Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

jueves, 4 de octubre de 2012

Capitulo 168: Malas intenciones, part 4



Afueras de Valencia…

Para llegar al Ume tuve que esquivar a los No Muertos que avanzaban hacia el campamento, cuando los vi, informé rápidamente a los demás para que se marcharan rápidamente de donde estaban. Les pedí que me esperaran lejos del lugar, yo llegaría enseguida. Cuando llegué vi el cadáver al lado y me temí lo peor, pero cuando me asomé vi a la pequeña que enseguida abrió la puerta para lanzarse a mis brazos. Luego la acaricie a la vez que la besaba en la frente. Necesitaba comprobar que estaba bien, física y emocionalmente, me podía imaginar sin ninguna duda que había tenido que disparar al infectado ella misma.
-¿Estas bien?- pregunté abrazándola muy fuerte.
La pequeña asintió con la cabeza y yo volví a abrazarla. Entonces me dio el arma y entonces me centré en comprobar si el bebé estaba bien, cuando vi que ambos estaban bien me subí al Ume y comencé a conducir, pasé de largo a los No Muertos que ya habían llegado al campamento, mientras pasaba los observé rápidamente y vi que habían congregado alrededor de las llamas y otros andaban dándose un festín con los restos de los hombres que habíamos matado. Ni siquiera sentí nada de pena por ellos, entonces recibí una llamada. Cuando cogí el walkie supe que era Eva.
-¿Dónde estáis?- pregunté, esperando que me respondiera.-Voy de camino y los niños están bien-
Eva me contestó que estaban en la playa de la Patacona, cerca de donde habíamos ido a buscar a Tristán. Era momento de reunirme con los demás y seguir con nuestro camino. Todavía nos quedaba muchísimo camino por delante y para mí ya estábamos tardando demasiado en llegar.
Cuando llegué a la playa los encontré cerca de la orilla y nada más vernos llegar vinieron todos a recibirme. Alicia cogió en brazos al bebé y Eva corrió a abrazar a Vicky.
-¿Qué hacemos ahora?- preguntó Eva mirándome. Enseguida supe que esperaba que le dijese algo sobre Arturo, este permanecía apoyado en el furgón con los brazos cruzados y no dejaba de mirarme.
-Descansaremos aquí un poco y nos pondremos en marcha hasta Madrid- le dije a Eva.
-¿Y no piensas hacer nada respecto a lo de Arturo?- preguntó Eva.
-Luego a la hora de comer lo hablamos. No te preocupes-
Nos quedamos allí un rato y unas horas después comenzamos a comer, mientras los demás comían me llevé a Eva a un lugar apartado para hablar en privado. Esta me miraba esperando que comenzase a hablar.
-¿Y bien? ¿Qué ocurre?-
-Arturo mató a Tristán a sangre fría una vez se había solucionado todo. Yo tampoco me fio de el, pero su historia parece encajar… además, hablé con Silverio aquella vez cuando el me sugirió probarlo… bueno, creo que era Silverio-
-Entonces…¿Por qué no lo mandamos a tomar viento fresco? No lo entiendo, además, Ulises fue quien llamó a esos asalta caminos, le pillé hablando con alguien y hubo un momento que no parecía importarle que le hubiese descubierto. Aquí hay más de lo que cuentan-
-Lo investigare por mi cuenta, no te preocupes. De momento quiero que tu y los demás mantengáis la misma relación con el, quiero que piense que todo va normal. No quiero que piense que se sospecha de el, es importante que se crea que confiamos en el. Ya le sacaré yo la información necesaria-
-¿Y que haremos si trata de matarnos? El y Ulises tenían algo que ver con esos tipos, estoy completamente segura de ello. Yo no se si tienen algo que ver con Silverio, pero desde luego no me fio nada de el-
-Déjame eso a mi, sea lo que sea se lo acabare sacando- dije mirando al grupo.-Supongo que nadie sabe nada de esto. ¿No?-
-No lo se, no recuerdo si lo dije o no antes de que llegaran. Ya que fueron casi eventos seguidos, si lo dije, no se si alguien me escuchó. El caso es que esto es lo que hay- dijo Eva.-Pero de todos modos debemos callarnos, si decides hacerlo así, hazlo-
Yo asentí con la cabeza y me la quedé mirando, esta se sonrojó y se apartó el pelo a un lado.-¿Qué ocurre? ¿Me ha salido algo en la cara?-
Yo sonreí y negué con la cabeza mientras le ponía una mano en el hombro.-Me alegra que estés bien, tengo suerte de tenerte a mi lado. No se que haría si no estuvieses aquí. Si a mi me pasara algo…-
-Espera…¿Cómo que si a ti te pasara algo?...-
-Déjame acabar, si a mi me pasara algo, quiero que cuides de Vicky. Ella confía mucho en ti y se que te hará caso en todo lo que le digas-
-Cuando la he visto, creo que la noté diferente. No se, la noto rara- dijo Eva mientras miraba a la niña jugar con el perro.
-Nadie más lo sabe, pero cuando estábamos en aquella azotea de los apartamentos, cuando Arturo mató a Tristán. Yo entré en un estado de furia y ataqué a Arturo. El y yo comenzamos a pelear y el logró apuntarme con el arma-
-Dios mio…- Eva me puso las manos en las mejillas.-Pero…¿Estas bien?-
-Si…yo si, pero esa niña apuntó a Arturo a la cabeza. Por unos momentos pensé que le iba a disparar. Esta claro que en su momento le dije que eso tenía que hacerlo si yo me convertía en un No Muerto, pero nunca le dije que lo hiciera con una persona viva-
-Quería protegerte- respondió Eva.-Supongo que es lo más normal, eres su padre-
-La pistola no le temblaba en las manos, su pulso era firme, por eso lo de que me preocupe. También vi que se había cargado a un infectado. Me temo que se esta volviendo muy fría, este mundo la esta cambiando-
-Este mundo nos esta cambiando a todos. Para bien o para mal, pero nos somos los mismos que antes de que esto empezara- dijo Eva abrazándose a mi.-Entiendo tu preocupación-
-No quiero que mi hija se convierta en una desalmada. Solo tiene nueve años y ya ha tenido que matar a uno de ellos y estuvo apunto de matar a una persona viva- en ese momento hice un gesto con la cabeza para que Eva mirara a Vicky.-Esta como si nada…y la primera vez que yo maté a uno de ellos… ese sentimiento de culpa casi acaba conmigo-
-Al ser una niña lo esta asimilando mejor- dijo Eva.-Pero no esta sola porque te tiene a ti para cuidar de ella. Cuidas de todos-
Ambos acabamos la conversación y decidimos volver con los demás. Cuando llegamos, todos levantaron la cabeza para vernos mejor. Estaban expectantes ante lo que les queríamos decir, no tardaríamos en marcharnos de allí. Arturo me miraba como si supiera algo, si no fuera porque no le quitaba ojo de encima, juraría que nos habría estado escuchando, su mirada delataba que se imaginaba algo.
-¿Cuándo nos vamos?- preguntó en ese momento Arturo.
-Tan pronto como acabemos de comer. Solo pararemos para comer y dormir desde ahora. La distribución será diferente desde ahora, ya que perdimos el furgón durante el ataque de aquellos asalta caminos. Así que las armas las llevaremos Eva y yo en el Ume. Todos los demás iréis en el autobús y Luci seguirá en el kuad-
Después de darles una charla nos pusimos en marcha de nuevo. Las cosas habían salido bien después de todo. Sin embargo iba a vigilar a Arturo bien, aunque tuviera que convertirme en su sombra. Aunque su historia de que conocía a Silverio encajaba, no acababa de fiarme, había cosas demasiado raras en su comportamiento y en el hecho de que había matado a Tristán después de que yo hubiera logrado convencer a este. En esos momentos comencé a idear un plan con el que sacarle la verdad a Arturo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario