Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 22 de junio de 2012

Capitulo 157: Monstruo, part 2


Álvaro y Lidia habían caminado toda la noche campo a través desde que habían dejado atrás Alcoy. Mientras caminaban, Álvaro vio algo que le llamó mucho la atención, se trataba de un coche de policía que se había estrellado en un árbol que había en la cuneta. Álvaro corrió hasta el vehículo tirando de Lidia y comenzó a inspeccionar el coche, lo que buscaba era poder usar el vehículo para desplazarse, pero el vehículo no parecía que iba a poder moverse ya, justo debajo de el había una gran mancha de gasolina que se había formado tras una fuga, entonces comenzó a rebuscar entre lo que había en el maletero, el cual estaba abierto. Dentro encontró un chaleco amarillo, una recortada con una caja de cartuchos y unas esposas. Cuando vio todo eso sonrió, luego miró a Lidia y le dijo.-Estamos de suerte-
Lidia no lo miró, no quería mirarlo. Ese mal nacido había hecho más daño que los mismos muertos, el mundo había acabado y los pocos que quedaban se estaban matando entre ellos. En ese momento Álvaro le apuntó con la recortada y fue entonces cuando Lidia temió que aquel loco se hubiese cansado de ella e iba a dispararle, pero no fue así.
-A partir de ahora será mejor que no intentes escapar, te dejare suelta-
-Es todo un detalle por tu parte- respondió Lidia.
-Venga andando- dijo Álvaro señalando hacia delante con la recortada.
Lidia comenzó a caminar nuevamente con Álvaro detrás, el cual silbaba de vez en cuando, pensó en salir corriendo, pero eso no era una opción, era obvio que no dudaría en dispararle. Mientras caminaba comenzó a pensar en formas de jugársela y escapar de el.
******
Dennis había detenido el furgón junto a un pantano. La vista desde el camino era estupenda. Dennis sintió ganas de darse un baño, no era precisamente el mejor momento, pero en aquel lugar había paz y sobretodo, no se veía a ningún No Muerto en los alrededores. Dennis salió del vehículo junto a Cristina, la cual observó el pantano desde la carretera de montaña. Hacía rato que habían pasado cerca de Alcoy y lo habían dejado atrás.
-¿Qué hacemos? ¿Nos damos un baño?-preguntó Dennis mirando a Cristina.
-Bueno, supongo que nos vendrá bien para despejarnos un poco- contestó Cristina.
-Se que no hicimos bien del todo, pero yo quiero vivir y les di la opción de venir con nosotros. Deberían habérselo pensado mejor-
-No le demos mas vueltas-contestó Dennis al tiempo que volvía hacia el furgón donde se encontraba Nuria.
Nuria estaba estudiando un mapa de carreteras en el interior del furgón  cuando Dennis se acercó a ella.
-¿Vienes a darte un baño?-
-No, me quedare aquí y seguiré estudiando esto- contestó Nuria sin apartar la vista del mapa de carreteras.
Dennis dejó una pistola cerca de ella y comenzó a hablarle –Te dejó aquí el arma, tenlo cerca todo el rato y los ojos bien abiertos, no se ve a ninguno por aquí, pero no nos confiemos. Si ves algo pega un grito, pero no sin antes pegarle un tiro-
Después de eso Dennis y Cristina comenzaron a bajar hacia el pantano. Nada mas llegar a el comenzaron a quitarse la ropa, luego se tiraron al agua. Por primera vez en mucho tiempo sentían verdadera paz y tranquilidad. Los dos estaban completamente desnudos en el agua y Dennis se acercó a Cristina.
-¿Verdad que el agua esta genial?- preguntó Dennis.
Cristina se acercó a el hasta que sus cuerpos se tocaron. Entonces ella sonrió al notar como Dennis estaba teniendo en ese mismo momento una erección.
-¿Qué quieres que le haga? Soy humano después de todo-
En ese momento Cristina saltó sobre el y comenzó a besarle, justo después Cristina metió a Dennis dentro de ella y ella comenzó a moverse mientras el la besaba por el cuello.

Álvaro había visto un furgón a unos metros mas adelante del camino y nada mas verlo tiró de Lidia hacia el interior del bosque. Este empujaba a la joven entre los arboles hasta que encontró uno de amplio tronco.
-Abrázalo- le ordenó a Lidia.
Lidia no entendía el porque tenía que hacer eso, pero obedeció sin rechistar, cuando Lidia abrazó el tronco del árbol notó como Álvaro le ponía las esposas, justo después Álvaro la miró con una sonrisa.
-Hay algo que tengo que hacer con ese furgón. Tu quédate aquí hasta que vuelva a por ti- Álvaro se dio la vuelta y justamente antes de volver a caminar hacia el camino miró de nuevo a Lidia.-Si estas pensando en gritar mejor piénsatelo, no solo te escucharían los del furgón, si no también esos engendros. Así que yo en tu lugar no lo intentaría, mejor quédate aquí calladita-
Álvaro comenzó a caminar de nuevo hacia el camino mientras pensaba en que ese furgón pertenecía a los que estaban en la prisión. Tenían que ser ellos sin duda, no podían ser otros. Cuando llegó al camino comenzó a caminar hacia el furgón con cautela, no parecía haber nadie fuera, quizás si lo había dentro.

Nuria seguía observando el mapa de carreteras, en ese momento encontró donde estaban mas o menos. Entonces notó movimiento a su lado y sin levantar la vista del mapa habló.-¿Ya has acabado Dennis? Si que fue un baño corto-
Nadie contestó y cuando Nuria quiso mirar se encontró con la mirada de Álvaro, el cual la miraba con una sonrisa, cuando intentó gritar este le cerró la boca con la mano mientras le apuntaba con una pistola.
-Es increíble que entre todos me tenga que encontrarme precisamente contigo-
Nuria miró de reojo hacia el agua y allí en el agua estaban Dennis y Cristina, por el movimiento parecía que estaban teniendo relaciones sexuales, cuando Álvaro los vio sonrió con malicia.
-Es una pena que ellos no puedan venir en tu ayuda, ellos están muy ocupados- dijo Álvaro mientras paseaba la pistola por el cuerpo de Nuria, hasta que detuvo el cañón del arma entre los pechos de esta.-¿Sabes? Hay algo que nunca te dije, siempre me gustaron ese par de tetas que te gastas- con el arma le quito un par de botones y sonrió-Había veces que cuando me tiraba a Felicia pensaba en ti-
Nuria trató de zafarse, pero Álvaro era mucho mas fuerte y tenía la sartén por el mango, el estaba controlando la situación.-No intentes moverte o te matare lentamente, tenía pensado hacerlo rápido, pero haz algo que no me guste y te matare lentamente-
Álvaro se fijó en los dos tortolitos que estaban en plena faena en el agua, estos ya estaban volviendo hacia la orilla, habían acabado de echar el polvo. Entonces Álvaro volvió a mirar a Nuria, luego la besó en la frente y apretó el gatillo de la pistola tres veces, los ojos de Nuria se abrieron de par en par ante la sonrisa sádica de Álvaro.

Dennis estaba acabando de vestirse cuando escuchó el ruido. Cristina también lo escuchó y ambos cruzaron una mirada.
-¿Eso eran disparos?-preguntó Cristina.
Dennis no contestó, se terminó de vestir y salió corriendo seguido por Cristina. Estaban los dos desarmados, no habían cogido ningún arma para bajar hasta el pantano, ninguno de los dos había pensado que pudiera pasar nada en un lugar tan apartado. Habían cometido un error.

Lidia trataba de soltarse después de haber escuchado los tres disparos, no sabía que demonios había pasado, pero le daba igual. Mientras siguiera esposada a ese árbol sin poder moverse era una presa fácil para los infectados. Sin embargo Lidia no podía moverse, Álvaro había sabido muy bien como inmovilizarla e impedir así cualquier posibilidad de fuga, quiso gritar, pero eso no le serviría de nada. Estaba en manos de aquel maldito monstruo de Álvaro.

Dennis y Cristina llegaron hasta el furgón y vieron como de los bajos de la puerta del copiloto goteaba sangre. Rápidamente Dennis rodeo el vehículo y se asomó por la puerta del conductor, Dennis tuvo que ahogar un grito al ver el cuerpo de Nuria sin vida, tenía el pecho destrozado después de haber recibido varios impactos de bala, todo estaba manchado de sangre. Dennis salió de dentro para advertirle a Cristina que no se acercara, fue entonces cuando escuchó un disparo y sintió un fuerte dolor en el hombro después de que el cristal de la ventana de la puerta del conductor reventara. Le habían disparado y le dolía muchísimo.
-¡¡¡No te acerques Cris!!!, nos están disparando-
En ese momento vio a Álvaro salir de la maleza apuntando a Cristina, la cual había saliendo corriendo de nuevo hacia el pantano. En un arrebato, Dennis se levantó reuniendo fuerzas que había perdido y se lanzó contra Álvaro, nada mas golpearle, la recortada con la que le había disparado salió volando. Entonces ambos comenzaron a forcejear. Dennis comenzó a golpear repetidas veces a Álvaro, seguidamente lo levantó y lo lanzó contra el cristal de una de las puertas traseras, la cual, Álvaro atravesó con la cabeza.
-Aun no he acabado contigo cabrón- Dennis tiró de nuevo de Álvaro hacia afuera y vio la cara de esta llena de cortes y cristales clavados. Entonces con un rápido movimiento, Álvaro lanzó un trozo de cristal que había cogido con la mano en dirección al cuello de Dennis, provocándole un corte por el cual comenzó a manar sangre.
Totalmente dolorido, Álvaro volvió a coger la recortada y Dennis lo agarró del tobillo tratando de detenerlo en un último esfuerzo.
-No mereces ni el esfuerzo de matarte, ya te morirás tu solo. Ahora daré caza a tu zorra- dijo al tiempo que le pateaba la cara a Dennis, seguidamente comenzó a correr en la dirección que había escapado Cristina.
-Es inútil que huyas zorra, acabare contigo cuando te encuentre, puedes correr cuanto quieras, no te servirá de nada- decía Álvaro con una sonrisa en medio de la cara ensangrentada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario