Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

jueves, 13 de diciembre de 2012

Capitulo 178: Represalias, part 3



Cerca de Madrid…

Lujan seguía explicándoles a sus hombres los planes de ataque que llevarían a cabo contra el grupo. Todos estaban de acuerdo, pero no tardaron en surgir las primeras discrepancias.
-¿Por qué no les atacamos ahora y ya esta? Luego nos hacemos pasar por ellos y se acabó, se supone que no se han visto nunca. Podemos ir ahora hacia donde estén acampados y acabar con todos uno a uno. No es tan difícil- dijo un hombre de los que allí estaban y que en la ausencia de Lujan parecía llevar la voz cantante.
-No. Les atacaremos cuando estén en Madrid, quiero que sufran tocando la salvación con ambas manos y que esta se les esfume delante de sus narices. Se arrepentirán de todo-
-Estas obsesionado con ellos. Creo que has perdido el juicio-
-Tal vez- Lujan sonrió.-Pero aun así lo haremos como os he explicado, les daremos caza en el aeropuerto, por eso nos pondremos en marcha ahora mismo, rodearemos la ciudad y nos esconderemos por allí, ellos imagino que no entraran por medio de la ciudad, hay demasiados caminantes y ellos ya no es que sean muy numerosos. Su líder tratara de correr los menos peligros posibles, además, llevan niños pequeños con ellos, así que la idea de no querer atravesar la ciudad no es ningún sinsentido. Trataran de alcanzar el aeropuerto sin entrar en la ciudad, será entonces cuando les asaltemos-
En ese momento todos escucharon lo que parecía el sonido de un motor. Todos incluido Lujan salieron de su escondite y miraron hacia la autovía. No tardaron en ver lo que parecía un pequeño vehículo con alguien sobre el, se trataba de una chica. Una chica a la que Lujan reconoció enseguida, era sin duda la chica de la katana.
Uno de sus hombres alzó su arma para tratar de dispararle, pero Lujan se lo impidió rápidamente.
-¿Qué haces? ¿Estas loco o que te pasa? Un disparo en esta oscuridad no solo fallaría, si no que atraería a todos los caminantes que haya cerca. Hace un rato pude ver un rebaño enorme que pasaba por aquí, iban hacia allá- dijo Lujan señalando en la dirección que había llegado.- No se hacia donde iban, pero tampoco creo que estén muy lejos, un disparo los traería hacia nosotros. No vale la pena, nos masacrarían-
Los hombres de Lujan volvieron a lo que estaban haciendo mientras Lujan planeaba en su mente más pasos a seguir.
*****
Autovía-42

Increíblemente habíamos dejado atrás a la mayoría de No Muertos. Aunque en los bajos del bulldocer y en la pala delantera aun quedaban restos de infectados. Desde donde estábamos no tardamos en ver el autobús y el Ume, los demás estaban fuera y se quedaron sorprendidos cuando nos vieron llegar con el bulldozer corrieron hacia nosotros, pero nosotros no perdimos tiempo, nos bajamos rápidamente y comenzamos a meterles prisa para que se subieran  a los vehículos.
-No perdáis el tiempo. Ese rebaño esta dando la vuelta- les dije al tiempo que cogía a Vicky en brazos y corría hacia el Ume seguido de cerca por Eva. Mientras corría vi como David subía al autobús y los demás lo miraban con recelo.
Rápidamente nos pusimos en marcha y nos alejamos rápidamente de allí sin perder tiempo, teníamos que evitar que ese rebaño nos alcanzase.
Seguimos la autovía nuevamente dejando atrás a todo el rebaño que ya ni siquiera los veíamos en la lejanía, aunque ellos seguirían caminando hasta que encontraran algo que los hiciese detenerse o encontrasen algo que los hiciese cambiar de dirección. Mientras conducía escuché como el prisionero daba golpes pidiendo explicaciones y que le dejáramos salir, miré a Eva y le pedí que lo hiciera callar. Mientras íbamos por la autovía vimos unos faros que venían hacia nosotros. Eso hizo que detuviéramos los vehículos, cuando el vehículo estuvo cerca comprobamos que se trataba de un kuad. Yo me bajé del vehículo al ver quien era.
-¿Te has perdido?- pregunté con una sonrisa.
-¿Y tu has tenido bronca con Mike Tyson? Tienes la cara hecha un mapa. Lo de la oreja me dio la idea de Tyson- dijo Luci señalando a mi oreja herida por el disparo de Manuel.
Rápidamente nos abrazamos por la alegría de vernos de nuevo y entonces le pregunté por Vanesa, ella me respondió que ella estaba bien y que estaba en el aeropuerto con Silverio y los demás.
-Escucha. Tenemos que salir de aquí, hay un rebaño avanzando hacia aquí, lo hemos dejado atrás hace unos kilómetros. Venga vamos, tengo que contarte más cosas que han ocurrido y hay algo importante que debes saber-
-Tu también- le respondí. Tenía que contarle lo del virus y lo de las muertes de Héctor, Cristina, Andrea y Gálvez.
Recorrimos un largo camino hasta que se hizo de día. Acabábamos de atravesar Parla cuando acababa de amanecer, cuando atravesamos la población caímos en la cuenta de que ya sabíamos de donde había salido todo aquel rebaño. Parla estaba totalmente vacío. Había No Muertos solitarios, pero había como mucho uno o dos por calle.
Una vez fuera de la población decidimos parar para que Luci y yo pudiéramos hablar de todo. Entonces lo primero que hizo fue mostrarme la herida de su mano, todos nos quedamos asombrados, era claramente la marca de un mordisco.
-¿Eso es un mordisco?- pregunté agarrándola de la mano.
-Me mordieron, pero estoy curada, me inyectaron una vacuna y eliminaron el virus de mi organismo por completo, debes saber que ahora todos…-
-Todos tenemos el virus… lo se…- entonces rectifiqué.-Bueno, lo sabemos, nos dimos cuenta cuando vimos revivir a Héctor sin haber sido mordido, pero no entiendo el porque ha pasado así-
-¿Héctor ha muerto?- preguntó Luci volviendo a cubrirse la herida.- Escucha, en Madrid nos espera una cura, hay pocas ampollas ahora, pero cuando salgamos de aquí y lleguemos donde debemos llegar, tendremos que entregárselas para que fabriquen más. Si lo conseguimos podremos sacarnos el virus de dentro. Aunque la vacuna de ahora no nos dará inmunidad. Aun debe ser mejorada-
Todos escuchábamos a Luci con atención, era obvio que ella había llegado de alguna manera a saber mucho más del virus que nosotros. Todos estábamos sorprendidos.
-¿Cómo es posible que sepas tanto?- preguntó Eva mirando fijamente a Luci.
-Por que allí hay tres científicos que habían estado trabajando en un bunker del gobierno para encontrar una cura. La encontraron, pero no es más que una vacuna de prueba. Aunque funciona, de no ser por ella estaría muerta. Como ya dije no me ha hecho inmune, si volvieran a morderme estaría completamente jodida. Pero lo importante de todo esto es que debéis saber una cosa más. Los que estamos allí hemos quedado muy expuestos cuando fueron a rescatar a…- Luci se cortó y me lanzó una rápidamente.-Bueno, el caso es que quedamos muy expuestos y eso nos delató. Otros grupos podrían venir a por nosotros y eso tiene acojonado a Silverio, se quiere marchar de Madrid y lo hará dentro de unas horas. Había puesto un limite de veinticuatro horas y ya han pasado varias desde entonces, el plazo se esta acabando y no tenemos tiempo que perder. Debemos irnos ya-
-Te cortaste cundo mencionaste que rescatasteis a alguien. ¿Quién fue a quien rescatasteis?- pregunté.
Luci me miró y se negó a hablar, pero yo seguí insistiendo, me había ocultado algo y necesitaba saber que era. No quería quedarme así.
-Luci, dime ahora mismo que ocurre- comencé a decirle mientras la agarraba de los brazos. -¿Qué me estas ocultando?-
Luci nos miró a todos uno por uno hasta que volvió a mirarme a mi finalmente.-Esto no te va a gustar. Allí hay alguien que tú y yo conocemos. Se trata de Jorge. El esta allí también, pero…-
No terminé de escuchar a Luci, me puse en pie y caminé hacia el Ume con decisión. Nada más escuchar el nombre de Jorge, el recuerdo de su traición me vino a la cabeza y entonces decidí que era hora de hacer lo que llevaba tiempo pensando desde que me enteré de su traición. Iba a matarle.
No tardé en plantarme delante de los demás.-Vamos a seguir nuestro camino todos juntos. Llegaremos a Madrid, ya estamos cerca. Cuando lleguemos me cargare a Jorge para hacerle pagar lo que hizo, una traición es una traición y yo a el se la hare pagar-
-Juanma, el no…- replicó Luci tratando de detenerme y hacerme entrar en razón.- El no nos traicionó realmente, yo tenía mis dudas, pero sus acciones me han llevado a confiar en el otra vez-
-Podría estar engañándoos. Cuando llegue allí le matare y será mejor que nadie lo impida-

No hay comentarios:

Publicar un comentario