Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 23 de diciembre de 2011

Capitulo 134 : Perturbado, part 4


Comenzaba a caer la noche sobre Alcoy, Dennis y Emilio ya habían dejado el pueblo atrás. Habían emprendido el camino de regreso a la prisión. Ambos estaban agotados mental y físicamente. El hambre los martirizaba a cada paso que daban. No tardaron en ver los muros de la prisión, en un ultimo esfuerzo comenzaron a correr hasta que estuvieron frente a los muros. Estos estaban hechos polvo.
-¿Qué cojones ha pasado aquí?-preguntó Dennis.
Fue en ese momento cuando se vieron iluminados por un foco y escucharon una voz familiar. -¿Quién va ahí?. Identifícate-Seguidamente escucharon como amartillaban un arma.
-Somos nosotros, Emilio y Dennis- respondió Dennis levantando un brazo para cubrirse del foco.
No tardaron en dar la voz de alarma y Eva salió a abrir la puerta. Esta se quedo estupefacta cuando los vio solos y desvalidos.-¿Solo vosotros dos?,¿y los demás?-
-No lo han logrado…¿Qué ha pasado aquí?-preguntó Emilio.
-Cosas terribles…-respondió Eva con voz entrecortada al borde del llanto.
Eva les puso al corriente de lo ocurrido durante su ausencia. Emilio lo primero que hizo fue ir a ver a Lidia, la cual seguía en coma.
-Dios…siento lo que te ha pasado. Parece que todo se ha complicado de mala manera-decía Emilio hasta que entró Eva en la enfermería.
-Ella me salvo la vida de alguna manera. Quizás debería estar yo en su lugar-dijo Eva sentándose en un taburete de la enfermería.
-No digas eso…no es culpa tuya, ni las muertes de los demás tampoco. No te agobies- Emilio se puso en pie y miró fijamente a Eva.-¿Cuál es la situación de Narciso?-
-Crítica…lo mantenemos con morfina. Nuria encontró cuatro ampollas de milagro. No le duraran más de dos días más-
-Mañana saldré para ir a algún hospital y traeré morfina. Necesitare llevarme comida para dos días- dijo Emilio paseándose por la enfermería.
-Acabas de volver de una misión que casi te cuesta la vida y no podemos prescindir de personal, podría asaltarnos nuevamente una horda- contestó Eva poniéndose de pie.-Además, no tenemos noticias de los demás-
-¿Te refieres a Juanma y a su grupo?-
- Y a Sandra, tampoco sabemos que ha sido de ella-dijo Eva cada vez más derrumbada.
Emilio notó algo entonces, algo en la voz de Eva le revelaba que se estaba planteando una decisión.-¿Qué ocurre?, aquí hay algo mas-
-La prisión ha dejado de ser segura… creo que tenemos que irnos. Pero con la gente que falta y con Lidia así… algunos opinan que como Lidia no parece que valla a salir de esta, lo mas lógico sería dejarla aquí y marcharnos nosotros-
-No podemos hacer eso, no es humano- replicó Emilio.
-Yo no quiero hacerlo, pero la gente habla y creo que este hecho podría dividir el grupo-
-El grupo ya esta dividido…-
-No se que hacer. Todo esto me supera-
-Tranquila, mañana convocaremos una reunión y dejaremos las cosas claras- dijo Emilio poniéndole las manos en los hombros a Eva.
*********
Ramiro abrió los ojos y se vio a oscuras tirado en medio del bosque. La cabeza le dolía muchísimo y notaba el sabor de la sangre en la boca. Le habían golpeado con ganas y tenía una buena brecha en la cabeza. No pudo evitar sonreír de forma malévola. No era la primera vez que jugaba a ese juego.
-Podéis correr, pero no podéis esconderos. Os voy a coger-
Ramiro se puso de pie y comenzó a caminar por allí buscando señales de la huida de sus dos hijos. Le llevarían unas horas de ventaja, pero en aquel lugar no podrían ir muy lejos, el tenía al toro por los cuernos, les iba a dar caza tarde o temprano.
-Vais a recibir un buen castigo hijos míos, a papa nadie se la juega-

Sandra estaba perdida, sus cálculos habían fallado y ahora estaban perdidos en un bosque sin nada de luz y con un loco peligroso que quizás estaba pisándoles los talones. Paco no había comprobado si estaba muerto o no, simplemente habían salido corriendo de allí. Sandra se paró para tomar aire.
-¿Por donde esta esa puta prisión?-preguntó Paco jadeando.
-No lo se. Me he perdido- contestó Sandra.
-Bueno, estaba muerto seguramente. Podemos descansar-
-¿Cómo sabes que estaba muerto?-preguntó Sandra dejándose caer contra un árbol.
-Estaba muerto, le machaque la puta cabeza-contestó Paco fuera de si debido a los nervios que sentía.- Nos quedaremos a dormir por aquí, tu duerme, yo montare guardia-
Sandra hizo lo que Paco le dijo y por fin pudo descansar ante la mirada atenta de su compañero.

Ramiro sonrió complacido por lo que acababa de encontrar. Eran ellos, se habían confiado y eso jugaba en contra de  ellos, pero a favor de Ramiro. Los dejaría descansar hasta que amaneciera y les daría caza. El también aprovecharía para descansar sin perder de vista a esos dos conejos. También tenía que curarse las heridas de la cabeza.
No los mataría, al menos torturaría a su hijo Iñaki, el era el inventor de todas las fugas, siempre había sido el confidente de su hermana y todo lo que hacía esta, el estaba detrás de todo. Les iba a dar un castigo ejemplar y que nunca olvidarían, iban a pagar por lo que habían hecho.
********
Natacha había hecho la ronda por toda la urbanización y había acabado con los infectados que se había encontrado por el camino. Lo había hecho de forma sigilosa para no atraer a más. Cuando volvía a la casa que habían ocupado Sole, Magda y ella cuando escuchó el sonido de motores, estos sonaban como el de unas motocicletas y por si fuera poco, estos sonaban dentro de la urbanización, se dirigían hacia su posición. Natacha busco cobertura y espero, al ser de noche no tardo en ver los faros de las motos, se trataba de dos, eran dos personas.
Natacha se fue acercando de forma cautelosa, quería ver de quien se trataba, sobretodo quería saber si eran amigos o enemigos, si eran amigos posiblemente podrían llegar a un acuerdo de ayuda mutua, si eran enemigos acabaría con ellos allí mismo. Mientras los observaba pensó que podrían ser hombres de Roache que habían quedado rezagados tras el ataque de los asalta caminos.
Los escuchó hablar, las voces pertenecían a españoles, aunque eso no significaba nada, muchos de los hombres de Roache eran de nacionalidad española, estos hablaban de encontrar a unos compañeros y de que podrían empezar por las casas que habían ocupado anteriormente, eso le daba pistas a Natacha de que aquellos dos habían estado antes allí.
Natacha preparo su arma y decidió salir a su encuentro. Su corazón latía apresuradamente. Ella alzó el arma y apunto a los dos desconocidos.
-Buenas noches-dijo ella.
Los dos desconocidos se giraron hacia ella y cuando vieron el arma le apuntaron también.

Félix y Toni tenían enfrente de ellos a una mujer con acento francés que no dejaba de apuntarles con un arma. Esta les pedía amablemente que dejasen las armas en el suelo, debido al marcado acento francés de la chica, Félix no pudo evitar preguntar.- ¿Estabas en el campamento de Roache?-
-Si…-respondió la chica.- soy Natacha-
-Nosotros somos Félix y Toni. Éramos de los que nos hacían trabajar picando y cavando hasta que nos metieron a la fuerza en su ejército, pero nos atacaron y solo nosotros pudimos escapar-
-¿Solo vosotros?, había un científico ya mayor, el Doctor Harold Leslie…-
-Seguramente esta muerto. No hemos pasado por allí, pero no parece que no queda nadie más con vida…- Félix hizo una pausa y luego continúo hablando- puedes bajar el arma, no somos peligrosos-
Natacha bajó el arma y por fin sonrió.- Estoy aquí con Sole y otra chica-
-¿Sole?, ¿Sole esta aquí?-preguntó Félix.
-Si, ella esta en la casa que hemos ocupado- contestó Natacha.
Natacha condujo a Félix y a Toni a la casa. Cuando las miradas de Félix y Sole se cruzaron, ambos corrieron el uno hacia el otro y se abrazaron.
-Siento lo de Miguel, lo siento mucho-dijo Félix sin dejar de abrazarla.
-No podíamos hacer nada. Lo estoy tratando de superar, pero no es fácil. ¿Sabes?-
-Lo se, pero al menos el infierno del campamento ha terminado-dijo Félix mirándola a los ojos.
-¿Cómo habéis llegado hasta aquí?-preguntó Magda mientras se apoyaba en la barandilla de la escalera.
-Andamos buscando a nuestra gente, pensamos que podríamos buscar por aquí alguna pista que nos dijese donde podrían estar, ya que fue aquí la última vez donde estuvimos juntos, esperábamos que quedara alguien aquí, alguno de ellos. Quizás esperábamos que un chico llamado Juanma frecuentara este lugar o algo- explico Toni.
-¿Juanma?, ¿Quién es ese?- preguntó Natacha.
-¿Recordáis aquel chico que apareció por el campamento? Ese al que acompañaba una chica rubia, intentaron salvarnos, pero no pudieron hacer mucho, fue el mismo día que murió Zapico-continuo explicando Toni.
-¿Son de vuestro grupo?-preguntó Magda .
-Si. Queremos volver junto a ellos- dijo Félix.- Lo malo es que no sabemos donde pueden estar-
-Pues los buscaremos. Supongo que no tendrán inconveniente con que nos unamos al grupo, ¿no?-preguntó Natacha.
-No habrá ningún problema-respondió Félix con una sonrisa mientras miraba a Sole.
**********
Estábamos cerca de nuestro destino y habíamos parado en un lugar aparentemente seguro para pasar la noche, en teoría al día siguiente aproximadamente al medio día llegaríamos a donde queríamos ir. Iván y Cesar montaban guardia mientras que los demás dormían, yo por mi parte no podía dormir, seguía con ese presentimiento extraño y sentía una presión en el pecho. Tenía la sensación de que algo no marchaba bien en la prisión. No sabría explicar que era con exactitud, pero temía por mis compañeros que permanecían allí. Tenía ganas de volver allí y comenzaba a desesperarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario