Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 26 de octubre de 2012

Capitulo 171: Identidad, part 1



Los demás fueron llegando hasta los vehículos, los que habían asaltado los vehículos no habían caído en el doble fondo del portamaletas del autobús, por eso no se habían llevado las armas que se habían quedado allí. Cuando los demás llegaron les expliqué lo que ocurría y algunos no tardaron en ponerse nerviosos. La vida de Alicia y de los niños estaba en juego. Era evidente que no tardaríamos en recibir noticias de Arturo y así fue, el walkie no tardó en emitir un sonido y entonces escuché la voz de Arturo que me llamaba, me apresuré rápidamente a cogerlo y me lo puse cerca de la boca.
-Aquí estoy, dime- dije mientras los demás permanecían atentos a lo que hablaba con Arturo.
-Veras… nos llevamos a la chica y a los críos para intercambiarlos por vuestras armas y comida. No me malinterpretes…tenemos armas de sobras, pero necesitaremos más si queremos salir victoriosos de la inminente guerra que se avecina. Lo que quiero que hagas es lo siguiente, quiero que vengas hasta aquí con todas las armas, no me importa si vienes solo o acompañado, pero ven. Aquí haremos el intercambio-
No sabía si se podía confiar en la palabra de ese hombre, así que le pedí que me demostrara que Alicia y los niños seguían vivos. Este tardó un rato en contestar, luego escuché la voz de Alicia.
-Juanma, estamos bien, no nos han hecho daño, no es lo que quieren. Solo quieren las armas y nos dejaran en paz-
-¿Vicky y Cristian están bien?- pregunté.
Alicia respondió- Si, están bien. Están aquí, de momento nos están tratando bien-
En ese momento Arturo volvió a coger el walkie y se dirigió a mi-Bien ya sabes que viven, si quieres que sigan así haz lo que te dije. Se como son estas cosas e imagino que necesitaras pensártelo, así que te doy hasta el anochecer para venir hasta aquí, te estaré esperando en el colegio de Yeles, no estamos muy lejos de vuestra posición, de ti depende todo-
La comunicación se cortó y todos nos quedamos en silencio hasta que comenzamos a hablar para concretar nuestro siguiente paso, era evidente que no íbamos a abandonar a Alicia ni a los niños, pero debíamos idear un plan por si las cosas se torcían. Lo más probable era que acabáramos a tiros. Ellos nos pedían las armas, por lo tanto creían que las armas que teníamos eran las que llevábamos encima con nosotros, en parte era una ventaja.
-Bien, nos están esperando, creen que las únicas armas que llevamos son las que llevábamos encima en todo momento y que estaban en el Ume. Esas son las únicas que Arturo ha visto, para nada se espera que tengamos más, el principal problema vendría con la comida. Estos ya saben la cantidad de la que disponemos porque Arturo la vio, al igual que el numero de personas que somos, un ataque por sorpresa no serviría por que Arturo enseguida se daría cuenta de que falta gente-
-En estos momentos faltan Luci y Vanesa, pero ellas están rumbo a Madrid. Joder… ¡¡¡Esto no habría pasado si no hubieses acogido a Arturo y los otros dos!!! Tendrías que haberlo matado cuando pudiste en el campamento, lo tenías que haber hecho- replicó David mirándome.-Estas cosas se te van de las manos, y la gente esta empezando a perder la fe en ti, alguien tiene que decírtelo-
-¿Y por que no lo mataste tu?- preguntó Eva.-Lo digo porque parece ser que porque Juanma sea el líder, tiene que cargar también con las decisiones de otros. Por lo tanto… solo haremos las cosas si el lo dice, ¿No?, pues para nada, aunque el sea el líder los demás tenemos también decisión propia, así que tu u otro podría haber matado a Arturo si lo consideraba una amenaza, pero supongo que es más bonito que otro se manche las manos antes que tu-
-Déjalo Eva, no es momento de discutir sobre esto- le dije mirándola.
-Estoy harta de que tengas que ser tu y siempre tu quien tenga que hacerlo todo y luego todavía se quejen. Nos estas manteniendo con vida después de todo-
-Tiene razón, tendría que haber matado a aquel tipo cuando tuve la ocasión, nos habríamos librado de la mayoría de problemas si no llega a ser por eso. A saber que otras intenciones tienen, es un grupo bastante grande según lo que cuentan David y Andrea, son muchos más que nosotros- miré a Eva y al resto.
-No podemos arriesgarnos así, quizás quieran matarnos a todos después de que les demos las armas, entiendo lo que sentís, pero aunque suene insensible… creo que deberíamos pasar de tratos con esa gentuza- dijo Héctor.
-¿De que coño hablas? ¿Quieres dejar tirados a tres miembros del grupo? Ya no es solo Alicia, son también un bebé que apenas ha empezado a vivir y una niña que aun no ha vivido suficiente. Tenemos que salvarles- dijo Abel avanzando hasta Héctor con intención de pegarle, pero Gálvez lo paró.
-Yo no los quiero dejar tirados-dijo Almudena entrando en la conversación.-Puede que este sea un mundo sin futuro ni esperanzas, pero no podemos hacer esto, no podemos abandonarlos a su suerte, somos un grupo unido-
-Lo más correcto seria que yo fuera solo y los demás os mantuviereis al margen. No tenéis el porque veros metidos en esto. Les llevare las armas y volveré con Alicia y los niños- dije finalmente.
-Sabes que te mataran- respondió Almudena.-Deberíamos ir todos, si vas tu solo podrían pensar que el resto queremos atacarles por sorpresa, lo que no sería nada bueno- Almudena se puso de pie y nos miró a todos.-Aunque sea una locura, deberíamos ir todos, pero eso si, armados para una más que posible confrontación con esa gente-
-Yo paso de dejarlos tirados, iré allí pase lo que pase- dijo Gorka
Todos estaban de acuerdo en ir, aunque Héctor seguía mostrándose inseguro. Como quería que los demás se prepararan, decidí esperar hasta el anochecer para ponernos en marcha hacia el punto de encuentro. Antes había hecho la llamada a Arturo para que conociera de ante mano lo que íbamos a hacer, no quería que sospechara nada raro. Mi objetivo era no tener un enfrentamiento que pudiera resultar fatal para nosotros.
*****
Madrid…

Jorge había estado planeando que hacer con lo de sacar de allí a los infectados y por fin había dado con la solución, lo cual seria bastante peligroso debido a que tendría que usar un vehículo y luego dejarlo abandonado para volver al aeropuerto de barajas. Jorge había encontrado un pequeño autobús de transporte que se usaba para transportar a los pasajeros de los aviones hacia la terminal en algunas ocasiones. Jorge usaría ese vehículo para salir del aeropuerto y atraer detrás de el a los infectados. Aunque tenía por seguro que no todos los infectados lo seguirían, muchos se quedarían pegados a la valla y de esos se ocuparían los demás.
-¿Estas seguro que quieres hacer esto?- preguntó Hanzo.
-No nos queda más remedio que hacerlo, hay que alejarlos de esa valla o acabaran echándola abajo- dijo Jorge mirando a su compañero.
-Pero aunque alejes a esos, llegaran más- respondió Hanzo.
-No si nos mantenemos ocultos durante días, son totalmente estúpidos esos seres. Una vez aleje a esos, no sabrán como volver- dijo Jorge.
Poco después cogió el arma y se preparó para llevar a cabo su plan, se subió al pequeño autobús, pisó el acelerador y se encamino hacia la valla. Cuando llegó a ella vio que la puerta necesitaba que la abriera, lo cual podría ser un problema, ya que podrían colarse los infectados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario