Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 1 de junio de 2012

Capitulo 154: Fuego Cruzado, part 1


Día 1 de Junio de 2009
Día 353 del Apocalipsis.
Amanecer.

Había bajado al bote salva vidas hinchable que habían utilizado los chinos para ver que llevaban en el. El yate no lo habíamos movido todavía del sitio. Una vez en el me fijé en el equipaje. Llevaban ropa y latas de conserva, los pobres desgraciados habían querido asaltar el barco jugándoselo todo, no contaban con la resistencia que íbamos a oponer. Entonces encontré un libro, estaba escrito a mano y en caracteres chinos, no entendía absolutamente nada, pero era fácil deducir que se trataba de un diario. Comencé a pasar las páginas en busca de algo que me aclarara quienes eran, entonces de entre las páginas cayeron algunas fotos. Las miré y en ella aparecía el mismo chico al que Ray había matado a sangre fría y luego arrojó al mar al igual que a los otros tres. En las fotos aparecía el chico junto a una chica española al parecer, podría ser su novia. En otra foto aparecía el chico con varios chinos mas en lo que parecía un restaurante a juzgar por las paredes y los cuadros. Era una foto familiar.
-¿Hay algo de combustible?- me preguntó Tristán desde la cubierta del yate.
La pregunta de Tristán hizo que me sobresaltara. Rápidamente lo miré y negué con la cabeza.-No, nada de combustible. Total, dudo que en un bote hinchable lo necesitasen-
Tristán descendió por la escalerilla del casco del yate y se dejó caer sobre el bote hinchable que al contacto con sus pies se movió un poco.
-Cuidado o harás que volquemos-
-¿Eso es un libro?- preguntó Tristán señalando el diario que yo tenía entre las manos.
-Mas bien es un diario. Aunque esta en chino y no entiendo ni papa- respondí pasándole el diario.
Tristán lo ojeó poco a poco y luego me miró.-Veamos, quizás la cague un poco en la traducción, pero hace unos años viví en china. Algo aprendí, aunque no mucho-
-¿Hablas chino y no dijiste nada? Podríamos haber interrogado a los que nos asaltaron-
-No llegué a verlos mucho- contestó Tristán.
Tristán comenzó a leer a trompicones.-…No sabemos porque esta pasando… esto. Nuestro país… ha cerrado fronteras y no… podemos volver… nuestras familias… están solas…-
-Eso parece de los primeros días- interrumpí.-Avanza un poco hacia la mitad del libro-
-Aquí hay una del 9 de Abril de 2009- dijo Tristán mirándome.
-Lee a ver- respondí.
Tristán empezó a leer lo que había escrito.-Hoy hemos visto un bote salvavidas hinchable en el mar. Hemos querido conseguirlo porque creo que ir por mar es lo mas seguro… los Wánglíng…-
-¿Wánglíng?- pregunté estupefacto y sin entender el significado de esa palabra.
-Es como decir No Muerto- respondió Tristán antes de seguir leyendo- Yu Xio ha comenzado a dispararles pese a que… yo me había negado. El bote era hinchable y podíamos fastidiarla, agujereado no nos sirve, pero los demás. Wang y Fei han empezado a disparar mas por diversión que… por querer el bote… ellos querían matar a los que iban en el…No me gusta este… modo de vida. Esto nos… esta cambiando y… yo no quiero ser así… quiero largarme… yo solo aunque sea… pero ellos no me dejaran, me mataran antes de poder huir-
-Por lo que parece ese chico les temía- le conteste recordando la cara del chico antes de que Ray lo matara.
Tristán siguió leyendo lo que mas entendía hasta que llegó a la fecha en la que nos encontrábamos. En las paginas que leyó Tristán se narraba el día a día de los jóvenes, habían llevado una vida como la nuestra, huyendo de un sitio a otro hasta que llegaron a ese lugar y se refugiaron en una casa que habían fortificado para que los No Muertos no pudieran entrar.
-¿Cómo se llamaba el chico?- pregunté.
Tristán volvió a las primeras páginas y leyó el nombre del muchacho.-Se llamaba Wu Yian. Tenía veintiún años-
-Era solo un chaval. Ray no tendría que haberlo matado- dije.
-Bueno, no siempre hacemos lo correcto- Tristán miró a la cubierta y luego me miró a mi.-Voy a poner rumbo hacia Denia. Subiremos este bote salvavidas al barco. Nos servirá después-
Yo subí a la cubierta detrás de Tristán y poco después de haber subido el bote de los chinos arriba pusimos rumbo de nuevo. Ya quedaba menos para llegar a nuestro destino.
*****
Ya podían ver el dragon khan desde la carretera. La montaña rusa era enorme y esta iba haciéndose más grande cuanto mas cerca estaban. También había algo más. Había columnas de humo. Félix miraba el humo y luego miraba a Eva. La cual también estaba estupefacta. Allí había pasado algo.
-¿Ves eso?- preguntó Félix.
-Acelera- contestó Eva.
Félix pisó el acelerador y después de cinco minutos llegaron a las puertas de Port Aventura. La entrada principal estaba custodiada por dos infectados a los que Félix abatió rápidamente. Seguidamente entraron con el vehículo y comenzaron a recorrer las instalaciones del lugar, se notaba que había habido incendios por todas partes, algunos muy pequeños todavía perduraban. Había algunos infectados que andaban sin rumbo, uno de ellos se había caído en el interior de una fuente. El muy estúpido braceaba inútilmente para salir de ahí. También había cadáveres calcinados y muchos puestos derribados. Parecía que hacía tiempo que se había desatado en desastre allí dentro. De todos los infectados que vieron ninguno era un conocido suyo. Ninguno era uno de sus amigos.
-No los veo entre los infectados- dijo Félix en voz baja mientras conducía.-Aunque no se si quisiera verlos-
Eva no hablaba, estaba de copiloto mirando por la ventana, de pronto Félix vio como empezaban a surgir lágrimas de sus ojos. La chica dura se estaba viniendo debajo de nuevo. Primero había sido con la muerte de Natacha y ahora ahí. En ese mismo momento Félix comprendió que Eva daba por fracasada la misión y comenzaba a pensar que no encontrarían a los demás. Félix tenía que hacer algo para que la joven no se viniera mas abajo todavía.
-Los encontraremos. Todos los que se fueron pueden ser el mejor equipo que puede formarse para una expedición. Los conozco muy bien a la mayoría. Iván, Juanma, David y Luci son unas personas muy fuertes. Ellos no morirían así como así-
-No es por eso…- respondió Eva.-… pero ellos no son inmortales y este mundo se ha vuelto cruel y peligroso. Hasta el más fuerte acaba muerto. Mis hermanas…-
Félix no conocía la historia de Eva. Realmente esta no hablaba de su pasado y el tampoco había tenido la idea de preguntarle. Tampoco había encontrado el momento. Entonces pensó que quizás ese era el momento adecuado.- No sabía que tenías hermanas-
-Ellas murieron hace unos meses. Maica mi hermana mayor era la mas fuerte. Soportó cosas que habrían acabado conmigo, mi padre abusaba de ella al igual que de mi hermana. Yo me libré por los pelos-
Félix miró de reojo a Eva.-Los abusos sexuales son algo que te marcan de por vida-
Eva siguió contando su relato.-Mi hermana Miriam no fue tan fuerte como Maica. Ella acabo cayendo en la droga y fue mi hermana Maica la que estaba tratando de sacarla de ahí mientras se dejaba la piel. Luego pasó esto. Un tiempo después, mientras estábamos aisladas en nuestra casa, apareció Juanma y las cosas en parte mejoraron, pero también hubo cosas malas y un tipo que acompañaba a Juanma mató a Maica y lio a Miriam para que hiciera algo terrible. Mis dos hermanas de las que yo dependía y a las que consideraba las más fuertes sucumbieron a este mundo de mierda-
-Te entiendo perfectamente. Tarde o temprano sucumbimos todos, pero hay que ser fuertes para evitarlo, este mundo no puede acabar con nosotros. Debemos superarlo, yo pensé que moriría allí en aquella oscura habitación, pero aguante aun al borde de la locura y del pánico. Vosotras me ayudasteis, no pienso dejarme vencer por este mundo, ya han sido dos veces, no pienso darle una tercera oportunidad, no pienso rendirme. Vamos a encontrar a Juanma y los demás aunque tengamos que remover todas las piedras de este lugar-
Eva asintió con una sonrisa, Félix tenía razón. No debían ni podían rendirse, tenían que intentarlo todo. Félix siguió conduciendo a la vez que esquivaba a los infectados, todos presentaban muy mal estado a consecuencia de las quemaduras que habían sufrido. Tenían los brazos y las piernas ennegrecidos, también el torso y partes del cuerpo. Estos eran muchísimo mas lentos. De vez en cuando algunos llegaban a tocar el Ume, otros se quedaban agarrados, aunque acababan soltándose y cayendo al suelo del que muy pocos lograban levantarse. Al cabo de un rato llegaron a un lugar donde habían muchísimas caravanas, algunas estaban intactas y otras habían ardido, otras simplemente presentaban manchas negras provocadas por el fuego. Lo mas sobrecogedor eran los infectados que rondaban por esa zona, la mayoría eran chicas jóvenes, en su mayoría adolescentes que presentaban una abultada tripa. Esas chicas antes de morir habían estado embarazadas y aun no habían dado a luz. Dentro de su útero aun había un bebe que no llegaría a nacer. La joven que mas les llamó la atención fue una a la que la habían vaciado por dentro, al verla, Eva no pudo aguantar las arcadas y vomitó. Aquello era un autentico horror.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario