Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 4 de mayo de 2012

Capitulo 150: Asalta caminos, part 4


La conversación de Jorge y Lujan se había alargado hasta el anochecer. Jorge se había dado cuenta de que el asalta caminos había estado tanteando, ver de alguna manera este podía traicionarlo o ser peligroso. Para Jorge aquello era un juego de ver quien era el primero en cometer un error, tenía muy claro de que no sería el. Lujan sin embargo también era un buen jugador. La conclusión final fue que tanto Jorge como Hanzo pasarían a formar parte del grupo.
Después de la charla, Jorge salió del despacho de Lujan y se reunió con Hanzo. Jorge se sentó a su lado al tiempo que un chico joven iba repartiendo latas de conserva.
-¿Cómo te ha ido?-preguntó Hanzo.
-Estamos en su grupo, aunque parece ser que no se fía mucho de nosotros todavía- Jorge abrió la lata.-Pero dame tiempo, nos ganaremos su confianza ¿y a ti como te ha ido?-
-He estado observándoles. Tienen buenos vehículos y bastantes armas, están preparados, pero si Madrid esta como dicen… entrar allí será imposible, además, vehículos tan grandes como estos llamarían mucho la atención por esas calles- dijo Hanzo.
-Imagino que tendrán algo planeado, no parecen del tipo de tipos que se meten en una zona de guerra sin pensar. Tipos como Lujan son inteligentes. Este ya tiene un plan de antemano- respondió Jorge mientras se quedaba mirando a Irina, la cual no le quitaba ojo de encima.
-La chica no te quita ojo de encima, se diría que le gustas- dijo Hanzo
-Esa chica es una asesina. Si me mira así no es porque precisamente le guste. Mas bien creo que esta pensando varias formas de matarme- contestó Jorge mientras se terminaba la lata.
-Bueno, mientras nos hacemos sus amigos… será mejor que durmamos con un ojo abierto- dijo Hanzo.
-Estoy completamente de acuerdo-
Un par de horas mas tarde la mayoría dormían, Jorge había ido a los establos para ver los caballos, se le había ocurrido hacer un viaje de reconocimiento a la entrada de la ciudad. Un caballo no llamaría tanto la atención.
-¿Qué haces aquí?-preguntó Irina entrando en el establo.
-Estaba pensando en ensillar a uno de los caballos y acercarme mañana al amanecer a la ciudad, me gustaría ver la situación por allí- respondió Jorge sin mirarla.
-¿Lo sabe Lujan?-
-No, pero mañana se lo hare saber-
Irina se acercó a el y con un rápido movimiento le puso a Jorge un cuchillo en el cuello. Esta tenía la mirada clavada en el y parecía que de un momento a otro le iba a cortar el cuello.
-No se de que vas, pero no me fio de ti- dijo Irina.
Jorge se fijó en que el pulso de esta no temblaba y en sus ojos se podía ver una gran determinación, era seguro cien por cien de que esa chica había matado antes, quizás tantas veces que ya estaba acostumbrada.
-Venga, hazlo. Luego me gustara ver como le explicas a Lujan el por que te has cargado al único que puede conseguiros la jodida bomba- Jorge clavó la mirada en ella.
En ese mismo momento, Irina vio como el filo de una espada se situaba junto a su cuello, allí estaba Hanzo detrás de ella amenazando su vida.-Suéltalo ahora mismo si no quieres que te corte la cabeza-
Irina dejó caer el cuchillo y Jorge se apresuró a cogerlo.-Buena chica. Ahora vete antes de que Lujan se entere de esto y haga que te echen de comer a los podridos-
-Esto no quedara así- dijo Irina a la vez que se marchaba.
Hanzo se acercó a Jorge al tiempo que envainaba la espada.-¿Crees que te habría matado?-
-Si no llegas a aparecer, lo hubiera hecho… seguro, esa chica no es la primera vez que mata, se ha manchado las manos de sangre mas de una vez- contestó Jorge.
-¿Es cierto eso de que mañana te adentraras en la ciudad?- quiso saber Hanzo.
-Correcto, quiero ver la situación de allí. Hay que tantear la situación y ver también de cuantos hombres dispone Roache-
-Pues yo te acompañare-
-Ya contaba con ello. Vamos a dormir, mañana será un día duro-
******
Ni Harry ni J-Boy habían vuelto. A esas horas, al no haber dado señales de vida solo podía significar dos cosas, o que habían muerto o que los otros los habían cogido y quizás los estarían torturando para obligarlos a unirse a ellos. Marcus que seguía despierto había decidido salir de la seguridad de los túneles de metro y pasearse por las terrazas. Marcus salió del vagón y comenzó a caminar por los túneles, el no había dicho nada ni a Wilson ni a Daniela porque le hubiesen puesto demasiadas pegas, era mejor irse sin decir nada.
Salió en la misma estación que habían entrado y se aseguro de que no hubiesen No Muertos por las calles. El único arma que llevaba era una tubería de hierro, como arma no estaba mal, sobre todo si no tenía que defenderse de más de dos de aquellos seres. Más de dos sería una muerte segura. La calle estaba vacía y no había  nada ni nadie. Corrió por la calle y se acabo metiendo de un salto en una portería. Una vez dentro comenzó a subir las escaleras hasta que un ruido lo hizo detenerse en seco. Estaba oyendo voces en el interior de una de las viviendas, pensó que el que estuvieran hablando tan alto allí era como llamar a la muerte.
Marcus contó hasta seis voces diferentes, una de ellas aunque hablaba español, su acento era claramente francés. Hablaban de que el paquete había sido entregado y que cuando les diesen la orden atacarían con todos sus efectivos. También hablaban de que un tal Roache no atacaría todavía hasta no estar bien seguro de como hacerlo. Hablaban de que habían capturado a dos chicos en un supermercado y que se los habían llevado a Roache.
-Harry y J-Boy…- susurró Marcus.
Ahora sabía que sus amigos ya no volverían con ellos. Los habían atrapado y por cosas que había escuchado, solo saldrían de allí como hombres del francés o muertos. Marcus tenía que salir de allí antes de que lo encontraran.
******
Torres había visto repetidas veces el video que había llegado hasta el. En el se veía al francés hablando con una amplia sonrisa de oreja a oreja. A sus espaldas había una bomba, a lo que el se refería como una bomba nuclear. Les estaba amenazando con lanzarles la bomba si ellos no le entregaban la cura a la infección. ¿Se creía que iban a ceder ante tales amenazas? Ese tipo debía estar loco si se pensaba que iban a ceder a tal chantaje, que se atreviera a lanzar la bomba, que se atreviera a atacarles. Torres no se iba a quedar de brazos cruzados mientras que un tipo con aires de grandeza. No, Torres no iba a ceder, lucharía. Al parecer era lo que ese tipo buscaba, una guerra, pues eso iba a tener. Torres quitó el video y fue hacia su habitación, necesitaba dormir, en aquel bunker sin poder salir, la vida era estresante. El mundo se había ido al infierno y pocas cosas le recordaban al pasado. Todo había terminado, aunque el no estaba dispuesto a morir allí, el quería sobrevivir a cualquier precio. Y lo haría, aunque tuviera que pisotear a todos los que se cruzaran en su camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario