Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 20 de abril de 2012

Capitulo 148: Paredes manchadas de sangre, part 4


Alicia y Gorka seguían huyendo por los pasillos del internado, habían dejado atrás a la horda que a pesar de ser rápida, había demasiados en aquellos pasillos y dificultaban el avance de esta. Los infectados se empujaban y tropezaban, los de menor tamaño que se adelantaban acababan siendo adelantados por los demás, estos tropezaban y acababa formándose un amasijo de extremidades.
Gorka y Alicia llegaron hasta una puerta doble, a través del ojo de buey de las puertas vieron que era una sala de ordenadores vacía.
-Entra ahí vamos- dijo Gorka.
Alicia entró la primera seguida por Gorka, seguidamente este cerró las puertas desde dentro con el pestillo. Luego se ocultaron detrás de una mesa mientras la horda pasaba de largo, los infectados les habían perdido el rastro.
La sala de ordenadores era grande, había al menos unos cincuenta, todos estaban cubiertos con mantas, al fin y al cabo nadie iba a usarlos ya. En ese momento vieron movimiento detrás de unas mesas del fondo de la sala. Gorka se acercó con cautela y entonces vio a una chica escondida detrás de las mesas, debía tener unos diecisiete años, esta llevaba puesto un camisón de color blanco con manchas de sangre. La chica temblaba de pies a cabeza  y Gorka trató de tranquilizarla.
-No te preocupes. No te hare daño-
-Ellos… ellos- balbuceó la chica.
-Se han quedado fuera y no saben donde estamos. Estamos a salvo, tu estas a salvo…- la tranquilizó Gorka.
-¿Cómo te llamas cariño?-preguntó Alicia mirando a la chica que parecía estar en estado de shock.
-Aida…- respondió la chica con voz temblorosa.
En ese momento escucharon un golpe en la puerta y Gorka se asomó un poco por encima de una de las mesas. Allí en el ojo de buey había un infectado escudriñando en el interior de la sala. Quizás los había olido. Gorka se volvió hacia las chicas y les pidió que guardaran silencio. Cuando el infectado se fue atraído por alguna otra cosa, Gorka buscó el punto más oculto de la sala, donde podrían estar tranquilos, al menos de momento. Una vez allí comenzó a interrogar a la joven.
-¿Qué demonios ha pasado aquí? ¿Cómo entraron esos bichos aquí?-
-No entraron. Esta mañana un grupo salió a recoger provisiones, solo volvieron algunos. Cuando quisimos darnos cuenta, esos monstruos ya estaban dentro-
Pese a la poca información que dio la chica, Gorka y Alicia enseguida intercambiaron una mirada y enseguida supieron que había pasado, también se imaginaban mas o menos el tiempo que había transcurrido desde que la infección se extendiera allí dentro. Ahora entendían el porque la puerta principal estaba cerrada desde dentro y las escasas señales de lucha. Ahora también sabían más o menos que hacer.
-Esta claro que aquí ya no hay nada que hacer. Debemos volver a la prisión- dijo Gorka.
Al escuchar la palabra prisión, la chica se puso muy tensa. Entonces Gorka cayó en la cuenta de que quizás esa chica los tomaba por presos.
-No somos presos, puedes estar tranquila… solo vivimos allí- dijo Alicia intentando que la muchacha se relajara.
-Lo importante es salir de aquí y llegar hasta el coche. De aquí al parecer no pueden salir, es como un jodido mausoleo- explicó Gorka.-Podríamos esperar un tiempo, en dos o tres días deberían volverse mas lentos y torpes-
-No pienso moverme de aquí- dijo la muchacha alzando la voz.
Gorka se acercó a ella y le puso la mano en la boca.-No grites o nos encontraran ¿Cuántos minutos hace que se levantaron? Y lo más importante. ¿Hay más supervivientes aparte de ti-
-Ya basta, la estas asustando- le increpó Alicia a Gorka.
-Escucha Ali, amanecerá en unas horas. Con el calor del día se volverán más activos y se volverán más peligrosos, lo suyo seria permanecer ocultos aquí dentro hasta que pasen esos tres días y podamos movernos con mas facilidad-
-Me niego a pasar tres días aquí metida con esos bichos merodeando de arriba abajo- respondió Alicia mostrándose negativa con la idea.
Gorka se acercó a Aida y comenzó a hablarle con delicadeza.-¿Hay algún lugar donde podamos ocultarnos mientras pasa ese tiempo? Me refiero a un lugar fuera del alcance de ellos-
La joven se quedó un rato pensativa y entonces como si una bombilla se le encendiera levantó la cabeza y comenzó a hablar.-Hay un torreón cerca, desde el podemos acceder a un gran desván. Algunos guardaban allí comida para que Rey no echara mano de ella… al menos cuando Rey estaba aquí-
-¿Podríamos acceder a la terraza?- preguntó Alicia.-Quizás desde ahí podríamos alcanzar el exterior descendiendo por la pared hasta el furgón-
-Las terrazas no- respondió Aida.-Algunos ya tuvieron esa idea y trataron de refugiarse allí sin saber que ya llevaban la infección dentro, cerraron las puertas desde fuera. Aunque consiguiéramos llegar, al abrirlas tendríamos una desagradable bienvenida-
-En otras palabras, estamos encerrados- dijo Gorka. Después de tomar una decisión, Gorka miró a Aida.-Bien, guíanos. ¿Cómo accedemos hasta ese torreón?-
En ese momento Aida señalo a los tubos de ventilación que estaban bastante altos sobre sus cabezas. En ese momento Gorka comenzó a idear un plan para poder llegar hasta allí haciendo el menor ruido posible. Fuera veían pasearse a los infectados por delante de las puertas.
********
Luci se había quedado dormida en un rincón de la cubierta, como la temperatura había bajado un poco la cubrí con una manta que había encontrado, luego la cogí en brazos y la entré dentro del yate. Casi todos dormían. Salvo Ray, este estaba bebiéndose una botella entera de Wiski. Ya se había bebido casi toda la botella y el alcohol le había hecho efecto. Al igual que a Luci, sin embargo ella se había quedado dormida.
-Hace una noche preciosa ¿verdad?- dijo Ray levantando la botella hacia mi.
-¿Por qué no dejas eso y te vas a dormir?- pregunté yo.
Ray le dio otro trago a la botella y la tiró a un lado. Luego se puso en pie y se me acercó tambaleándose, se tambaleaba tanto que parecía un No Muerto. Cuando lo tuve delante noté que su aliento olía a alcohol.
-Así que tú eres el héroe del grupo. Si te calé desde el momento en que te vi. Eres el que dirige el cotarro. El gran hombre por el que todos se la juegan, el que toma las decisiones y luego se queda atrás mientras los demás mueren. No eres más que un desgraciado. Tú eres el que dio el visto bueno de venir a buscarme cuando ni me conocías. Deberíais haber pasado de mí-
-Estas borracho. Será mejor que duermas la mona- le respondí.
-Puede que lleve un buen pedo, pero se lo que me digo y no me fio de ti amigo. Tu no tendrías que haber llegado hasta allí donde yo estaba. Así Vanesa no me odiaría, por tu culpa ahora no puedo ni llevármela conmigo. La muy estúpida quiere seguir con tu jodido grupo cuando perfectamente Abel, ella y yo podríamos marcharnos de aquí y dejaros tirados-
-¿Y por que no te has marchado?-pregunté- Podrías haberte dado el piro en lugar de entrar a saco con el camión allí y provocando la masacre, murieron inocentes por culpa de eso-
-Oye, que te quedé claro que yo fui a por Vanesa, vosotros solo fuisteis el exceso de equipaje- contestó Ray.
-Vete a dormir antes de que te tire por la borda- contesté. Mi paciencia se estaba agotando.
En ese momento este miró a Luci y sonrió mirándome de reojo.-No me digas que te la quieres tirar. Lo cierto es que es una chica muy guapa. Al final te va a venir bien que el pobre desgraciado que se fue con ella muriera, así la tienes toda para ti… pero tampoco te encariñes demasiado por que morirá en unos días o morirás tú antes-
Esas palabras, a pesar de la borrachera del que las decía, se me estaban clavando como puñales, sentía ganas de golpearlo hasta matarlo y tirarlo por la borda. En ese momento el yate se quedó parado y apareció Tristán empuñando el lanza arpones.
-Muy bien capullo. Ya hemos escuchado bastantes chorradas por hoy, ha muerto un compañero suyo, están dolidos y tú no dejas de joder. Si quieres irte, vete, olvídate de nosotros y búscate la vida, pero no vuelvas a abrir esa puta boca o te meto un arponazo-
Ray levantó las dos manos y nos miró con una sonrisa a ambos.-Muy bien, yo me retiro a dormir, que lo paséis bien-
Ray desapareció de nuestra vista y yo dejé a Luci en un sillón. Realmente el interior del yate era enorme, había bastante sitio.
-No le hagas caso, iba ciego perdido- dije yo mientras me sentaba en otro sillón.
-Solo espero que no vaya a traernos problemas. Ahora deberías acostarte y descansar, yo vuelvo al timón- dijo Tristán. Antes de desaparecer por la puerta me miró.- ¿Te has tomado la medicación?-
Yo saqué el botecito de pastillas y me tomé una acompañado de un trago de agua.-Ahora si, por otro lado no tengo ganas de dormir. Saldré fuera a tomar el aire, no tardaremos mucho en ver Valencia.-
Salí a cubierta mientras el barco se empezaba a mover de nuevo, una hora después vi como empezaba a formarse en la oscuridad el puerto de Valencia. Ya estábamos llegando a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario