Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 9 de diciembre de 2011

Capitulo 132: Plan propio , part 3


Toni esbozó una sonrisa cuando vio las dos motos. Era lo que había estado esperando, aunque menos seguras que un coche, estas eran más pequeñas y se encontrarían con menos obstáculos, el único problema era el sonido del motor. Eso era lo que mas preocupaba a Félix. Toni lo notó y le puso la mano en el hombro.
-No te preocupes. Iremos con cuidado-
-Cuando tratamos de ir con cuidado todo se jode. El ruido del motor será un reclamo para esos bichos, no tengo ganas de enfrentarme a una horda en medio de la ciudad-
-Bueno…, trata de calmarte. Haremos lo siguiente, buscaremos caminos secundarios hacia la playa, es decir, rodearemos Valencia y desde la playa accederemos hasta el puerto.-
-Esa parece buena idea- contestó Félix con una sonrisa.
-Y no iremos muy rápido a menos que sea necesario. ¿De acuerdo?-
-De acuerdo-
Ambos bajaron las motos del todoterreno y comprobaron que el depósito estuviese lleno. Lo estaba, pero llevaban mucho tiempo allí y quizás estas no funcionarían. Toni se monto en una y comenzó a arrancarla, el motor no tardó en rugir. Félix hizo lo mismo con la suya y esta también se puso en marcha.
-Cojonudo. Salgamos de aquí- anunció Toni.
Ambas motos salieron poco a poco de aquella zona y comenzaron a recorrer una pequeña carretera mientras trataban de bordear la ciudad. La brisa nocturna del aire de la playa les removía el pelo y les daba en el rostro. Si no hubiese sido por el dantesco panorama que los rodeaba, quizás aquello seria lo más parecido a un viaje en moto por todo el mundo, algo que aunque ninguno de los dos había confesado, era algo que desde niños habían soñado hacer.
La voz de Félix se elevó por encima del sonido del motor.-¿Sabes que será lo primero que haga cuando nos encontremos con los demás?-
-¿El que?-preguntó Toni.
-Pienso decirle a Sandra que estoy loco por ella desde que la vi y …-la frase de Félix se corto cuando pensó que no la veía desde lo que pasó en la comunidad, era como si hubiesen pasado años, había pasado tanto desde la ultima vez que se vieron que ni siquiera sabia si estaba viva todavía. No sabia quien lo estaba y quien no.
Toni también tenía ese sentimiento. Ya no solo era que no sabían donde estaban los demás, ni siquiera si estaban vivos. Habían pasado demasiadas cosas, recordó con cariño a Zapico, había muerto tratando de escapar, recordó a Paco que había desaparecido del campamento. Recordó a todos y cada uno de sus compañeros que habían caído, tuvo que contenerse para no romper a llorar.
Mientras avanzaban en medio de la noche pudieron ver como la ciudad totalmente a oscuras iba tomando forma. Pronto amanecería.
**********
La claustrofobia. Es miedo a espacios pequeños y cerrados. Eso se repetía Emilio constantemente atrapado en aquel pequeño armario debajo de la barra de la cafetería mientras por esta vagaban a saber cuantos de aquellos seres. Estaba siendo una experiencia aterradora, en ocasiones sentía la necesidad de salir de ahí y respirar aire fresco, pero las manos de Dennis lo aferraban fuertemente.
-Si sales morirás, trata de aguantar-
Que fácil era decirlo, pero al menos para Emilio, aquello estaba siendo una experiencia traumática, demasiadas horas allí metido en posición fetal, todo le dolía, las piernas se le habían quedado dormidas y por las rendijas de aquel pequeño armario se colaba el olor de aquellos seres, aunque se había acostumbrado, en aquel espacio tan pequeño se estaba asfixiando, las ganas de vomitar eran constantes, aunque no lo había hecho de milagro.
-¿Cuánto tiempo aguantaremos aquí antes de morir?- preguntó Emilio con cierta ironía a su compañero.
-Aun tardaremos unos días en morir de hambre y sed. Pero con suerte, la psicosis nos asaltara antes, será cuando saldremos fuera para que nos coman o nos mataremos el uno al otro, aunque quizás nos mordamos la lengua y nos suicidemos de forma vergonzosa. Total, allí en la cárcel nos deben dar ya por muertos-
-Esto es una putada. ¿Sabes?. Yo antes de esto tenía una vida, no era perfecta, pero era una vida que me gustaba, no la habría cambiado por nada del mundo, y de repente un día se va todo a la mierda, mis seres queridos mueren…en su mayoría. Paso de andar tranquilamente por las calles a correr por ellas por salvar el pellejo-
-¿No te sientes afortunado de estar vivo cuando otros no lo están?-preguntó Dennis.
-¿Afortunado?...no, mas bien me gustaría haber palmado de los primeros para no tener que ver toda la mierda que ha venido después. Ya no solo hablo de los podridos, hablo en general. Ha sobrevivido demasiada chusma, antes había gentuza, pero ahora la existencia de estos ha sobrepasado niveles críticos, donde los supervivientes deberíamos arrimar el hombro, ahora nos matamos los unos a los otros. ¿Es esta la vida que queremos?-
-No te entiendo-contestó Dennis confuso.
-Yo ya estoy harto de esta mierda. Estoy harto de mire donde mire ver lo mismo. Muerte y más muerte. El ser humano no es perfecto, tenemos nuestros errores. ¿Pero de verdad merecíamos esto?. ¿Nos merecemos que se nos cague encima de esta forma tan rastrera?-
-¿Hablas de dios?-
-Dios, Buda, Satan…, como si se llama Florencio. Nos esta jodiendo a cada paso que damos. ¿ No seria mejor que nos hubiese borrado de un plumazo y ya?.-
-No me digas que a estas alturas crees en dios-
-No creía…, pero desde hace unos días…¿ Por qué no debería creer?. Lo mismo por lo que creo que no saldremos vivos de aquí-
**********
Estaba amaneciendo y el tiempo se me había agotado. Por fin habíamos llegado a las puertas del internado. Nada mas llegar me encontré con varios de los chicos y chicas, habían salido al exterior. Estaban trabajando en algo que no supe que era. Estos me miraban con desconfianza, uno de ellos me miró y salió corriendo hacia el interior, al poco rato apareció seguido por Rey. Este me miró con una sonrisa.
-Veo que vuelves acompañado solo por dos de mis chicos. Ese no era el trato.-
-Las cosas por allí no son fáciles. Si despegaras tu culo de aquí te darías cuenta de que el mundo es peligroso. Pero sin embargo… te diviertes mandando a gente fuera de estos muros mientras tú te sientas tranquilito. Aquí tienes a tus chicos, devuélveme a mis amigos-
Rey sonrió y miró a uno de sus chicos.- Desármalo-le ordenó.
El chico se acercó para cumplir la orden de Rey, en ese momento alce mi arma en dirección a Rey. Este que iba desarmado dejo de sonreír y me miró con furia. Me estaba viendo obligado a cambiar de plan. Los demás chicos me miraron y apuntaron por orden de Rey. Fue entonces cuando Estefanía y Cayetano alzaron sus armas para respaldarme.
-¿Qué coño estáis haciendo?, disparadle- dijo Rey esperando que sus chicos cumplieran su orden.- Y vosotros dos. ¿Qué hacéis?-
-Estamos hartos de seguir tus putas órdenes. El nos salvó mientras que tu que nos mandaste, permanecías aquí a salvo, cuando deberías ser tu quien hubiese venido. No te atrevas a mandar que le apunten-
Los chicos que me apuntaban se habían quedado estupefactos mirándome. Algunos bajaron las armas, fue en ese momento cuando Rey se puso nervioso.
-Matadles a los tres- ordenó.
Yo no bajé el arma. Todos los demás nos apuntaban a los tres.
-Pueden dispararme si quieren…pero tu ya no estarás aquí para verlo-
Las piernas de Rey temblaban, sabía que yo no iba de farol. -¿A que coño esperáis?. Disparad a este cabrón, es un adulto, ya sabéis como son los adultos-
La situación era tensa de narices. Todos nos estábamos apuntando allí en medio, los chicos no parecían querer disparar pese a las órdenes de Rey. En ese momento alcé la voz mientras Estefanía y Cayetano me cubrían.- ¿Cuánto lleváis siguiendo las ordenes de un maldito caprichoso?. ¿Cuántos de los que mandó al exterior a buscar provisiones han vuelto?. Rey no es mas que uno de vosotros, nadie es menos que el. El solo es un niñato que se ha hecho con el control de este lugar. Pero esto no es su patio de juegos ni vosotros sois sus marionetas. No tenéis porque seguir sus órdenes. No tenéis porque quedaros embarazadas de el y solo porque el lo diga- miré a las chicas allí presentes.
Las chicas se miraron las unas a las otras.
-No le escuchéis. Son mentiras, mentiras de adulto. Ellos nos abandonaron aquí a nuestra suerte, ellos…-
-Vuestros padres están seguramente muertos. Más allá de este lugar. Carreteras, pueblos y ciudades, son un hervidero de no muertos. Vuestros amigos y familiares no os dejaron abandonados. Están muertos o son No Muertos, esa es la realidad-dije interrumpiendo a Rey.
-Os miente. Nuestros padres nos abandonaron-
-Temes quedarte solo, eso es lo que te pasa. Por eso quieres mantener a las personas tras estos muros, aquí están a salvo. Si, lo están, ¿ pero a que precio?. ¿A cuantas de estas chicas has obligado a quedarse embarazadas de ti?.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario