Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 9 de marzo de 2012

Capitulo 142: La fuga, part 4


Cayetano y Félix llegaron hasta donde unos instantes antes había estado Gloria, pero allí no había nadie. No había ruido de ningún tipo. Cayetano miraba hacia todos los lados buscando a Gloria, pero no aparecía por ningún lado.
-¿Dónde coño esta?.¡¡¿Dónde?!!- gritaba Cayetano.
-No grites- dijo Félix acercándose a Cayetano.-Si gritas atraerás infectados-
En ese momento escucharon algo similar a unos gruñidos. Venían de algún lugar cercano. Félix y Cayetano se miraron el uno al otro.-¿Oyes eso?- preguntó Cayetano.
Félix hizo un gesto con el dedo para que Cayetano no hiciera ningún ruido. Los dos se acercaron a un saliente que quedaba por encima de un pequeño riachuelo, sabían que lo era por el sonido del agua un poco mas abajo. Los dos escucharon con atención y de nuevo escucharon los gruñidos, esta vez acompañados del sonido de algo que se partía. Era como si estuviesen partiendo ramas. Ambos prepararon sus linternas y entonces enfocaron al fondo, fue entonces cuando vieron un infectado de espaldas a ellos sobre algo, enfocaron mejor y vieron que estaba sobre un cuerpo. El infectado estaba sobre el cuerpo de alguien, el agua del riachuelo se había tornado roja por la sangre del cadáver, fue entonces cuando Cayetano vio que se trataba de Gloria, este lanzó un grito de rabia y entonces el infectado se dio la vuelta lanzando un grito de contestación.
Cayetano sacó su arma y disparó al infectado a la cabeza, seguidamente se dejo caer por el terraplén y llegó hasta los dos cuerpos. Trató de reanimar a Gloria, pero ya era demasiado tarde para ella, estaba muerta.
Félix bajó también y se quedó al lado de Cayetano, este no perdía de vista el cuerpo de Gloria, estaba esperando a que esta hiciera el primer movimiento en su regreso de la muerte. Esperó un rato y esta no hizo ningún movimiento. Aquello sorprendió a Félix, lo que hizo que comenzara a hacerse preguntas. En ese momento escucharon disparos, venían del campamento. Antes de darse cuenta, Félix ya había comenzado a correr en dirección al campamento.

-No se mueva- dijo Eva apuntando al hombre que había salido de la maleza.
Había disparado dos veces a los pies de aquel extraño y este estaba con las manos en alto. Eva se fijó en el, tenía un aspecto desvalido y se trataba de un hombre bordeando la cincuentena o pasándola, no lo tenía muy claro todavía.
-Necesito ayuda. Mi vehículo se quedó sin gasolina cuando volvía a casa- decía el hombre sin bajar los brazos.
-No des ni un paso mas, tienes dos armas mas apuntando a tu cabeza- respondió Eva.

Manuel estaba allí con los brazos en alto, tenía que convencerles de que no era peligroso, tenía que ganarse su confianza.
-Mi vehículo…-
En ese momento escuchó como alguien corría por detrás de el, por el rabillo del ojo vio que se trataba de un chico. El chico también le apuntó y miró a su compañera.
-Hemos encontrado a Gloria, esta muerta, un podrido la ha matado. Tenemos que salir de aquí, podría haber mas- dijo el chico.
-¿Muerta?-preguntó otra chica, la que aparentaba ser la mas joven.
-¿Y quien coño es este tipo?-preguntó el chico mientras clavaba la mirada en el.
-Me llamo Manuel y mi coche…-
-¡¡¡Cállate!!!-gritó la chica que le apuntaba desde el principio.

De repente apareció Cayetano corriendo, venía gritando algo y disparando contra alguien o algo. Entonces Félix supo enseguida de que se trataba. Los gritos y los disparos habían atraído a mas infectados.
*******
Había logrado salir de la zona de caravanas, tenía una gran presión en el corazón por no haber podido salvar a los bebes ni a ninguna de las chicas, había fracasado. Llegué a la zona que representaba el far west, una vez allí me encontré con Iván, Cesar y David. Venían de frente mientras al igual que yo esquivaban No Muertos.
-¿Dónde coño habías ido?- preguntó Iván.
-No quiero hablar de eso. Salgamos de aquí. ¿Dónde están los demás?- pregunté.
-Ray apareció en un camión y les dijimos que nos esperaran a un kilometro de aquí- respondió David.
-¿Ray?-pregunté yo sorprendido.
-Si, Ray. Ahora salgamos de aquí perdiendo el culo- dijo Cesar.
Pronto los cuatro salimos de allí rápidamente. No tardamos en abandonar el complejo en mitad de la noche. Justo antes de alejarnos hacia el camión eché un último vistazo al complejo. El doctor no estaba allí cuando todo aquello ocurrió y algo me decía que cuando volviera allí, querría tomarse su venganza, y sabía donde estábamos.

Ray había hecho lo que le habían dicho, había aparcado el camión a un kilometro de distancia del complejo. Lo había ocultado entre unos grandes arboles. Cuando se bajó de el, fue a reencontrase con Vanesa, cuando ella lo vio se acercó y lo abrazó.
-Siento todo lo ocurrido. ¿Estas bien?- preguntó Ray.
-Si. Estoy bien, pero Hawkins no lo consiguió. Me han dicho que esta muerto- respondió Vanesa.
En ese momento escucharon la voz de Abel.-Ahí viene alguien-

Los cuatro llegamos hasta el camión. Los demás nos estaban esperando, nada mas vernos corrieron a recibirnos. Cuando tuve enfrente a Luci, esta me preguntó.
-¿Dónde esta Fidel?-
No había pensado en esa pregunta, aunque era la que mas temía. Negué con la cabeza y la miré a los ojos.
-Le encontré, pero le habían mordido y no tuve más remedio que disparar. No se si voy a poder vivir con ello, no lo se…-
-No te preocupes. Si no podías hacer nada, no podías hacer nada-
-Intenté sacar de allí a las chicas y no lo conseguí. Tampoco logré sacar a los bebes de allí, esa maldita loca de Úrsula hizo explotar la nave donde estaban en sus incubadoras. He fracasado en todo- no pude evitar echarme a llorar.
Luci me abrazó en ese momento y cuando me apartó para mirarme me dijo-Volvamos ya a casa, tienes a dos chicas preciosas esperando tu regreso-
Me limpié las lágrimas y traté de sonreír, lo conseguí, pero por dentro aun me dolía haber fallado en todo lo que me propuse. Pronto volveríamos a la prisión y me reuniría con Lidia y Vicky, también averiguaría que era lo que había pasado allí, pero sobretodo y lo más importante era que a sabiendas de que Manuel sabía la ubicación de la cárcel, cuando este viera lo que había pasado allí en Port Aventura, se iba a querer vengar de mí. Yo lo estaría esperando.
********
Manuel Hidalgo fue obligado a subir al vehículo a punta de pistola tras ver como un grupo de caminantes atraídos por los disparos de antes se acercaban hacia el grupo. Manuel los estudió bien, eran tres chicas jóvenes y dos chicos. Le vendrían a las mil maravillas para el proyecto y seguidamente los dos chicos serian perfectos para alimentar a su comunidad, grandes cosas se avecinaban en su comunidad y el era el dios de la comunidad. Aquel grupo le vendría bien para sus planes, le interesaban sobretodo las dos chicas rubias, una de ellas tenía un acento claramente Francés y la otra era española. La otra chica, la mas joven no tendría ni los diecisiete, esa quizás podría esperar a que creciera un poco más, aunque la veía muy guapa, podrían ser muy buenos genes. Los genes eran su obsesión, buscaba que fueran niños perfectos, al igual que los nazis en su momento, al repoblar el mundo quería que fueran niños perfectos, sin enfermedades, sin nada perjudicial y esos niños tendrían que ser engendrados por cuerpos jóvenes, sanos y que por supuesto hubiesen sobrevivido a la pandemia, eso era lo que el buscaba, la perfección. Tenía que aguantarse la risa, ese no era su plan, pero estaba infiltrado en ese nuevo grupo y le habían ahorrado el viaje, pronto estaría en casa y allí, se sentaría de nuevo en su trono. Sería el dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario