Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 2 de marzo de 2012

Capitulo 141: Juegos Macabros, part 1


Día 27 de Mayo de 2009
Día 349 del Apocalipsis.

El cuerpo de Magda lo habían encontrado al día siguiente en el mismo baño donde se había cortado las venas. No había dejado ni una nota ni nada, aunque todos se imaginaban el porque lo había hecho. No hacia falta ser muy listo para darse cuenta de que tras enterarse de la muerte de su hija no quería vivir. La enterraron donde estaban los demás, quisieron haberla enterrado con su hija, pero de esta no había cuerpo.
Durante los días siguientes recibieron la visita de Eva y otro chico, Sandra se reencontró con su perro y lo abrazó fuertemente, poco después Eva y el chico se marcharon de nuevo hacia el internado donde vivía ese chico junto a otros. Por otro lado los heridos se iban recuperando de sus heridas. Todos habían acordado si las cosas se torcían, se trasladarían al internado con todos aquellos chicos, al parecer allí estarían mas seguros, era allí donde se habían marchado Eva y el chico.

Eva y Cayetano habían vuelto al internado para organizar un grupo de búsqueda más grande. Eva se había mostrado reticente con todo aquello de hacer salir al exterior a un grupo de chicos sin experiencia suficiente con las armas, pero Cayetano la había convencido. Cuando llegaron al internado, la cara de Cayetano cambio por completo al ver a una chica. Nada mas verla corrió hacia ella, la abrazó y la besó. Cayetano le explicó que se trataba de su novia Gloria y este le explicó quien era Eva y el porque estaba ahí, fue entonces cuando cambió la cara de Gloria, algo que no le gusto nada a Eva, esa chica sabía algo.

Gloria estaba en el baño y comenzó a sollozar. En ese momento se vio sorprendida por la espalda por Eva.
-¿Querías algo?-preguntó Gloria secándose la cara con una toalla.
-Tu sabes algo…-dijo Eva cerrando la puerta y apoyándose seguidamente en esta con los brazos cruzados.- Vi la cara que pusiste cuando mencionaron a Juanma. Tú sabes donde están, vienes de allí. También se que estabas embarazada. ¿Dónde esta el bebe?, a tu chico le habrás dicho que lo has perdido o que nació muerto, pero tu expresión no es la de una mujer que ha sufrido la muerte de un recién nacido. Tú lo has dejado allí y algunos de tus compañeros hablan de que llegaste durante la noche con un vehículo, las huellas que he visto pertenecen a un Land Rober. Niégamelo si quieres, pero tu ocultas algo-
-No se de que hablas tía. Déjame, no eres mi madre ni mi amiga- dijo Gloria poniéndose nerviosa y tratando de apartar a Eva de la puerta.
Eva no se apartó, con un rápido movimiento agarró a Gloria del brazo y la inmovilizo. Gloria trató de gritar, pero Eva le tapó la boca.
-Tu sabes donde están y me lo vas a decir, porque es allí donde tienen a tu bebe también. Tú vienes de allí y me vas a llevar, hay gente muy importante para mi en ese grupo- amenazó Eva.
-Port Aventura. Están allí, pero hace una semana que me fui. Ya estarán muertos- respondió Gloria.
-¿Muertos?. ¿Qué esta pasando?-preguntó Eva.- Vas a llevarnos hacia allí ahora mismo-
-Si os llevo allí nos mataran. No tienes ni idea de con quien estáis tratando. Esa gente esta mal de la cabeza, se comen a la gente-
-Caníbales…-murmuró Eva.
-Si vuelvo me mataran. No puedo volver-
-Dejaste a tu hijo allí a cambio de salvarte tú. ¿Verdad?-
Gloria comenzó a llorar y le contó todo a Eva. Absolutamente todo.
*********
Ray llevaba la semana entera tratando de idear un plan para atravesar toda la marea de caminantes que rodeaban el complejo de Port Aventura. Necesitaba un vehículo de gran tamaño para atravesar toda aquella multitud de carne putrefacta. Los demás no daban señales de vida, ya no sabía si estaban vivos o no. Era una apuesta arriesgada entrar allí para nada, ya que si estaban muertos, entrar allí sería meterse en la boca del lobo.
Había muchos vigilantes dando vueltas por allí, estaban muy bien armados. Desde el principio se habían montado una farsa de que allí no tenían muchas armas y que eran unos pobres desvalidos. Ni mucho menos, esos guardias no eran unos desvalidos, parecían mas bien unos mercenarios capaces de traspasar el culo de una pulga de un tiro a doscientos metros. No era buena idea acercarse por las buenas, ni aun con las manos levantadas, ni mostrando una de sus mejores sonrisas. Le volarían la cabeza antes de poder darles siquiera los buenos días, o quizás se dieran el gustazo de pegarle un tiro en la rodilla para que los caminantes lo despedazaran para gusto y disfrute de todos aquellos cabrones.
En ese momento Ray se fijó en algo, un punto vacío. Un punto por el que podría entrar. Aunque la simple entrada provocaría que los caminantes entraran detrás arrasando el campamento. No podrían frenarlos a todos. Por primera vez, podría servirse de aquellos que habían mandado el mundo al infierno. Los caminantes iban a ser la clave en su plan.
**********
David y los demás habían pasado la última semana en aquel barracón, se habían alimentado de la carne que les daban a pesar de que sabían de donde provenía. Necesitaban estar fuertes para llevar a cabo sus planes de fuga. La carne humana no era su menú preferido, pero no tenían otra cosa.
-Parece que se huelen lo que haríamos, por eso nos pasan la comida por una trampilla- explicó Cesar mirando por las ventanas.
-Lo cierto es que se están andando con pies de plomo con nosotros. Es obvio que nos tienen miedo- explicó Iván cruzándose de brazos.
-¿Y donde están Juanma y las chicas?-preguntó Héctor.  
-No sabemos nada de ellos desde hace tiempo. Es muy probable que Juanma este muerto y a las chicas se las estén follando hasta la locura- dijo Philip.
-Sea como sea tenemos que salir de aquí y volver con los demás. De paso nos llevaremos a algunos cabrones por delante-
-Deberíamos abrirnos paso a sangre y fuego- dijo David.
Todos se lo quedaron mirando sin comprender a que se refería.
-Me explico. ¿No podría pasar uno de nosotros por una de esas ventanas?-dijo David señalando uno de los ventanucos del barracón.
Todos se quedaron mirando el ventanuco y entonces Héctor dio un paso al frente.-Yo puedo hacerlo-
********
Me lanzaron al interior de un barracón y me di de bruces contra el suelo. Durante la semana entera me habían estado dando palizas, una detrás de otra. Apenas podía abrir los ojos y el sabor de la sangre en mi boca se había convertido en algo habitual. Aunque no podía ver el lugar donde me encontraba con claridad, sabía que no había estado nunca, de repente sentí una bofetada de olor a podredumbre. Un olor nauseabundo, enseguida supe de que se trataba, no tardé en notar unos dedos fríos que se cerraban en torno a mi brazo. En ese momento, noté otro tirón que me alejaba de los dedos fríos y muertos de aquel No Muerto.
-Te han dado una buena paliza- me dijo una voz que no conocía de nada.- Es la primera vez que te veo. No sabía que habían cogido a otros-
-¿Quién eres?-pregunté entre tosidos.
-Tristán- dijo el desconocido tendiendo una de las manos a la que apenas veía.- ¿No puedes verme?. No me sorprende, teniendo los ojos como dos naranjas no me sorprende. Ven…-
El desconocido me ayudó a sentarme apoyado en una pared y me tendió un trozo de pan que rápidamente me llevé a la boca. En ese momento el desconocido comenzó a tocarme por el abdomen.
-¿Qué haces?- pregunté.
-Compruebo si tienes alguna costilla rota…- el desconocido hizo una pausa.-No, no tienes nada roto. Afortunadamente. Solo unos cuantos hematomas-
-¿Eres medico?- pregunté tratando de abrir los ojos para ver quien estaba ahí conmigo.
-Lo era. Trabajaba en el mismo hospital con Manuel. Logramos sobrevivir a la pandemia y comenzamos a formar este grupo…- lancé un quejido cuando me tocó el hombro y se disculpó- Perdón… como te decía. Sobrevivimos juntos y formamos este grupo. Fue entonces cuando se empezó a obsesionar con la repoblación y todo eso. Mis ideas no eran como las suyas y me encerraron aquí-
-¿No te mataron ni comieron?-
-No. Me metieron aquí con mi hermano después de que le mordieran. Contigo han hecho algo similar, a Manuel lo has cabreado y ha decidido que vivas para que sufras. Quizás quieren que veas como mueren tus amigos o se los coman y luego te los hagan comer a ti también. A mi me obligaron a ver como mi hermano se convertía en un caminante-
Pude abrir los ojos y entonces miré al caminante que estaba allí esposado de una mano y con los pies encadenados. Nunca podría escapar de ahí.
-¿Por qué hicieron eso cuando podrían haberte matado o haberlo matado a el?-pregunté extrañado.
-Son sus jodidos juegos macabros. Lo disfruta, disfruta infligiendo dolor psicológico. El sabe que yo nunca podría acabar con mi hermano y también sabe que sufrirás si ves morir a tus amigos. No somos afortunados por seguir vivos, somos desgraciados por haber sobrevivido-
Me levanté conforme pude mientras me apoyaba en la pared y entonces mire al hombre que me había ayudado. No tendría más de treinta años y era de complexión fuerte. En ese momento le tendí la mano y me presenté.
-Aun no te muevas. Estas herido-
-Tenemos que salir de aquí perdiendo el culo. No me importa a quien nos llevemos que llevarnos por delante. Y ese jodido doctor se va a arrepentir de todo lo que ha hecho-

No hay comentarios:

Publicar un comentario