Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

jueves, 4 de abril de 2013

Capitulo 190: Cuatro vientos, part 1



Gorka cayó abatido de un disparo en pleno pecho, cuando Vanesa lo miró solo pudo ver un enorme agujero en el pecho de este. De repente aparecieron varios hombres armados apuntando a Vanesa, uno de ellos se acercó y de un golpe la hizo arrodillarse, seguidamente le apuntaron a la cabeza directamente. Vanesa se dio la vuelta para mirar a sus compañeros y los vio rodeados por otro grupo de hombres armados, los cuales les estaban obligando a sus amigos a que dejaran las armas en el suelo. En ese momento la agarraron del pelo y comenzaron a arrastrarla por la pista hasta que la llevaron junto a los demás, una vez allí permanecieron todos en el suelo desarmados mientras los hombres armados no dejaban de apuntarles. En ese momento apareció Roache saliendo de un vehículo que acababa de aparecer.
Sole vio a Roache y no pudo evitar estremecerse, justo después se puso en pie y trató de correr hacia el, pero fue rápidamente interceptada por uno de los soldados, este la golpeó y la derribó, justo cuando iba a volver a golpearle, Félix se puso por medio recibiendo el él impacto.
-Basta, no los matéis- dijo Roache acercándose a Félix y a Sole, cuando estuvo delante de ellos comenzó a hablarles. –El mundo es un pañuelo ¿Verdad? No esperaba volver a veros vivos-
Félix trató de decir algo, pero Roache no se lo permitió. Buscó con la mirada a alguien entre ellos, hasta que su mirada se posó sobre Félix otra vez.
-¿Dónde esta Juanma? Vuestro líder, es el a quien busco-
-No esta aquí- dijo Eva mientras abrazaba a la pequeña. –No sabemos si esta vivo-
-Si que lo esta- la corrigió Roache. –Se por el que estabais aquí- Roache hizo una pausa al ver que todos se miraban entre ellos. -¡¡Oh, no!! No os ha traicionado, el no sabía que lo estábamos escuchando, supimos que estabais aquí gracias a una transmisión que Jorge nos dejó gustosamente, el si que os ha traicionado-
-Mientes- respondió rápidamente Daniela tratando de defender al hombre al que quería.
-Es posible que mienta, no digo que no. Nunca he sido sincero- Roache miró a Sole en esos momentos. -¿Verdad preciosa?-
-¡¡¡Mataste a mi marido pedazo de cabrón!!!- le gritó Sole tratando de levantarse para saltar sobre Roache, pero Félix se lo impedía. Entonces Sole le dio un golpe y esta se lanzó contra Roache, pero el francés la paró de golpe agarrándola del cuello, Félix trató de hacer algo, pero fue derribado por otro soldado de Roache. Todos trataron de hacer algo, pero fueron rápidamente encañonados.
-¿Quieres matarme? ¿Quieres hacerlo?- le decía Roache mientras le apretaba el cuello con una mano. –Siento que no puedas hacerlo, tu no- Roache soltó a Sole y luego la empujó contra Félix que la cogió al vuelo. Entonces Roache siguió hablando. –Aunque os parezca extraño no he venido aquí para mataros, ni siquiera entra en mis planes hacerlo, ni siquiera os veo una amenaza, yo solo podría aplastaros como cucarachas con los ojos vendados, no sois nadie en realidad, pero vuestro líder tiene algo en su poder que me pertenece-
-La bomba y la vacuna- dijo Luci en ese momento. Ella permanecía de rodillas con el cañón de un arma en su nuca.
-Correcto. Eso es lo que quiero, pero no se si las tiene el o vosotros- respondió Roache.
-Nosotros no tenemos nada- respondió Eva sabiendo que eso marcaba la diferencia entre vivir o morir. Al fin y al cabo ese momento no iba a acabar bien.
-¿Quién eres tu? Recuerdo haberte visto antes- dijo Roache acercándose a Eva, seguidamente se agachó para ponerse a su altura, luego el francés reparó en la mirada de la niña y sonrió. –No me mires así pequeña, no soy un hombre malo, solo busco a tu papa-
Eva sintió una punzada en el corazón cuando el francés dijo esas palabras, eso dejaba ver que sabía bastante de ellos.
-¿Cómo sabes tanto sobre nosotros?- preguntó Eva.
-Ya lo dije, Jorge os ha traicionado, se los nombres de todos vosotros- Roache miró en ese momento a Daniela. –Se que tu eres su amada. Me dijo que no te matáramos a ti, pero que con los demás hiciésemos lo que quisiésemos, realmente os mataría a todos ahora mismo, pero os necesito- Roache se puso en pie y comenzó a dar vueltas alrededor del grupo derrotado. –No os voy a matar por el simple hecho de que si lo hago no lograré nada, también esta el hecho de que como he dicho antes, no representáis una amenaza, hay cosas peores, de hecho me importa tres cojones si escapáis o no, por eso no voy a destrozar las avionetas, sois libres de marcharos-
-¿Qué quieres entonces?- preguntó Cesar.
-La bomba y la vacuna- respondió Roache. –Como esta claro que las lleva vuestro líder… es mejor que sigáis vivos, así podremos hacer un intercambio que se verá obligado a aceptar-
En ese momento Roache hizo un gesto con la mano y dos soldados agarraron a la niña. Eva trató de luchar para evitarlo, todos lo intentaron, pero fueron rápidamente reducidos a golpes por los soldados.
Roache agarró a Vicky y la acercó hacia el mientras le sostenía por la barbilla. –Me llevo a la cría. Si vuestro líder quiere recuperar a su hija, deberá traerme la bomba y la vacuna a un lugar que más tarde os diré- Roache le hizo un gesto a uno de sus soldados y este sacó lo que parecía un teléfono. –Eso solo os servirá para comunicaros conmigo, cuando vuestro líder venga aquí que me llame y acordaré con el él lugar del intercambio-
-Dejad a la niña y llevadme a mi en su lugar- dijo Eva poniéndose de pie y caminando hacia Roache. –No le hagáis daño-
Vicky comenzó a revolverse tratando de alcanzar a Eva, pero Roache tiró de ella otra vez. –Nos llevamos a la niña, no te preocupes, ninguno de mis hombres le pondrá las manos encima, estará bien cuidada-
-Llevadme con vosotros entonces, quiero estar con ella- dijo Eva arrodillándose delante de Roache.
-Es increíble, te enfrentas a la posibilidad de morir y aun así quieres venir con nosotros para que la niña no este sola, eres toda una madre. Ojala hubiese tenido una madre como tu, fuerte y valiente- Roache hizo un gesto y dos soldados agarraron a Eva y la levantaron.
Todos los demás trataron de expresar su disconformidad evitando que se llevaran a Eva, pero fueron detenidos inmediatamente. Luci fue golpeada cuando trató de impedir que se llevaran a Eva, Cesar fue golpeado por varios soldados. Roache ordenó que pararan y comenzaron a alejarse hacia los vehículos.
-No los dejaré marchar- dijo en ese momento Daniela sacándose un cuchillo de la bota, seguidamente comenzó a correr en dirección a Roache, pero esta no llegó hasta el, fue derribada antes por uno de los soldados.
Roache se acercó a Daniela y le quitó el cuchillo de las manos. –Si hay algo que no soporto es que se me traicione después de un trato y se trate de apuñalarme por la espalda. Que esto os sirva como ejemplo- Roache acercó el cuchillo al cuello de Daniela mientras esta suplicaba por su vida, pero no le sirvió para nada. Roache deslizo la hoja por el cuello de la joven latina. –Saluda a Jorge de mi parte cuando lo veas en el infierno-
El cuerpo de Daniela cayó hacia delante. Justo después comenzó a formarse un charco de sangre debajo de ella mientras Roache y sus hombres se alejaban con Eva y Vicky como rehenes.
Una vez se habían alejado, los demás miembros del grupo pudieron ponerse de pie, recuperaron las armas que les habían quitado.
-¿Qué hacemos ahora?- preguntó Alicia quitándose las lagrimas de los ojos.
-Lo primero es quemar los cuerpos de Daniela y Gorka antes de que se reanimen- dijo Cesar acercándose al cuerpo de la latina.
-Jorge se quedará destrozado cuando se entere de lo de Daniela- dijo Sole entre lágrimas.
-A la mierda Jorge, ese maldito desgraciado nos ha traicionado…¡¡¡Otra vez!!! Por mi puede pudrirse en el infierno- exclamó Luci haciendo un gesto con las manos. Estaba totalmente furiosa.
No solo los habían derrotado, si no que también los habían traicionado y se habían llevado a dos personas de su grupo.
Vanesa comenzó a hablar en ese momento mientras cargaba con un semi consciente Abel ayudada por David. –Escuchad, las cosas pintan muy feas y tenemos una oportunidad de escapar ahora, no sabemos si Juanma esta vivo… No me malinterpretéis, espero que lo este, pero si esta muerto no podrá hacer nada, esos tipos mataran a Eva y a la niña. Nosotros moriremos si vamos a buscarla, propongo que nos larguemos ahora que aun podemos, tenemos avionetas a nuestra disposición, esta no es una guerra que podamos ganar-
-Dices que no te malinterpretemos… vale, pero nos estas sugiriendo que abandonemos a los demás, lo siento, pero yo no lo hago, prefiero morir a largarme dejando a los demás tirados-
-No, yo tampoco me largo- dijo Abel con un tono débil de voz. –Vamos a reagruparnos y vamos a salvar a la niña y a Eva. Este Juanma vivo o no, pero no me largo de aquí hasta que todo se solucione-
-Muy bien, solo era una sugerencia. Está bien, pero yo mientras voy a ir revisando una por una las avionetas- dijo Vanesa al tiempo que ayudaba a Abel a apoyarse en el suelo junto a unas cajas.
Todos se quedaron allí esperando a que algo cambiara, mantuvieron una conversación sobre que hacer y lo que les deparaba el futuro, algunos pensaban que tenían las horas contadas. Mientras, Cesar prendía fuego a los cuerpos de Daniela y su amigo Gorka.

No hay comentarios:

Publicar un comentario