Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 4 de noviembre de 2011

Capitulo 127: El hombre malo, part 2


El ayuntamiento de Alcoy estaba completamente a oscuras. Era obvio que aquello había sido el refugio de alguien justo después de la pandemia. De vez en cuando pisaban algún hueso amarillento. Los cuatro avanzaban poco a poco, con sumo cuidado, sabían muy bien que las esquinas y las sombras eran peligrosas, sobre todo si había algún infectado en silencio y agazapado en la oscuridad.
Llegaron hasta una gran sala, allí habían varios esqueletos y ratas entre ellos.
-Buenas tardes señores-dijo Nelson saludando con una mano.
-Aquí no hay nada de comida. Propongo que nos demos el piro. No me gusta nada eso de dejar fuera a Dennis-dijo Eloy señalando con la cabeza hacia el exterior.
-Propongo que nos separemos –propuso Nelson
-No, ni de coña tío- contesto Emilio negando con la cabeza.- Si nos separamos corremos demasiados riesgos-
-Yo tampoco me separaría-contesto Gregorio apoyando a Emilio.
-Cubriríamos mas terreno, pero como queráis. Salgamos de aquí-
Los cuatro volvieron al exterior y vieron a Dennis de pie junto al vehículo.
-¿Ya estáis aquí?. Si que duro poco-dijo Dennis separándose del vehículo.
-Es raro que no haya ningún podrido por aquí, ni se hayan acercado aun-observo Nelson.
-¿Y para que los quieres?, mejor si no aparece ninguno. ¿Qué hacemos ahora?-pregunto Eloy
-¿Volvemos a la cárcel?-pregunto Gregorio encogiéndose de hombros.
-¿Con las manos vacías?. No, seguiremos buscando- contesto Nelson.
Los cinco chicos se subieron al vehículo y salieron de allí rápidamente antes de que los infectados los detectaran.

Okham había visto al grupo de desconocidos del vehículo salir de allí. Parecía que andaban buscando algo, no sabía el que y ni le importaba, solo le importaba el vehículo que llevaban. Decidió contárselo a los demás, ese vehículo debía ser suyo a cualquier precio.
Okham y su  grupo se encontraban en un edificio cercano al ayuntamiento, no hacia mucho que habían llegado a Alcoy y lo primero que habían hecho había sido refugiarse de la lluvia y de los no muertos que pululaban por la zona. 

Jorge vio llegar a Okham con una sonrisa de oreja a oreja.
-¿No deberías estar vigilando?-pregunto Jorge.
-Cállate, vengo a contaros algo muy interesante-
-Dispara- le dijo Ellis
-Tenemos a un grupito de cinco ratones en la ciudad y tienen un suculento vehículo blindado. Deberíamos hacernos con el. ¿Qué os parece?-
-¿Hacia donde se dirigen?-pregunto Hanzo
-No lo se, pero buscan algo por aquí, seguramente comida-contesto Okham sin dejar de sonreír.
Todos se quedaron mirando y después miraron a Okham.
-En marcha- dijo Jean asintiendo.
A Jorge aquello no le termino de convencer, sabia que en el momento que trataran de arrebatarles el vehículo se formaría un fuego cruzado y que aquello acabaría con bajas en ambos bandos, eso era algo que Jorge sabia muy bien y prefería evitar.
***************
German estaba solo en el túnel quitando escombros cuando noto la presencia de Alicia a sus espaldas. Trato de saludarla con una sonrisa, pero la mirada de esta era de todo menos de simpatía.
-¿Querías algo?-
-Si. ¿Por qué lo hiciste?-pregunto Alicia dando unos pasos hacia el.
-¿Hacer el que?  No  se de que me estas hablando, ¿Serias tan amable de explicarte?-
-Sabes muy bien de lo que hablo cabrón. Hablo de lo que hiciste, de como mataste a Ana-
German dejo de trabajar y miro a Alicia fijamente, entonces pudo ver como esta cogía un pico.
-¿Qué vas a hacer con eso?-dijo German dando un paso hacia ella.- ¿Pretendes matarme?-
-¿Por qué mataste a Ana?-
-Venganza- contesto German con firmeza.
-¿Venganza?. Ella no te hizo nada a ti-
-Si lo hizo. Me arrebato a la persona que más quería-
Alicia se quedo un momento pensativa, no sabia a quien se refería aquel hombre. No entendía nada de los motivos que aquel hombre tenia para asesinar a Ana.
-¿Te acuerdas de Marcelo?-pregunto German  de repente.- Si, si que te acuerdas. Ella lo asesino –
-¿El era tu…?-
German dio dos pasos mas hacía Alicia y esta retrocedió asustada ante la indiferencia de aquel hombre al pico que ella llevaba como arma.
-El no merecía eso, ya no…., había cambiado-
-¡¡¡¡No des un paso mas!!!!-grito Alicia.
-Sabes muy bien como esta el mundo, algunos se tienen los unos a los otros, otros como yo ya no tienen a nadie. El estar aquí metidos hace que automáticamente se nos rechace, se nos odie o incluso se mofen de nosotros. Hacemos daño a la sociedad, pero cuando pagamos por lo que hicimos, se nos sigue mirando con desprecio, como si no fuéramos personas-
Alicia siguió retrocediendo hasta que se topo con una pared a sus espaldas. Pronto tenia a German delante de ella, tanto que podía sentir como el corazón del hombre se aceleraba.
Alicia trato de golpearle, pero German fue más rápido y bloqueo el golpe, luego le arrebato el pico.
-Créeme que esto es lo ultimo que quiero hacer, pero si me delatas  me mataran o echaran de aquí y no quiero morir- dijo German al mismo tiempo que cogía a Alicia por el cuello y la levantaba unos centímetros del suelo- Lo siento de veras-
Alicia notaba como se quedaba sin aire, iba a morir como Ana a manos de aquel hombre, intento patalear, pero no tenia fuerzas, le habían abandonado. Trato de gritar, pero solo un débil murmullo salió de su castigada garganta. Se aferro con fuerza al brazo de German y araño una y otra vez, pero no la soltaba.
-Lo siento…de verdad-
Cuando Alicia estaba apunto de desmayarse escucho un fuerte ruido, luego una sacudida y seguidamente se derrumbó en el suelo. Escucho otros dos ruidos y comprendió que eran disparos, cuando Alicia abrió los ojos y vio a German sacudirse varias veces y desplomarse en el suelo. Cuando miro al lado contrario vio a Almudena sosteniendo una pistola de la que todavía salía humo. Almudena se acerco a ella y la ayudo a levantarse.
-¿Estas bien?-
-Si. Gracias…. Casi me mata-
Almudena  se aproximo al cuerpo de German y le propino una patada, luego le escupió.
-Jodido bastardo….ya no volverás a matar a nadie-
No tardaron en aparecer los demás por allí. Habían sido atraídos por los disparos que Almudena había efectuado sobre German. Gálvez y Cuchillo se quedaron mirando el cuerpo del que había sido su compañero.
-¿Qué paso?-pregunto Narciso
Almudena señalo el cuerpo de German.- Mato a Ana, y si no llego a llegar a tiempo hubiese matado a Alicia-
-¿Cómo supisteis que había sido el y no Álvaro?- pregunto Amparo
-Vicky lo dijo-contesto Alicia
-¿Vas a creer la palabra de una niña?, esto es de locos- respondió Cuchillo.
-La niña lo dijo bien claro. El hombre malo le tapo la boca para dormirla. Y yo antes de mi laguna mental, a la última persona que vi en el pabellón de psiquiatría fue a ese cabrón, y justamente antes de intentar matarme confeso el asesinato- aseguro Alicia.
Todos los presentes se quedaron mirando el cadáver de German, este estaba inmóvil y debajo de el se estaba formando un charco de sangre, esta se estaba mezclando con el agua de los charcos.
-¿Qué hacemos ahora con el?-pregunto Darío
-Enterrarlo, aunque no lo merezca-contesto Narciso.
Entre Darío, Narciso, Gálvez   y Cuchillo levantaron el cuerpo de German y comenzaron a sacarlo del túnel.

Vicky vio desde una de las ventanas como transportaban al hombre malo en brazos, este no se movía nada, estaba muerto. Nuria que se había quedado con ella cuando Almudena salió corriendo se acerco a ella. Cuando vio lo que la pequeña estaba mirando trato de apartarla de la ventana, pero la niña se resistía.
-Es el hombre malo-susurro la niña.
***************
Abel estaba rastreando el camino que había tomado el convoy que andábamos buscando, yo me acerque a el sorprendido por la eficacia con que desempeñaba ese trabajo.
-¿ Has sido militar o algo así?-
-No, solo que se me da bien esto, lo mío era ser motorista, ya sabes, la libertad que te da la carretera-contesto Abel con una sonrisa.
-Tus tatuajes son un buen símbolo de esa vida. No me digas que os llamabais los “ Satanases del infierno”-
Abel soltó una carcajada.- No, éramos los peces folladores-
-No me lo creo, me tomas el pelo-
-No, no. Hablo en serio, nos llamábamos así. El nombre lo decidió nuestro jefe, bueno, mi primo Ignacio, en honor a su padre, un conocido actor porno, en su juventud rodo algunas pelis, una de ellas era como una versión porno de los albóndigas y así se titulaba-
-Virgen santa…-
-Pues si eso te sorprende tendrías que haber visto nuestro emblema-
-Miedo me da….- murmure
- Se trataba de un pez con gafas de sol, sonriente, con un puro en la boca y con un manubrio mas grande que el-
Luci pasó por nuestro lado acompañada del chico y nos lanzo una mirada.
-Los tíos pensáis siempre en lo mismo-
El chico soltó una carcajada y nos miro a Abel y a mí.
-…Arros…arros-
-Juraría que nos esta llamando guarros- dije yo mirando al grandullón.
En ese momento Abel se paro, habíamos llegado a Ibi.
-¡¡¡Eh!!!, lady katana. Pregúntale si es aquí-
Luci se agacho delante del chico y le pregunto.
-¿Es aquí Fidel?. ¿Es aquí donde vives?-
El chico negó con la cabeza y señalo al otro lado de la población, luego me miro a mi.
-…as…ejos-
-¿Mas lejos?-pregunte.
El chico asintió con la cabeza y  yo mire a los demás.
-Parece que aun nos queda camino. Héctor-dije mirándolo- Saca el mapa-
Héctor saco el mapa y nos pusimos debajo de un árbol para evitar que se nos mojara.
-Ahora mismo estamos en el parque natural de la Font roja, tenemos Ibi justo en frente, al otro lado de Ibi tenemos  Onil  y Castalla , si los suyos han seguido el camino que creemos que han seguido, tienen que estar allí, en uno de esos dos- explico Héctor.
-Bien, descansaremos y nos pondremos en marcha- dije yo mirando a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario