Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 13 de enero de 2012

Capitulo 138 : Extraña desaparicion, part 1

Día 19 de Mayo de 2009
Día 341 del Apocalipsis.

Me desperté con un fuerte dolor de cabeza. Miré a mí alrededor y vi que estaba como en un quirófano. Estaba tumbado totalmente desnudo y me llevó un rato saber como había llegado allí. Estaba mareado y había perdido la noción del tiempo. Traté de liberarme, pero era imposible. En ese momento escuché como alguien tiraba de la cadena y dejaba ir el agua, fue entonces cuando se abrió la puerta del baño y vi salir a Úrsula con un albornoz.
-¿Qué coño pasa aquí?. ¿Dónde estoy?-
Me sorprendió lo apagada que sonaba mi voz. Estaba muy drogado en aquel momento y ni siquiera sabía los días que hacía que estaba allí encerrado. Úrsula se paseó por allí mientras me miraba con una sonrisa.
-Te has despertado por fin. Mejor, así será más divertido. A veces parecía que estaba follando con un muñeco que ni se movía-
Intenté hablar,  pero Úrsula me besó y acabó mordiéndome el labio inferior. No tardé en notar el sabor de la sangre en mi boca, vi como Úrsula se relamía los restos de mi sangre en su boca.
-Te preguntaras a que me refiero. ¿No?- Úrsula se puso sobre mí y comenzó a reír casi de forma histérica.- Desde que estas aquí…digamos que eres mi puta-
Úrsula alargó la mano y cogió una jeringuilla de una bandeja, seguidamente comenzó a darle golpecitos con el dedo.-Te preguntaras que es esto. ¿No? Te diré lo que es, se trata de una especie de viagra liquida, no es viagra exactamente, pero es para que me entiendas- Úrsula me clavó la jeringuilla en un muslo y siguió hablando- Esto te va a poner muy cachondo-
Los efectos no tardaron en llegar y en pocos minutos estaba completamente excitado y drogado, noté como Úrsula se ponía sobre mí y noté como me metía dentro de ella, seguidamente comenzaba a moverse. Yo no podía hacer nada por evitar aquello, me pude imaginar que era eso lo que había estado haciendo aquella chica. Mi visión se nublo por momentos, justamente antes de perder el conocimiento eyacule dentro de Úrsula.

Día 16 de Mayo de 2009
Día 338 del Apocalipsis.

El día en el campamento amaneció entre gritos de terror. Cuando David se acercó corriendo al origen de los gritos, vio que se trataba de un cadáver. Un hombre yacía muerto en el interior de su tienda de campaña. Alguien le había disparado a bocajarro tres veces. David pudo comprobar que las balas eran de pistola y que estas coincidían con el armamento que ellos llevaban y que habían sacado del arsenal francés. Después de eso lo primero que hizo fue reunirse con los demás.
A la reunión solo acudieron Vanesa, Ray, Abel, Hawkins, Iván, Philip, Luci, Cesar y Andrea. Santi estaba aun en la enfermería en estado grave.
-¿Dónde están Juanma y Héctor?-preguntó Andrea.
-Yo los he buscado, pero no hay ni rastro de ellos- dijo Luci.
-Quizás Juanma haya vuelto a la prisión. El quería marcharse-contestó Andrea señalando en la dirección donde estaba la cárcel.
-¿Sin nosotros?, no lo creo-contestó Iván.
En ese momento una de las chicas comenzó a gritar algo y a señalarles a ellos. Todos los miraron y el doctor se acercó a ellos.
-No quiero acusaros de nada, pero un hombre a sido asesinado con una de vuestras armas y dos de los vuestros han desaparecido, tenemos motivos para pensar que han sido ellos y se han fugado-
-Juanma y Héctor no han podido ser. Ellos no están, pero…-
-Pues habrá que encontrarles cuanto antes y que den una explicación convincente- dijo el doctor mientras se alejaba de allí.

Hace unas horas (Antes de encontrar el cadáver)

