Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 22 de junio de 2012

Capitulo 157: Monstruo, part 4


Llevábamos horas caminando y todavía no habíamos llegado ni a la mitad del camino a Alcoy, era evidente que ir a pie no es lo mismo que ir en vehículo. Íbamos a un paso normal, aun tardaríamos horas en llegar y la noche ya estaba encima de nosotros. Tendríamos que para a descansar de un momento a otro, yo iba a la cabeza y ya empezaba a sentirme mal, necesitaba tomarme la medicación. Tristán se acercó a mí para inspeccionarme la herida, lo que hizo que me detuviera.
-No tenemos tiempo que perder- dije apartándome de Tristán.
-No me jodas, te tienes que parar, ¿Te sientes mal verdad? Si no te tomas el antibiótico acabaras desmallándote, tómatelo y no seas idiota-
Aunque en un principio me negué, acabe parándome a descansar junto a todos los demás, me tomé el antibiótico y acabé quedándome dormido finalmente debajo de un árbol. Al día siguiente seguiríamos nuestro camino y con suerte llegaríamos a Alcoy.
*****
El grupo de Beltrán había vuelto al helicóptero después de no encontrar a ninguno de los que andaban persiguiendo. Silverio se lo notó nada mas verlo, estaba furioso, tanto que la vena de la frente estaba apunto de estallarle.
-Levanta el vuelo- ordenó Beltrán.
Silverio hizo lo que el capitán ordenaba y se marchó de aquella terraza, se alegraba profundamente de que ese mal nacido no hubiese conseguido su objetivo, tenía que reprimir la sonrisa.

Jorge vio alejarse al helicóptero desde su escondite, se fijó en la dirección que se marchaban, era obvio que se dirigían directos al lugar del que Marcus le había hablado, tarde o temprano tendría que salir y averiguar de que iban esos del gobierno y hasta que punto representaban una amenaza. Jorge volvió al interior del túnel y se encontró con Marcus.
-El helicóptero se ha alejado, estamos a salvo por el momento. Bien, si quieres hacer algo es el momento de actuar, pero si quieres hacerlo necesitamos a Hanzo-
Marcus no tuvo más remedio que aceptar. No le gustaba el japonés, para nada confiaba en el, y se la tenía realmente jurada por matar a Wilson. Aquello había sido un accidente, pero eso no lo disculpaba de su acción. Marcus se tomaría la venganza en cuanto tuviera ocasión.

Un rato después los tres se prepararon, Jorge le pasó a un fusil y cargadores a Marcus.-Espero que sepas usarlo, porque ya que vamos a la guerra, mejor ir preparados-
-Si que se. No seria la primera vez que uso un arma-
Jorge se lo quedó mirando y Marcus respondió.-No tiene nada que ver con ser latino, que conste-
-No dije nada…- respondió Jorge con una sonrisa.
Al rato los tres salieron de su escondite y se adentraron en el interior de los edificios, la noche sería su aliado en esos momentos.
*****
Félix se despertó en mitad de la noche en la celda que compartía con Sole. La buscó en la cama pero no la encontró. Sin embargo la escuchaba llorar, Félix salió a la pasarela y la recorrió siguiendo el llanto, mientras caminaba se cruzó con Gálvez.
-¿Es tu chica quien llora?-
-Si, vuelve a la cama, ya me ocupo yo- respondió Félix.
Félix bajó las escaleras y llegó hasta el baño, allí estaba sentada Sole en un rincón, estaba abrazada a sus rodillas y tenía la cabeza entre los brazos, estaba llorando amargamente.
-¿Sole?- preguntó Félix a medida que se acercaba y se sentaba a su lado.
-¿Te he despertado? La culpa es mía por llorar así en medio de tanto silencio-
-No has sido tu… son las malditas paredes de este lugar… son de papel- respondió Félix con una sonrisa.
Entonces Sole también sonrió.-No se como lo haces para hacerme sonreír siempre. De verdad, gracias…-
-No hay de que, pero…¿ por que estas así?-
-Es esto, no me acostumbro. Aquí hay mucha gente muriendo, gente que sale a hacer misiones…¿Qué hago yo?... Quise matar a Roache y ni siquiera lo encontré. Me siento una inútil-
-No eres ninguna inútil, no pienses en eso. Todos los que estamos aquí no te echamos nada en cara, no todos son igual de valientes. Salir ahí fuera a jugarte la vida no te hace más valiente, no te hace tener más valor para el grupo- Félix le acarició el cabello a Sole.-Si quieres y te hace sentirte mejor. Vendrás conmigo en la siguiente incursión, solo si me prometes que no te alejaras de mí-
-Gracias… ¿Cuándo saldremos?- preguntó Sole limpiándose las lagrimas.
-Mañana al amanecer. Según Gálvez y Eva, rodearemos Alcoy. Sandra dice que no pueden haberse ido demasiado lejos. Es algo sencillo, Sandra nos ha contado también que ella y Toni marcaron una casa que tiene bastantes provisiones, así que la tendremos en cuenta-
-Aun no me has contado como murió Natacha- dijo en ese momento Sole.
-No es algo que quiera recordar. Fue muy duro para mi- respondió Félix, justo después comenzó a contarle todo lo ocurrido con detalles. Mientras se lo contaba, Félix no pudo contener las lágrimas. Volvía a sentir la misma impotencia que había sentido en aquellos momentos. Cuando terminó ambos se abrazaron y acabaron quedándose dormidos.
*****
Cristina había logrado llevar a Dennis a cuestas hacia el interior del bosque. Ambos se habían quedado a la orilla de un riachuelo. Dennis hacia rato que no se movía y Cristina no sabía si estaba vivo o muerto, al menos había logrado taponar las heridas del cuello y del hombro. También se había vendado el pie, lo malo era que no tenían material para curarse, tampoco podían ponerse en marcha de nuevo a la prisión porque se había dado cuenta de que Dennis, si no estaba muerto ya, no llegaría muy lejos. Cristina comenzó a tocarle el pecho a Dennis, el cual se movía lentamente y los latidos del corazón tenían un latido normal, luego le tocó la frente y notó que la tenía muy caliente, estaba ardiendo.
-Dios…¿Qué puedo hacer?- se preguntó Cristina.
Entonces se rasgó lo que le quedaba de camiseta y se acercó al riachuelo para mojarla con el agua fresca, seguidamente se la puso a Dennis sobre la frente, aun así, este no reacciono.
-Por favor Dennis, no te mueras, te lo suplico. No me dejes sola-
En ese momento Cristina escuchó un chapoteo en el riachuelo, en un principio pensó que era algún animal, pero entonces escuchó el gutural gemido seguido de un jadeo. Poco después apareció una silueta tambaleante, se trataba de un hombre, el cual tenía los brazos caídos hacia delante y con cada paso que daba, estos se movían hacia los lados. El No Muerto se quedo quieto, estaba como husmeando, mas bien parecía un perro que sabe que esta ahí su presa pero aun no es capaz de encontrarla. Cristina comenzó a sentir terror y ganas de salir corriendo de allí, pero si lo hacía, sería dejar tirado a Dennis, si el No Muerto los descubría tendría que hacerle frente ella sola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario