Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Capitulo 135: El convoy , part 1


Día 14 de Mayo de 2009
Día 336 del Apocalipsis.

Sandra abrió los ojos y no vio a Paco por ningún lado. Esta se puso en pie rápidamente y lo buscó a su alrededor. No estaba. Estuvo apunto de llamarlo, pero desecho. No quería llamar la atención de indeseables. Caminó buscando a Paco cuando vio algo que le llamo la atención en el suelo, se trataba de sangre, la tocó y esta aun estaba caliente, era de hacía muy poco. En ese momento escuchó la voz de aquel maldito viejo a sus espaldas, este le apuntaba con el arma mientras sonreía.
-Se acabo vuestra escapadita-
Sandra se fijó en las heridas del viejo y la sangre reseca que lo cubría. Eran las heridas que Paco le había hecho con la piedra con la que le había golpeado. Habían cometido el error de darlo por muerto y luego confiarse demasiado parándose a descansar cuando podrían haber vuelto a la prisión donde habrían estado a salvo.
Sandra no pudo evitarlo y de sus ojos comenzaron a salir lágrimas mientras el viejo sonreía de placer.
-¿Qué has hecho con Paco?-fue lo único que alcanzó a decir Sandra.
-Iñaki esta bien, pero tuve que castigarle de forma ejemplar. Espero que tu no me des quebraderos de cabeza…acércate a mi con las manos en alto-
Sandra hizo lo que el viejo le ordenó y cuando estaba a unos centímetros de el, este le golpeo con la culata del rifle en la cara. Sandra fue tragada por la oscuridad.
********
Alguien llamó a la puerta de la habitación de Eva y cuando esta abrió vio que era Alicia. Esta tenía cara de preocupación.
-¿Qué ocurre Alicia?. ¿Ha pasado algo?-
-Han organizado una reunión en el comedor- contestó Alicia con un gesto de preocupación.
-¿Quién la organizó?-preguntó Eva saliendo de la habitación.
Mientras caminaban hacia el comedor Alicia le iba contando a Eva los motivos de la reunión. Gorka los había reunido allí a todos los demás para hablarles de la posibilidad de marcharse. Almudena se había quedado en la enfermería junto a Lidia y la niña mientras que Nuria cuidaba de Narciso en el pabellón de psiquiatría. Gorka había reunido a todos los demás para proponerles marcharse de la prisión porque esta había dejado de ser segura.
Cuando Eva y Alicia llegaron al comedor vieron a Gorka de pie hablando acaloradamente con Emilio, el cual se mostraba negativo a marcharse de la cárcel.
-No podemos irnos. Tenemos heridos y gente fuera de los muros-decía Emilio.
-Una chica que esta en coma y Narciso que no da mucho más de si. Los demás que están fuera es posible que no vuelvan. Con las explosiones, los muros se han visto seriamente dañados y nuestra lucha contra los podridos durante el asedio podrían haber delatado nuestra posición para mas podridos o otros grupos. Quizás si nos atacan otra vez no tengamos tanta suerte. Yo por mi no me iría de aquí, pero no tenemos opción-explicó Gorka.
-¿Y porque no te marchas tu solo?. No podemos irnos dejando a los demás a su suerte. Yo no pienso irme de aquí- dijo Eva entrando en el comedor y plantándose en medio del comedor.
Todos los presentes se quedaron mirando a Eva. No eran muchos los presentes, pero todos estaban atentos a los acontecimientos que se iban a desarrollar en breves. Emilio también se posicionó al lado de Eva junto a Alicia.
-Yo estoy con Eva. Tenemos a gente de los nuestros ahí fuera. ¿Qué pasara cuando vuelvan y no nos encuentren aquí?-
-No sabemos si están vivos y tampoco vamos a esperarlos eternamente, pero irnos de aquí me parece una locura. ¿Dónde vamos a ir?- dijo Dennis.
-No se, pero algún sitio habrá donde podamos ir- contestó Gorka.
Entonces entro Gálvez en la conversación y expresó su opinión al respecto.-Ya se que no tengo mucha opinión aquí, ya que realmente no estoy con vosotros desde hace mucho, pero estoy con Eva, no podemos irnos y dejar a los demás a su suerte, los heridos no sobrevivirían al viaje-
-¿Y si nos encuentran los franceses?-preguntó Gorka.
-En eso tienes razón. Esos son peores que los No Muertos-contestó Cristina.
-Esta bien. Atendedme todos, esto es importante- Eva se plantó en el medio del comedor.- Esperaremos unos veinte días aquí mientras reforzamos la seguridad. Si en veinte días nadie ha vuelto nos marcharemos, Gorka tiene razón en parte, pero solo en parte. Lidia esta conectada a un aparato para poder vivir, sin el morirá. Ella no puede ser trasladada a menos que se prepare un vehículo especial para ella o despierte. Desgraciadamente no disponemos de vehículos para ello y nos quedan dos furgones, el Kuad de Luci y un autobús-
-Bueno. Yo tenía pensado salir hacia un ambulatorio o hospital cercano para conseguir morfina, podría traer de paso una ambulancia de allí- dijo Emilio.
-¿Vas a volver a salir?-preguntó Dennis-¿No has tenido ya suficiente con lo de Alcoy?-
-Narciso necesitara morfina dentro de poco. Porque cuando la que tiene se le acabe va a querer morir-respondió Emilio.
-¿Cuándo vas a salir?-preguntó Dennis poniéndose de pie.
-Ya…-contestó Emilio.
-Pues te acompañare, pero antes voy a pasar por psiquiatría para pedirle a Nuria una lista de lo que necesite, cogeremos un furgón y nos armaremos mas que la vez anterior. No quiero que me sorprendan como la otra vez-
-Bien, pero tened cuidado. Por nuestra parte doy por finalizada esta reunión, si en veinte días no han vuelto nos marcharemos- dijo Eva saliendo por la puerta del comedor.
Un rato después Emilio y Dennis se marcharon en su nueva misión. Su objetivo era de nuevo Alcoy, iban a saquear el hospital en busca de morfina y antibióticos. Esperaban que no los volvieran a asaltar como la vez anterior.
*********      
Me desperté con el mismo presentimiento del día anterior. Me agobiaba el hecho de tener que soportar esa presión en el pecho y no saber a que se debía. La sensación de que algo no iba bien era cada vez mas pesada y lo único que quería era volver a la prisión y ver que todo iba bien.
-¿Ya te despertaste?-la voz de Héctor sonó a mis espaldas.
-He pasado una noche horrible-contesté.
-Ya me di cuenta, hablabas en sueños. ¿Qué coño estabas soñando?-
-Ahora no me acuerdo. ¿Están listos los demás?-pregunté mientras me ponía de pie.
-Si. Iván y Cesar se han adelantado un poco para reconocer el terreno, estamos cerquita de Castalla.-

Me reuní junto a los otros debajo de un gran árbol donde pude ver a Fidel jugando con su hámster. Luci no le quitaba ojo de encima mientras que David y Andrea limpiaban sus armas. Al poco rato volvieron Iván y Cesar.
-Desde aquí se ve Castalla. No se ve mucho, pero se aprecia actividad en la calle- dijo Iván.
-¿Vivos o muertos?- preguntó Philip con cierta ironía ya que sabía lo que le iban a contestar.
-Se veían menos de una docena, pero eso es porque son las afueras del pueblo. El interior deben ser las fiestas del pueblo-contesto Iván con ironía.
-¿Deberíamos adentrarnos?-preguntó Vanesa.
El niño no dejaba de señalar en aquella dirección con una sonrisa mientras daba saltos de alegría. Era evidente que era allí donde quería ir. El niño parecía que no era consciente del peligro que entrañaba adentrarse en un pueblo plagado hasta los topes y lo difícil que seria salir vivos de allí, ya que era un pueblo que ninguno de nosotros no conocía. Perderse era cosa fácil.
-El niño ya nos marca el camino a seguir-dijo David mientras lo miraba.
-Si, es un GPS…-dijo Philip con una sonrisa.
-Creo que deberíamos adelantarnos tres o cuatro con el crio para ver si tenemos suerte. Somos muchos y llamaríamos más la atención, al contrario de si somos tres o cuatro- sugirió Santi.
El chico seguía dando saltos de alegría mientras señalaba y sonreía.- ….amila…amila…-
-¿Amila?-se preguntó Andrea.
-Creo que quiere decir familia.
Luci se puso en cuclillas delante del chico y lo miró fijamente, luego le pregunto.-¿Es allí donde están tu mama y tu papa?-
El chico asintió rápidamente. Sin duda era allí donde vivía antes. La cuestión era quien se arriesgaría a adentrarse allí.
Castalla no era un pueblo muy grande, y no había muchos habitantes, pero al igual que en otros pueblos, allí se habrían instalado unidades militares y al igual que en otras partes, estos habían sucumbido a las hordas de No Muertos. Las muertes de los militares habrían engrosado las hordas de aquellos seres.
Finalmente seriamos tres los que nos adentraríamos en el fregado. Luci, Iván y yo. Los tres escoltaríamos a Fidel. Mientras, David y Andrea ocuparían un puesto en los edificios de las afueras para cubrirnos en caso de que las cosas se complicaran, los demás nos esperarían en ese punto.
Repartimos el armamento que llevábamos y nos preparamos suficiente munición para cada uno. Antes de ponernos en marcha saque la foto de Lidia que llevaba conmigo a todas partes y la contemple. Pude observar como una parte por la cara de Lidia se me había rascado, seguramente en una de mis escaramuzas en Ibi cuando fui a buscar a los chicos del internado. No le di importancia, después de susurrar un “Te quiero” la volví a guardar y nos pusimos en marcha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario