Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 27 de enero de 2012

Capitulo 140: Carne fresca , part 1

Día 20 de Mayo de 2009.
Día 342 del Apocalipsis.

Eva y Cayetano habían salido hacía unos días del internado. Siguiendo el olfato del perro habían llegado hasta un descampado donde el perro había parado y era allí donde se había vuelto completamente loco. Seguramente había dado con el rastro, pero allí no había nadie, no había ni un alma. Lo único que había ahí eran huellas de neumáticos, muchas a decir verdad. Cayetano se agachó para inspeccionarlas.
-Son grandes. Camiones, autobuses, caravanas…vehículos grandes en general. Hace bastante que se han ido, unos dos o tres días como mucho. Diría que se han ido en aquella dirección- dijo Cayetano señalando hacia la dirección por la que habían llegado.
-¿Hacia donde han ido?-preguntó Eva todavía sorprendida por la capacidad de rastreo de aquel muchacho.
-Deberíamos volver a la prisión de la que venís y reorganizarnos allí. No se lo lejos que pueden estar, pero debemos encontrarlos, pasaremos antes por el internado y recogeremos comida para nosotros y descansaremos- dijo Cayetano.
-De acuerdo, vamos- respondió Eva.

Día 17 de Mayo de 2009
Día 339 del Apocalipsis.

El vehículo pilotado por Toni lo habían conseguido después de atravesar el oscuro túnel que había divisado Toni desde aquella gasolinera en la que se habían refugiado. Habían recorrido un largo camino hasta Alcoy, mientras iban por carretera siguiendo las indicaciones de Félix vieron una silueta caminando por la carretera cojeando. Por unos momentos pensaron que se trataba de un infectado, pero cuando se acercaron más vieron que se trataba de una persona viva. Para sorpresa de Toni y Félix, esa chica no era una chica cualquiera, era ni más ni menos que Sandra. No tardaron en subirla al vehículo, no podían dejarla allí. Cuando esta estaba en el vehículo, antes de desmayarse susurró la palabra prisión.
El silencio reino tras la última palabra de Sandra. Fue entonces cuando Félix y Toni cruzaron una mirada. Luego miraron a sus compañeras.
-Se refería a la prisión de Alcoy. Tiene que ser eso, además ella se dirigía allí y en esa dirección esta la prisión de Alcoy. Debemos ir entonces en esta dirección-

No tardaron en llegar a los muros de la prisión de Alcoy. Por las pintas de estos parecía que había habido una explosión o algo, una conclusión a la que habían llegado después de ver los restos de ceniza que había por los alrededores. El primero en bajar del vehículo fue Toni.
-Si nuestros amigos están aquí es preferible que seamos Félix o yo al primero que vean-
Toni miró hacia los muros y levantó las manos para que vieran que no era una amenaza. En ese momento vio como alguien le apuntaba con un arma. Cuando Toni lo vio comenzó a hablar.
-No soy un enemigo…somos amigos de Juanma. ¿Esta el aquí?-
-¿Has dicho Juanma?-preguntó la voz de un chico desde lo alto de la torreta.
Toni vio como el chico se retiraba de la torreta y de repente una conocida figura femenina se dejo ver. Cuando Toni la vio, los ojos se le abrieron como platos. Se trataba de Alicia. Esta gritó enseguida que abrieran las puertas de la prisión para que pudieran entrar. Cuando el vehículo cruzó las puertas y Toni y Alicia se encontraron se dieron un fuerte abrazo. Ninguno de los dos podía creerse que después de tanto tiempo volvieran a encontrarse, después de tantas penurias se veían de nuevo. Tanto tiempo hacía que no se veían que habían perdido la cuenta de cuanto tiempo exactamente. También Félix y sus acompañantes salieron del vehículo y vieron el estado de la prisión. Era evidente que algo había pasado allí no hacia mucho. Reconocieron a muchos de sus compañeros allí, pero también vieron rostros desconocidos.
-¿Dónde esta Juanma?-preguntó Félix.
-Hace unos días se marchó junto a un grupo para buscar un helicóptero, pero aun no han vuelto. No sabemos de su paradero, otros sin embargo nos han dejado-dijo Alicia.
-Tenemos a Sandra en el vehículo. Necesitamos que Lidia le eche un vistazo a su pie- pidió Félix abriendo la puerta del vehículo para sacar a Sandra.
Cuando Félix sacó a Sandra se quedó esperando a que Lidia apareciera por allí para ver a su compañera.
-Lidia esta convaleciente, casi se muere, pero tenemos a una farmacéutica que le puede echar un vistazo. Es sorprendente que os hayáis encontrado con ella. No sabíamos nada de ella desde que partió junto a una muchacha llamada Zulema- explico Alicia.
-¿Has dicho Zulema?. Mi hija se llama así. Se escapó del campamento francés donde estábamos presas- dijo Magda entrando en la conversación.
En ese momento, Magda se acercó a Sandra para preguntarle donde estaba su hija. ¿Por qué ya no estaba con ella?, ¿Dónde estaba su hija?.
-Ella no contestara muchas preguntas Magda, espera a que se ponga bien-
Llevaron a Sandra hasta la enfermería, allí había una mujer haciéndole una cura en un brazo a un hombre al que dicho brazo le había desaparecido por debajo del codo. En otra camilla estaba tumbada Lidia, la cual estaba tumbada observando y dando instrucciones a su compañera de como hacer la cura. Lidia se sorprendió mucho cuando vio a Toni y a Félix entrar en la enfermería con Sandra a cuestas.
-¿Qué le ha pasado?- preguntó Lidia.
-No lo sabemos. La encontramos así a ella sola. Caminaba por la carretera apoyándose en un rifle, no sabemos donde ha estado ha estado hasta ahora. Ya contestara a nuestras preguntas cuando despierte. Al parecer, según Magda, su hija estaba con ella- respondió Félix.
-¿Zulema?-preguntó Lidia.
-Si. Así se llamaba- respondió Toni.
-Encontramos a esa chica un tiempo después de escapar de la urbanización. Venia huyendo del campamento de los franceses. No se de que van esos malditos- respondió Lidia.
-Los franceses no van a ser un problema. Los que no están muertos han huido. Un grupo armado irrumpió en el campamento de Roache y lo arrasó.- contestó Félix.

Nuria terminó de inspeccionarle el brazo a Narciso y luego se centró en el pie de Sandra. Lo tenía definitivamente dañado, aunque no estaba roto como todos pensaron en un primer momento. Después de practicarle una cura con la ayuda de Lidia la dejaron descansar y salieron de la enfermería, tan solo se quedó Nuria allí, con la promesa de que llamaría a los demás cuando Sandra despertara.

Mientras Toni y Félix se paseaban por la prisión para instalarse no pudieron evitar fijarse en el preso. Fue entonces cuando Dennis que pasaba por allí les explicó quien era y porque estaba encerrado. Se lo contó todo, desde lo de asesinar a su propio hermano hasta lo que había hecho tras colarse en la prisión. Poco después Toni se instaló en una de las celdas vacías y Félix y Sole se instalaron en otra. Nada mas instalarse, Sole se sentó en la cama y Félix notó que algo no iba bien.
-¿Qué te ocurre?-
-No dejo de pensar en Miguel…- Sole miró a Félix.-Dios…con esto no pretendo hacerte menos que el…no me malinterpretes-
Félix se sentó al lado de Sole y le pasó el brazo por encima, luego la arrimó hacia el y se abrazaron.-No te preocupes por eso ahora-
-No entiendo el porque el no pudo sobrevivir y yo si. No entiendo que tengo yo que no tenga el para merecer mas estar aquí. No lo merezco en absoluto-
-Yo a veces pienso eso mismo-confesó Félix.-No lo sabes, pero al poco tiempo de que se desencadenara este apocalipsis o lo que sea…murieron dos niños que estaban a mi cuidado. Me sentí fatal, no comprendía por que habían tenido que morir dos niños inocentes…,  la gran mayoría del grupo me culpó del asesinato y yo me quedé tan en shock que me encerré en mi mismo. No veía salida posible y el mundo que me esperaba no me daba ánimos para nada. Puede que te suene a cobardía…pero intente suicidarme- En ese momento Félix le mostró los cortes que todavía perduraban en sus muñecas, eran cicatrices de culpabilidad.-Traté de suicidarme, pero cuando todo parecía estar perdido del todo, me salvaron la vida. Desde ese momento no comprendía porque merecía ser salvado. ¿Qué me hacía diferente al resto de los que habían muerto?, ¿Por qué esos niños murieron y yo tuve una nueva oportunidad?. Por un momento odié a los que me salvaron, pero cuando me di cuenta de la realidad, tuve una especie de revelación. Estamos aquí por un motivo, todos nosotros-
-¿Hablas de destino?-preguntó Sole.
-Si. El destino condenó a la humanidad, el destino nos salvó y el destino hizo que nos encontráramos en aquella carretera y que acabáramos en aquel campamento. El destino quiso que nos lográramos escapar y que nos encontráramos a Sandra, todo lo que nos ocurrió desde ese día nos ha traído hasta aquí-
-Pues es un destino muy cruel- respondió Sole.
-Yo cuidare de ti. Sea lo que sea lo que venga lo afrontaremos juntos. No te dejare sola nunca. Siempre estaré a tu lado- dijo Félix besando a Sole.

No hay comentarios:

Publicar un comentario