El doctor había acabado de hablar con el chico que estaba al mando del grupo de forasteros. Justo después había ido a la consulta donde apareció Gina. Esta le dejó el arma de uno de ellos sobre la mesa.
-¿De quien es?-preguntó el doctor.
-Es del tal Héctor. Tengo su semilla en mi y mi prima también. Lo hemos dejado ya en el sitio planeado. Todo marcha según lo planeado-
El doctor se levantó de la silla y cogió el arma. Esta estaba cargada del todo.-Tengo que ir a hablar con Joe. Creo que quiere hablar más de la cuenta-
El doctor mandó a dormir a Gina y salió de la caravana en dirección a la tienda de campaña de Joe. Todos dormían en el campamento, así que nadie vería lo que iba a hacer. Cuando llegó a la tienda llamó a Joe en voz baja, este abrió la cremallera y salió al encuentro del doctor.
-Buenas noches doc. ¿Qué hay?-preguntó Joe con la sonrisa que siempre recibía a la gente.
El doctor se puso junto a el y le preguntó si podía pasar al interior de la tienda. Esta era lo suficientemente espaciosa para que varias personas adultas pudieran caber de pie. Joe dijo que si y ambos entraron en el interior.
-¿Qué desea doctor?-preguntó Joe.
-Ha llegado hasta mis oídos que has tenido una pequeña charla con el chico ese de los forasteros, lo has citado a las cinco de la madrugada aquí. ¿Qué quieres contarle?-
La mirada de Joe cambió por completo. Sabía que lo habían descubierto.
En ese momento el doctor sacó el arma y le apuntó con ella directamente al pecho.-¿Tienes idea de lo mucho que estoy trabajando para que nuestra comunidad salga adelante?. Tú pretendías echar por tierra todo eso-
Joe trató de gritar pidiendo ayuda, pero enseguida se dio cuenta que de nada serviría. Estaría muerto mucho antes.-No le contaré nada, lo prometo-
-Ya no puedo fiarme de tu palabra Joe. Se que te iras de la lengua. Siento tener que hacer esto-
Joe sonrió otra vez y entonces miró al doctor.-Eso que usted hace aquí no es buscar la repoblación de la raza humana. Es la obra de un enfermo-
-Es sorprendente que digas eso cuando también has estado comiendo lo mismo que los otros. Sabías muy bien de donde viene esa carne-
De repente el doctor disparó tres veces y el cuerpo de Joe cayó de espaldas sobre el suelo de su tienda de campaña. El doctor miró el arma y luego sonrió al moribundo Joe.-Esto del silenciador es todo un acierto-
Joe se quedó tembloroso en el suelo y no tardó en morir. Cuando Joe estuvo muerto, el doctor salió de la tienda y volvió a su caravana.

A las cinco entró Úrsula en la tienda y se plantó delante de la cama de su padre. Pudo ver a Fidel en una parte de aquella caravana durmiendo plácidamente.
-Papa, ya esta hecho- dijo Úrsula.
El doctor sonrió con una amplia sonrisa y miró por la ventana. –¿Lo has llevado a tu caravana?-
-Si. Allí lo he dejado. ¿Para los otros quedara como que el mató a Joe?-
-Exacto. Eso es lo que queremos, los demás miembros de su grupo caerán poco a poco-

Día 16 de Mayo de 2009
Día 338 del Apocalipsis.
Unas horas después de descubrir el cadáver de Joe.

David y Andrea habían estado buscando por todo el campamento y luego habían salido fuera de este, pero no había ni rastro de los demás. Habían desaparecido del mapa.
-¿Dónde están?, ¿Dónde se han metido?- preguntó Andrea.
-Puede que esta gente les haya hecho algo. No puede ser que hayan desaparecido porque si. Juanma y Héctor no pueden haber matado a ese hombre y mucho menos largarse sin nosotros, les han hecho algo- dijo David.
No tardaron en reunirse con Iván, Cesar y Luci. Ellos tampoco habían tenido suerte, habían buscado por los alrededores del campamento.
-No los encontramos. Han desaparecido- dijo Cesar.
-Escuchad, esto no pinta bien. Juanma decía que esta gente no era trigo limpio. No se que cojones pretenden, pero tenemos que encontrar a estos dos, llevarnos a Santi y volver rápidamente a la cárcel. Estos no están muy armados-
-Pero saben donde esta la prisión. Podrían atacarnos-dijo Andrea en voz baja.
-Pues si nos atacan los esperaremos para defendernos. Escuchad, esta noche cuando todos duerman nos prepararemos y los buscaremos por todo el campamento. Si es necesario dispararemos contra quien sea sin excepción- dijo Cesar.
-¿Y que haremos con Fidel?-preguntó Luci.
-Que le den al niño. Esta con su familia, eso era lo que quería, ¿no?. Pues ya esta, nosotros vamos a lo nuestro y al crio que le den, como a su familia de degenerados- dijo Iván mirando hacia el campamento.
-Volvamos al campamento. Interrogaremos a Ray. El ha pasado mas tiempo con esta gente, debe saber algo- sugirió David.

Ray estaba en su tienda tumbado cuando entró Vanesa. El alzó la mirada y le pidió que se acercara.
-Ahora no puedo Ray. Juanma y Héctor han desaparecido-
-¿Y que mas da?, ellos no me importan. Aquí solo importamos tú y yo- replicó Ray.
-Cuando les dije que debíamos buscarte no pusieron pegas. Creímos que estabas en Banyeres y ellos no se lo pensaron  a la hora de meternos allí para buscarte- mientras hablaba, Vanesa recordó el dibujo del bloc de Fidel donde aparecía Ray junto a dos chicas.- Vi un dibujo donde aparecías tu con dos tías en pelotas. ¿Qué coño pasa aquí?-
Ray se sorprendió con la pregunta y se puso de pie.-No hagas mas preguntas si es que quieres seguir viva-
Ray agarró fuertemente a Vanesa del brazo y esta lo miró con expresión de miedo.-Me haces daño-
-Solo si me haces caso podre mantenerte con vida y alejada de los demás- respondió Ray.
Vanesa no entendía nada. Parecía que estaba delante de otra persona. Para nada parecía aquella persona que había conocido en el Nido 81. Las cosas allí en el campamento no eran normales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario