Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

jueves, 22 de noviembre de 2012

Capitulo 175: Asediados, part 4



Madrid…

Las verjas comenzaban a ceder y Jorge había comenzado a retroceder. Ya no había nada que detuviera el avance de los infectados, estos estaban obsesionados con entrar en el interior de la tienda. Los chicos latinos comenzaron a retroceder hacia la trastienda donde estarían seguros según su parecer, aunque Jorge sabía que eso no detendría a los No Muertos. Jorge también pretendió seguirles, eso les serviría para al menos retrasar lo inevitable, pero estos le cerraron la puerta en las narices.
-¡¡¡Abrid la condenada puerta!!! ¡¡¡Cabrones!!!- les gritó Jorge mientras daba golpes en la puerta. Lo único que recibió fueron las mofas de estos. Lo habían condenado a morir.
Justo en ese momento las verjas terminaron de ceder y los No Muertos comenzaron a invadir el local, entraban rápidamente y Jorge no tenía nada con que defenderse, ni siquiera una bala con la que quitarse la vida por la vía rápida. Uno de los infectados se lanzó sobre el y Jorge comenzó a darle golpes mientras retrocedía poniendo estantes por delante, aunque eso solo los retrasaría un poco. La puerta principal también cedió y los muertos comenzaron a llenar el local. Jorge se libró de un par más y logró encaramarse a una estantería que había detrás del mostrador, sobre la que acabo tumbándose en uno de los estantes más altos mientras un metro más abajo los muertos alzaban los brazos tratando de agarrarle. Seguía vivo, pero no sabía por cuanto tiempo, esa estantería acabaría cediendo también y el acabaría cayendo sobre los No Muertos que lo esperaban ansiosos. No llevaba mucho tiempo allí subido cuando vio que la puerta tras la que se habían refugiado Asdrúbal y Arístides, cedía y los muertos entraban en tromba, escuchó un par de disparos justo antes de escuchar los gritos de dolor de aquellos dos desgraciados.
-Tendríais que haber reservado las balas para vosotros. Gilipollas- pensó Jorge.
Los dos chicos habían muerto, no había duda de ello, al menos se había librado de ellos, aunque no pudo evitar sentir cierta lastima por ellos. Aunque ellos se lo habían buscado. Con los chicos muertos y probablemente despedazados salvajemente por aquellos seres, los que esperaban en el aeropuerto estarían a salvo de ataques, al menos por el momento.
La tienda se había llenado y Jorge vio que ya no había salvación para el. Había tantos infectados allí dentro que ni siquiera podía ver las baldosas del piso. Jorge vio en esos momentos pasar toda su vida por delante de sus ojos, iba a morir. En algunos momentos pensó en dejarse caer sobre los infectados, cerrar los ojos y desear que aquello pasase rápido.
-Muy bien, muy bien. Al final lo vais a conseguir. Aquí me tenéis- decía Jorge mientras se acercaba al borde con intención de dejarse caer.
Fue entonces como si por arte de magia ocurriera, Jorge escuchó el sonido de las aspas de un helicóptero, el cual enmudecía los gruñidos y gemidos de toda aquella horda. Por unos momentos pensó que eran imaginaciones suyas, pero entonces una voz femenina se dejó escuchar por megafonía. Era Daniela, no había ninguna duda.

Silverio finalmente había decidido arriesgarse, se había puesto a los mandos del helicóptero y emprendió el rescate de Jorge. Acompañado de Daniela y Bianca puso rumbo a la gasolinera con la esperanza de encontrar a Jorge con vida. Cuando llegaron y comenzaron a sobrevolar el lugar, a Silverio casi se le para el corazón al ver la cantidad de infectados que habían tomado la calle, vio también como entraban en el interior de la tienda, era imposible que Jorge hubiese sobrevivido a eso. Había miles de infectados que habían acudido de toda la ciudad, Silverio estuvo apunto de abandonar, pero entonces Daniela cogió el micro y comenzó a llamar a Jorge. Trató de impedírselo, pero Bianca no le permitió quitarle el micro. Daniela seguía llamando a Jorge, pero este no respondía a ninguna de las llamadas. A cada minuto que pasaba estaban más expuestos a los ojos de indeseables. Daniela aun así, pese a las advertencias de Silverio, siguió llamando a Jorge.

Jorge deseaba responder a las llamadas de Daniela, pero no había manera. Lo único que se le ocurrió fue un suicidio. El helicóptero estaba dando vueltas por encima de el. Así que decidió jugársela, sabía que  los No Muertos tenían mala coordinación, podía aprovecharse de ello. Justamente en ese momento se lanzó sobre los infectados, cayó con todo el peso y derribo a algunos, el tocó el piso y comenzó a arrastrarse entre los pies de los muertos, algunos trataban de agacharse para agarrarle, pero el ansia de todos era una ventaja para Jorge. Los muertos se empujaban los unos a los otros.
Por fin llegó hasta la puerta, fue entonces cuando notó un dolor en la pierna y en la cintura, se dio rápidamente la vuelta y vio como un hombre de poblada barba negra le había clavado los dientes en la cintura. Jorge apretó los dientes con rabia y golpeó al infectado, aun así no se dejó vencer por ello, rápidamente pensó que no todo estaba perdido, tenían la cura. Nada más tocar el asfalto del exterior se puso en pie y comenzó a correr entre los infectados dando codazos, patadas y puñetazos a diestro y siniestro, notó otro mordisco en el brazo, pero logró librase de agarres mortales. Cuando salió de debajo del techo de la gasolinera y quedó al descubierto pudo ver el helicóptero. Rápidamente vio en la calle un puesto de cupones y corrió hacia el mientras apartaba a los infectados a golpes, se subió de un salto pese al dolor de sus heridas y cuando estuvo arriba comenzó a hacer aspa vientos.
-¡¡¡Aquí!!! ¡¡¡Aquí!!!-

Daniela vio a Jorge surgir de entre los muertos y le dijo a Silverio que diera la vuelta. Silverio no podía aterrizar ni acercarse tanto al edificio.
-No puedo acercarme, tendrás que tirarle la escalerilla- dijo Silverio mientras viraba el helicóptero para posicionarse lo más cerca posible de Jorge.
Daniela se apresuró a dejar caer la escalerilla y esta se quedó colgando a unos metros de donde estaba Jorge. Este solo tenía una opción, la de saltar.
-¡¡¡Salta!!!- le gritó Daniela.
Jorge no se lo pensó más y se lanzó hacia la escalera. Cuando la alcanzó se agarró con fuerza y entonces Silverio comenzó a elevarse más para alejarse de allí mientras Jorge seguía agarrado.
El helicóptero comenzó a alejarse sobrevolando la calle mientras los infectados trataban inútilmente de seguirle. Jorge había sobrevivido, aunque le habían mordido. Su única esperanza era la vacuna que le esperaba en el aeropuerto. Lo había conseguido.
*****
Roache había visto el helicóptero, sin duda era el mismo que usaban en el bunker, pero este no iba al bunker, se dirigía al aeropuerto. No entendía que estaba pasando, pero quería ese helicóptero para el. Estaba decidido a lanzarles la bomba a los del bunker, ya no quería la cura, solo quería hacérselo pagar caro por todo lo anterior, les lanzaría la bomba desde el helicóptero y abandonaría España. Quizás se retiraría a alguna playa desierta donde viviría sus últimos días olvidándose de todo lo que había pasado. Un lugar donde no volviese a ver ningún otro infectado. En ese momento comenzó a idear el plan de ataque, no iba a atacar directamente, pero atacaría en unas cuarenta y ocho horas. Justo lo mismo que tardaría en abandonar España. Todo iba a salir bien, lo que más lamentaba era no poder ver la gran seta de fuego con tranquilidad, pero daba igual, lo que más deseaba ya lo tenía. Aunque no eran muchas dosis. Tenía la cura.

1 comentario:

  1. Hola!
    Vengo para decirte que he elegido a tu blog como uno de mis favoritos, y para anunciarte que tienes el premio en mi blog:
    http://rabbit-z.blogspot.com/2012/11/premio-liebster-award.html

    No te sientas en la obligación de acatar las reglas que se anuncian para recoger el premio. Hacer eso me da la sensación de estar haciendo SPAM y no me gusta. Así que eres libre de cogerlo o no :)
    Saludos!!

    ResponderEliminar