hacia una de las ventanas y luego miró a Sandra. -¿Ya lo sabe?-
-No, todavía no. He optado por no hacerlo, ahora mismo creo que esta delirando un poco. Supongo que morirá, cuando eso ocurra seré yo quien se encargue de que no se reanime. ¿Te parece bien? Lo digo por que eres su amiga y…-
-Hazlo tu- respondió Vanesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario