Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 23 de marzo de 2012

Capitulo 144: Con el demonio dentro, part 2


Día 29 de Mayo de 2009
Día 351 del Apocalipsis

Me desperté con una sacudida que dio el camión. Cuando me desperté completamente me di cuenta de que nos habíamos parado. La oreja donde me habían disparado me palpitaba a horrores y el dolor se había extendido por la cabeza.
-¿Qué ha pasado?- pregunté dando una palmada para que me escucharan en la cabina.
-Tenemos un atasco justo delante. Si no apartamos algunos vehículos no podremos pasar- respondió Luci.
-Muy bien, vamos a ello- dije poniéndome en pie.
David se me quedó mirando en ese momento.-Tienes mala cara. ¿Qué te pasa?-
-No, nada- respondí.
-Pues para no pasarte nada pareces un cadáver. Oiga doctor, venga a ver esto- dijo David mirando a Tristán.
Tristán se acercó a mi y me inspecciono.-Tienes la herida de la oreja algo infectada. ¿Cuándo te dispararon mas o menos?-
-Hace una semana y pico, pero me parece raro que se me infecte justo ahora-
-No es tan raro. Las infecciones son unas putas de cuidado, te asaltan cuando menos te lo esperas, como los podridos. Veras, te falta un trocito de oreja y si no te lo tratamos podrías morir de septicemia-
-¿Podría morir de septicemia?, seria irónico- contesté- joder, no me toques ahí- dije cuando me tocó la herida.
-Se te esta empezando a infectar, has tenido suerte. Necesitas antibióticos-
-¿Necesito?. Ahora no tenemos nada de eso-
-Pues estas jodido, esa herida necesita ser tratada- respondió Tristán.
En ese momento escuchamos jaleo fuera y salimos corriendo todos. Una vez fuera vimos a Iván sobre Philip. Luci estaba en un lado apuntándole con el arma.
-¿Pero que ha pasado?- preguntó Héctor.
-Este hijo de puta trató de escaparse- respondió Iván.
-Claro que trataba de escapar. Tengo más oportunidades de seguir con vida yo solo que estando con vosotros- respondió Philip.
-¿Y donde pretendías escapar?-pregunté yo.
Iván se puso por delante de mi y comenzó a hablar a gritos.-Me importa un huevo a donde quisiera ir, esta claro que este tío no es de fiar-
-Me apuntó con el arma- dijo Luci.
-No podemos dejar que se pire, sabe demasiado sobre nosotros- dijo Iván.
En ese momento Abel y Ray cogieron a Philip y lo encerraron en la parte trasera del camión, luego volvieron para ver que hacíamos.
-Si queremos seguir tendremos que apartar coches-dijo Abel señalando los coches que teníamos por delante.
-Estamos en la autopista mediterráneo, tenemos cerca Cambrils- dijo Tristán.
-¿Y?- preguntó David.
En ese momento Tristán me señaló a mi.- Su oreja tiene mala pinta y necesita antibióticos. Si no se los administramos esta misma noche podría morir de septicemia-
-Estoy bien-contesté.
-Estas bien ahora, pero empeoraras. Además, aun nos queda un largo camino, necesitamos provisiones- respondió Tristán.-Mi antigua consulta esta allí. Aun quedan medicamentos, los necesitamos-
-¿De que coño habla doc?-preguntó Abel.
-Hablo de lo que necesitamos, alguien debería ir hasta allí mientras los demás apartamos vehículos- respondió Tristán.
-Bien, me preparo y voy a por los antibióticos yo mismo- dije a la vez que trataba de ponerme el fusil al hombro.
-Tu no puedes ir a ninguna parte así. Mejor que te quedes aquí, descansa mientras los demás quitamos coches y alguien va a por los medicamentos- dijo Tristán poniéndome las manos en los hombros.
-Venga ya, estoy bien- respondí
-Si el doctor dice que te quedes quietecito, te quedas quietecito. A por los antibióticos y la alimentación podemos ir Iván y yo.- dijo Luci mirando a Iván.
-Estoy de acuerdo- dijo Iván.
-Iré con vosotros- dijo Tristán ofreciéndose para acompañarles.
-No doctor, quédese aquí. Simplemente márquenos el lugar y nosotros nos acercaremos. Siendo dos seremos más silenciosos. Además, no se lo tome a mal, pero no le veo muy preparado para disparar, usted ocúpese de las inyecciones y nosotros nos ocuparemos de las misiones suicidas-
-Bien…¿ Quien tiene el mapa de carreteras?-preguntó Tristán.
Luci se subió a la cabina del conductor y comenzó a rebuscar en la guantera, al poco rato encontró un mapa y se lo mostró a Luci y a Iván. Luego les marcó el lugar al que tenían que dirigirse. Yo me sentía mal por no poder acompañarles, pero realmente no me sentía demasiado bien. Al poco rato, mientras yo descansaba en la cabina del conductor del camión y los demás comenzaban a apartar vehículos, Luci y Iván partían hacia Cambrils.

Philip, a pesar de estar encerrado había escuchado toda la conversación y había visto por un pequeño agujero como Iván y Luci se alejaban en mitad de la noche. El ya estaba harto de aguantar de todo, sobre todo el desprecio de esos dos. Recordó cuando Iván le rompió la mano o las veces que tanto Iván como Luci le habían golpeado. Estaba harto de todo eso y necesitaba vengarse, no había podido en su momento, pero ahora iba a poder, debía poder.
Philip miró a su alrededor y entonces vio algo que le llamó la atención. Una trampilla por la que podría salir, se acercó a ella y la abrió con cuidado, se deslizó a través de ella y se quedó tumbado sobre el asfalto, contempló como los demás trabajaban apartando vehículos, podría alejarse sin ser visto y ocuparse de aquellos dos, luego podría volver allí sin levantar sospecha o simplemente marcharse lejos de allí, pero hiciese lo que hiciese después, antes tendría que acabar con esos dos, se lo merecían.
Philip se arrastró por debajo del camión y se metió en la cuneta, desde allí se fue arrastrando por el campo hasta que estuvo lo bastante lejos como para no ser descubierto, justo después se puso en marcha hasta Cambrils.

Abel y Ray empujaron a un lado uno de los coches, en ese momento Abel miró a Ray y este apartó la mirada.
-Se lo que me vas a decir, pero déjalo. Ya estoy bastante jodido-
-Salimos vivos de allí, es lo que cuenta- contestó Abel.-Pero Vanesa lo ha pasado fatal, no vuelvas a permitir que lo pase así. No se que coño hiciste con las tías de allí, pero mejor que no le cuentes nada-
Ray y Abel se acercaron a otro coche y comenzaron a empujarlo.
-Traté de volver al Nido 81, pero aquel lugar estaba muerto. Creo que fue ese cerdo corrupto de Escobar, no se, no se que coño pasaría allí, pero las puertas fueron abiertas desde dentro- dijo Ray.
-Vanesa y Juanma se adentraron cuando estuvimos. Vieron muchos infectados, pero Vanesa no logró reconocer a Escobar- contestó Abel.
-Escobar no esta muerto… bueno, no murió allí. Tengo motivos para pensar que había alguien más, alguien de fuera. Silverio estaba metido en algo, algo me contó una vez, pero era en plan secreto- Ray hizo una pausa- Creo que se refería a que había mas refugios como el nuestro-
-¿Cómo el nuestro?. Eso es imposible. Me dijeron que éramos únicos- contestó Abel.
-Nos mintieron en muchas cosas grandullón. Hay mas gente ahí fuera en refugios. Ya no hablo de grupos como estos, hablo de gente importante, ricos, ingenieros, científicos… hay algo cociéndose en algún lugar-
-Yo no se que ocurre realmente, pero tampoco me interesa, solo quiero sobrevivir- dijo Abel.
-Escucha. Cuando podamos, debemos irnos- dijo en ese momento Ray
-¿Irnos?, ya estamos yendo con esta gente-
-No me refiero a esta gente. No los conocemos, me refería a Vanesa, a ti y a mí. Los tres solos, como en los viejos tiempos- Ray comenzó a mirar a los otros para evitar ser escuchado.- Podemos conseguir un helicóptero y irnos bien lejos a una isla desierta, nosotros tres solos. No tengo nada contra esta gente, de verdad, pero será mejor si nuestros caminos se separan-
-Esta gente quiso encontrarte aunque no sabían ni quien coño eras. Se la jugaron por encontrarte, creo que les debes al menos confianza-
-Tarde o temprano, la gente te traiciona- Ray agarró a Abel de los hombros.- No podemos arriesgarnos. Tenemos que irnos cuando tengamos oportunidad-

No hay comentarios:

Publicar un comentario