Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

jueves, 12 de abril de 2012

Capitulo 147: La camara de los horrores, part 3


Félix lanzó uno de los taburetes de la sala con todas sus fuerzas contra la puerta. Seguidamente se lanzó contra ella y descargó una lluvia de puñetazos y patadas contra ella. Félix estaba fuera de si. Volvió y cogió otro taburete, seguidamente la emprendió a golpes con la puerta ante la mirada del doctor que permanecía quieto sentado en una esquina.-Eso no te servirá de nada-
-Pues abra esa condenada puerta-respondió Félix.
-No. Nos quedaremos aquí hasta que muramos de hambre- el medico hizo una pausa.- O hasta que decidamos suicidarnos. Tómate tu tiempo-
Debía haber alguna manera de salir de allí, Félix se negaba a morir allí junto aquel tipo. Mientras Eva y Natacha seguían fuera esperándole, el podría haber escapado, pero se obstino en saber que era lo que aquel tipo les hacia en el cerebro. Ahora se arrepentía, había metido la pata y se había metido en un lio enorme. Su vida pendía de un hilo. También había algo que le inquietaba, eran aquellos que estaban en las camillas, con su presencia allí, estos estaban muy excitados y se sacudían en las camillas frenéticamente, había pocas posibilidades de que eso ocurriera, pero el miedo estaba ahí. Por otro lado pensaba en Sole, la tenía en todo momento en sus pensamientos y se preguntaba como estaría o si esta estaría preocupada por el. Tenía que salir de allí fuese como fuese, no podía rendirse.

Estaba pasando demasiado rato y Félix seguía sin volver. Eva estaba nerviosa, no podía evitarlo. La noche caería en unas horas y entonces las cosas serian mas complicadas.
-Voy a volver-
-¿Estas loca? Ya no es solo pasar a través de los infectados. Luego ya están los tipos de ahí dentro- Natacha se puso delante de Eva.- Estarás muerta antes de dar dos pasos-
Eva sin embargo estaba decidida a actuar. No podía dejar a su compañero allí tirado. El no lo haría, así que aun sin armas de ningún tipo, volvió por donde había llegado.
******
Las horas pasaban en la prisión y algunos ya estaban preparándose para una expedición. Querían acercarse al internado para conseguir algo de alimentos y hablar con ellos el asunto de la peregrinación del resto del grupo para poder vivir allí después de que la prisión había dejado de ser segura. Narciso que estaba recuperado era el promotor de la idea. Estaba harto de ver al grupo dividido y la idea de que unos niños y adolescentes estuvieran solos le inquietaba. Narciso había preparado el furgón que iban a necesitar, también necesitaba al menos a dos acompañantes. Alicia y Gorka se habían prestado voluntarios para la expedición.
Alicia había dejado al bebe al cuidado de Almudena. Podían haber partido todos y haber dejado atrás la prisión, pero aun faltaban muchos y irse de allí era condenarlos a todos si después no los encontraban, algunos debían quedarse.
Narciso ya había acabado de preparar el vehículo cuando Gorka se le acercó.-¿Por qué no te quedas aquí? Con el brazo así…-
-Estoy preparado de sobras. Ya me he recuperado y para acabar con esos bichos me sobro con un solo brazo- replicó Narciso interrumpiendo a Gorka.
-Bueno, lo que tu digas. Vamos hacia allí- Gorka hizo una pausa y miró a Narciso.-Pero si necesitas ayuda en algo que no se te olvide pedirla-
-Oye, siento cuando te golpee- Narciso se sinceró.- La fiebre y el dolor me habían trastornado.-
-Eso no importa ahora. Borrón y cuenta nueva, ¿vale?-
Alicia apareció en ese momento allí preparada para salir de allí, no tardaron mucho en ponerse en marcha en dirección al internado. Allí esperaban encontrar lo que buscaban y comprobar que estaban bien.
El vehículo transitaba rápidamente por una carretera secundaria que les había recomendado Eva antes de marcharse con Félix y los demás. Alicia no dejaba de mirar por la ventana a medida que avanzaban, el paisaje que veía había cambiado mucho y Narciso que iba de copiloto también se había percatado de que el paisaje había sufrido cambios desde la última vez que lo vieron.
-Al menos no hay muertos por esta zona, no soporto verlos- comenzó a explicar Narciso.- Imagino que estos pueblan ciudades y autopistas. Las carreteras secundarias y el campo a través son nuestra mejor baza-
-Al final nos han arrastrado casi a vivir en cuevas- respondió Alicia.- Apenas recuerdo como era vivir antes o no quiero acordarme, me trae demasiados recuerdos dolorosos. Ya no recuerdo ni siquiera a algunas personas de mi entorno.-
-A mi me pasa lo mismo. Mi vida de estudiante no me dejaba mucho tiempo para relacionarme con gente de fuera de las clases. Me pasaba el día estudiando y tenía que quedar con gente para hablar por alguna red social o el Messenger. Realmente las últimas horas del Facebook fueron acojonantes. Había gente colgando videos de los militares disparando contra infectados. Tenía más de mil amigos. A estas horas los que no están muertos están vagando por ahí-
-Yo nunca entendí porque tanta obsesión con las redes sociales. No se porque tanto bombo con ellas- dijo Narciso.
-Aunque no te lo creas tenían su punto- respondió Gorka-…Algún día deberías probarlo- terminó diciendo con ironía.
-Claro… como si fuera tan sencillo en estos momentos-
Mientras los dos hombres hablaban y reían, Alicia observaba el mapa donde estaba marcada la ubicación del internado.-Escuchad, el próximo giro debe ser a la derecha. Nos deberíamos plantar en una carretera de montaña que tras cruzarla nos llevara a un túnel que pasa por debajo de la montaña-
-Por dentro supongo. No se si me gusta mucho esa idea. La oscuridad allí dentro será enorme. No… definitivamente no me gusta la idea de meternos ahí-
-Otra opción seria la autopista… pero aquí marca que hay un atasco enorme. Según el chaval que se fue con Eva ya pasaron por ahí y casi les cuesta la vida. Mi voto va por el túnel- dijo Alicia decidiéndose.
-Yo también- respondió Narciso.
-Supongo que esto entonces me deja en minoría. Como queráis, el túnel es el camino a seguir. Supongo que la autopista no es la mejor opción después de todo-
Gorka tomó en ese momento el camino indicado por Alicia.
********
Tristán conducía a toda velocidad mientras esquivaba a los infectados que se cruzaban con ellos mientras atravesaban Cambrils. El ruido del motor en el silencio del atardecer los hacía salir de todas partes. Estos se centraban en el vehículo que circulaba por las calles. Luci iba agarrada al asiento y al salpicadero mientras de vez en cuando miraba a Tristán. Este tenía la vista clavada en la carretera y conducía como un profesional. El vehículo daba de vez en cuando algún salto y Luci casi estaba apunto de golpearse con la cabeza en el techo.
-Por dios…¿Quieres que nos matemos?-preguntó Luci.
-Lo siento, pero no puedo dormirme en los laureles. Hay gente esperándonos y tenemos que reunirnos con ellos cuanto antes.- respondió Tristán.
El vehículo llegó a un camino cortado por una barricada de madera que lucía la marca del ayuntamiento. Estas cruzaban toda la calle e impedían el paso. Tristán sabía que ese era el camino más rápido. Este puso la marcha atrás y después miró a Luci.-Sera mejor que te agarres con fuerza. Esto se moverá un poco-
Luci asintió con la cabeza y enseguida supo que Tristán iba a atravesar la barricada con el vehículo. El Ume aguantaría la embestida seguramente. Al menos eso parecía a simple vista. En ese momento, casi sin avisar, desde cincuenta metros de distancia, Tristán pisó el acelerador y el Ume se lanzó a toda velocidad contra la barricada.
El impacto del vehículo contra la barricada fue tremendo. Los cristales delanteros se resquebrajaron cuando los maderos los golpearon. Aunque el vehículo estaba especializado para ello, la velocidad de impacto y lo fortalecidos que estaban los maderos provocaron que este se sacudiera violentamente y Tristán se acabó golpeando contra el volante, el Ume quedó en ese momento sobre las dos ruedas derechas. Estuvo apunto de volcar, pero en una maniobra rápida, Luci lo impidió.
El vehículo se paró de golpe y Tristán se echó hacia atrás con una mueca de dolor.
-¿Estas bien?-preguntó Luci.
-Si, solo fue un golpe de nada- respondió Tristán.
-¿Seguro? ¿No tienes nada roto?- preguntó Luci.
-Soy medico. Lo se con toda seguridad- Tristán sonrió- Pero voy a tener una buena jaqueca-
-Déjame que conduzca yo- pidió Luci.
-Como quieras- respondió Tristán abriendo la puerta del conductor.
Cuando Tristán salió del Ume miró a ambos lados. Algunos infectados comenzaban a aparecer atraídos por el estruendo que se había organizado al atravesar la barricada. En ese momento Tristán deseó que el vehículo no hubiese sufrido daños al chocar. Si había sufrido daños y ahora no arrancaba. Estarían perdidos. Luci mientras había ocupado el asiento del conductor y entonces pisó el acelerador mientras gritaba a Tristán.-¡¡¡Vamos!!! ¡¡¡Sube de una jodida vez!!! No pierdas el tiempo observando a esos montones de mierda-
Tristán salió de su trance y corrió al interior del vehículo. Seguidamente Luci pisó el acelerador y el vehículo salió de allí a toda velocidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario