Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 6 de enero de 2012

Capitulo 136 : Infierno , part 4


Emilio llegó a Alcoy y avanzó hacia el hospital poco a poco. Había logrado pasar desapercibido ante el millar de muertos vivientes que había en la ciudad. No tardó en llegar junto a la ambulancia y comenzar a llenar el depósito con la garrafa de gasolina que llevaba. Cuando vació la garrafa la lanzó lejos. Rápidamente se planto de un salto en el interior de la ambulancia y giró la llave en el contacto. El motor rugió con fuerza y se caló, podría ser que era por que había estado mucho tiempo parada o que se la hubiesen dejado en marcha y la batería se hubiese agotado.
El rugido del motor había alertado a un pequeño grupo de infectados que en ese momento avanzaban hacia el vehículo para ver el origen del ruido, en otras palabras, el.
Eran varios de diferentes sexos y tamaños. No tardarían en estar aporreando el vehículo para cazarlo.
-Vamos puto trasto, no me dejes tirado ahora-
El primer infectado llegó y comenzó a dar golpes en el capó. Los otros no tardaron en rodearlo y comenzar a hacer lo mismo que el primero. Uno de ellos atravesó el cristal del conductor, a Emilio no le dio tiempo a repelerlo y el infectado le clavó los dientes en el hombro. Emilio lanzó un grito de dolor y golpeó al infectado.
Emilio supo en ese momento que estaba condenado, el también había caído, pero no iba a rendirse por nada del mundo, volvió a girar la llave en el contacto y el motor volvió a rugir, otra vez se caló.
Nuevamente el infectado que le había mordido volvió a tratar de entrar seguido de otro mas, Emilio abrió fuego y abatió a los dos que estaban tratando de entrar. Rápidamente volvió a girar la llave en el contacto y el motor rugió con fuerza, esta vez se mantuvo encendido y Emilio lanzó un grito de júbilo. Lo había logrado. Emilio piso el acelerador y la ambulancia salió de allí a toda velocidad atropellando a todos los infectados que se cruzaban en su camino. Eso estaba provocando daños en la carrocería, pero ya las arreglarían cuando estuviese en la prisión, sin embargo no sabia cuanto le quedaba a el de vida. El virus que hacía levantarse a los muertos y caminar ahora recorría sus venas y lo acabaría matando, pero al menos había logrado lo que se proponía.
*******
Me desperté cuando note movimiento en el interior de mi tienda. Fuese quien fuese se movía lentamente. No me llegaba olor a podrido, no podía ser un No Muerto, aun así me levante rápidamente y encañoné a una silueta. Cuando me acostumbré a la oscuridad vi a Úrsula, vestía un albornoz que al quitárselo pude ver que estaba completamente desnuda.
-¿Qué haces aquí?, tapate-
Úrsula no articuló palabra y me besó en los labios, comenzó a toquetearme la entre pierna mientras se frotaba contra mi. Me aparté y ella se volvió a poner sobre mí mientras comenzaba a quitarme el cinturón y a desabrocharme los pantalones.
-¿Qué estas haciendo?,¡¡No!!-
Úrsula no paraba-Quiero tenerte dentro. Quiero un hijo- me susurró al oído, luego me dio un mordisco en este.
Como hombre comencé a excitarme. Aunque sabía que tenía que parar. No iba a cometer el mismo error otra vez.
-Déjate llevar-me volvió a susurrar.
Úrsula me quitó los pantalones y seguidamente se puso encima de mí. Sus muslos estaban empapados, comencé a desearla. No podía controlarme, comencé a besarla por el cuello y con un rápido movimiento la tumbe en el suelo de la tienda y me puse sobre ella, su olor era como el de Lidia. Fue ese momento cuando me quité de encima de ella y me aparté en un rincón de la tienda.
-Márchate-
-¿Por qué?-preguntó Úrsula.- Estabas apunto de hacerme tuya-
-Márchate Úrsula. No se de que va esto, pero la respuesta es no. Búscate a otro- dije.
Úrsula se volvió a acercar y comenzó a hablarme al oído.-Solo quiero que me folles para quedarme embarazada, tu chica no se va a enterar-
En ese momento empujé a Úrsula y comencé a vestirme. Le dije que saliese de la tienda y cuando esta se marchó me quedé sentado en la tienda. Casi había metido la pata.
Me volví a tumbar y por un momento me pareció ver al doctor junto a mi tienda. Salí para comprobar que no había sido una alucinación. Allí no había nadie, me lo habría imaginado. Volví al interior de la tienda y volví a dormirme.
*********
Emilio llegó a las puertas de la prisión y tanto Gorka como Dennis se sorprendieron al verlo llegar con la ambulancia. Dennis y Gorka bajaron y cuando Emilio abrió la puerta del conductor vieron la sangre. Emilio se dejo caer sobre el asfalto y vomitó.
Dennis se situó sobre el para socorrerlo y luego miró a Gorka.- Llama a Nuria, hay que curarle-
-No…-replicó Emilio.- Me han mordido-
-¿Cómo se te ocurre ir tu solo a por la jodida ambulancia?-preguntó Dennis.
-Tenía que conseguirla para trasladar a Lidia si nos marchábamos- respondió Emilio apoyándose en la rueda de la ambulancia.
Dennis miró a Gorka con una expresión de odio.-Todo esto es culpa tuya, si no hubieses sugerido irnos… el no se habría arriesgado así-
-No…- Emilio los miró a los dos.- No es culpa de nadie, esto lo hice por mi y por hacer algo para ayudar. Os voy a pedir un favor y es que sigáis adelante con la supervivencia. Quiero que me enterréis con los demás, miradlo de este modo…ya no voy a sufrir mas-
Dennis sacó su arma y le quitó el seguro, luego miró a Emilio y le tendió el arma.-¿Quieres hacerlo tu?-
Emilio cogió el arma y comprobó el cargador, este estaba lleno y Emilio se fue poniendo de pie siendo ayudado por Dennis. Cuando estuvo en pie sonrió a sus dos compañeros.
-Decidles que no se preocupen por mí. Que lo hice por mi mismo y que lo volvería a hacer-
Emilio comenzó a caminar en dirección hacia unos arboles y desapareció entre ellos. No transcurrió mucho rato hasta que Dennis y Gorka escucharon el sonido del disparo. Amanecería en un par de horas y tendrían que explicar el porque Emilio había muerto y luego enterrarlo.
********
Me desperté con movimiento en mi tienda. Abrí los ojos lentamente y vi los primeros rayos de sol. Pensando que de nuevo era Úrsula me giré y casi lancé un grito cuando vi al doctor sentado frente a mí.
-Buenos días- dijo este sonriendo.
-Buenos días-contesté yo.
Entonces la expresión del doctor cambio y me miró con cierta frialdad.- Me he enterado de lo que ha pasado con Úrsula-
-Lo siento, pero no hice nada con ella, se lo prometo- dije.
-¿Por qué no?-
La pregunta del doctor me cogió por sorpresa. No entendía nada.
-Doctor, no le sigo-
-Tenias a mi hija aquí pidiéndote que te la follaras. ¿Por qué no lo hiciste?. Tendrías que habérsela metido hasta el fondo y haberle dado lo que te pedía, un hijo. No es tanto-
-¿De que cojones me esta usted hablando?-pregunté estupefacto.
-¿Qué hablamos anoche?, te hable de repoblar. Te ofrezco a mi hija y tú no haces nada. Esta noche volveré a mandarla y espero que cumplas. Si quieres llevarte a Gloria tendrás que tirarte a mi hija, esa es mi condición-
El doctor no me dejo decir nada mas, simplemente se marchó y yo me quede allí sin palabras, no podía creerme la conversación que acababa de tener. Aquello no podía ir en serio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario