Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

sábado, 29 de octubre de 2011

Capitulo 126 : El chico, part 1

Comenzó a llover con el anochecer. Sandra fue conducida a la habitación donde dormía ahora presa de aquel viejo demente, el día había trascurrido lento y agotador. Afortunadamente el viejo no había tenido ningún ataque de psicosis y Sandra estaba agradecida por ello, aunque tuvo que comerse aquella asquerosa papilla verde que olía a verduras podridas. Sandra esperaba que aquello no acabara poniéndola enferma, aunque notaba ciertas molestias estomacales probablemente fruto del estrés y del terror que le producía aquel viejo.
Cuando el viejo le puso el grillete, seguidamente se dispuso a inyectarle el sedante. Cuando el viejo hundió la aguja en su cuello, Sandra comenzó a dormirse poco a poco sin poder evitar pensar que al día siguiente el día infernal en compañía de ese maldito viejo empezaría otra vez y solo dios sabia que pasaría por su cabeza al día siguiente, también pensó en Paco antes de desvanecerse por completo. No lo había ni visto ni oído en todo el día.

8 de Mayo de 2009
Día 330 del Apocalipsis.

Amaneció con más lluvia que la noche anterior y en la cueva donde nos habíamos refugiado comenzaba a entrar agua. Nos estábamos preparando para marcharnos cuando vimos que Philip no estaba. La alarma entre nosotros no tardo en aparecer.
-Seguro que el cabronazo se ha marchado con los suyos-decía Iván
-Estaba aquí hasta hace nada. No puede haberse ido muy lejos-contesto David
En ese momento Philip apareció en la entrada de la cueva con varias ardillas colgadas del cinturón y con un arma en las manos. Este pasó ante Iván y David mostrando indiferencia y se sentó sobre una de las rocas del interior de la cueva.
-Fui a por la cena de hoy. Podríais confiar más en mí-
-Los cojones voy a confiar en ti cabrón. La confianza hay que ganársela-contesto Iván.
Philip miro enseguida a Héctor y luego volvió su mirada hacia Iván.-Juraría que salvando a vuestro amigo de saltar por los aires como el chaval ya me habría ganado confianza de sobras-
-Eso es cierto-dijo Héctor mirando a Iván
-¿Quieres fiarte?, adelante, pero yo no me fio de el-
-Bueno. Calma, ya esta claro que no te fías, pero de momento no ha hecho nada contra nosotros, así que yo me fio. Solo espero que no cometas el error de traicionar mi confianza-termine mirando a Philip
-Descuida-dijo Philip levantando las manos.
Poco rato después iniciamos el camino de vuelta a la cárcel. Tenia ganas de llegar allí y ver a Lidia, hablar con ella y abrazarla. También tenia ganas de ver a Vicky. La pequeña seguramente me echaba de menos, para ella era su padre y yo no estaba allí para cuidarla.
Una hora más tarde llegamos a una gran presa con varios coches abandonados por allí.
-No sabia que por aquí había una presa-dijo Iván mirando hacia abajo.
Yo también me asome y vi que era una gran caída, no me gustaría caer desde donde estaba.
La lluvia seguía cayendo con fuerza, pero aun así escuchamos un gemido que venia de bastante cerca. Alzamos las manos preparándonos para recibir al infectado, pero no aparecía nada, solamente escuchábamos el gemido, una y otra vez. Parecía un lamento, como si alguien estuviese llorando. Nos acercamos poco a poco hasta un cobertizo donde la puerta parecía estar cerrada desde dentro. Al otro lado, en el interior, se escuchaba el gemido.
-¿Que coño es eso?,¿es un podrido?-pregunto Hawkins
Luci se acerco a la ventanilla más cercana y miro al interior, se quedo un rato quieta y luego se retiro rápidamente.
-¿Que pasa?-pregunte extrañado al ver que Luci se plantaba ante la puerta y comenzaba a asestarle patadas.
-Es un crio....-contesto al tiempo que abría la puerta de golpe.
Una vez abierta entre y entre un armario y un escritorio había agazapado un muchacho que se mecía hacia atrás y hacia delante mientras se cubría la cara, en sus manos sostenía como un bloc de dibujo.
David entro también y se quedo mirando al muchacho que no debía tener más edad que Vicky. Cuando lo vio, David se arrodillo y alargo la mano hacia el.
-Eh tranquilo, no te haremos daño....-
De repente el niño se revolvió, agarro la mano de David y le dio un mordisco en la mano. Este la retiro rápidamente y luego le apunto.
-Me ha mordido, ese pequeño bastardo me a mordido-
El niño al ver el arma trato de revolverse y ocultarse tras sus manos, pensando que así podría defenderse.
-No dispares-le dije a David poniéndome entre el chaval y el, mire fijamente el niño y vi varios bultos en sus manos, mire su cabeza y vi como mas bultos sobre su cabeza, la frente era desproporcionada, lo que me llevo a pensar en hidrocefalia.- Tranquilo chico, tranquilo, no vamos a hacerte daño-
-Eso que me lo digan a mi-dijo David poniéndose de pie y acercándose a la puerta.
Andrea que también se había acercado le examino la mano y le sonrió- Sobrevivirás-
Cuando los demás intentaron entrar el chico entro en estado de pánico y trato de esconderse tras sus manos y más al fondo de su escondrijo.
-No entréis, esperad-dije yo poniendo la mano en alto.
Philip se asomo y se quedo mirando las deformidades del niño, luego hizo una mueca de asco y miro a Luci.
-Ese niño es una puta aberración-
Luci le asesto un golpe con la culata en el estomago y entro hasta ponerse a mi lado en el interior del cobertizo, mientras Philip vomitaba a consecuencia del golpe lo que había comido.
-Te jodes-le susurro Iván

Luci se quedo mirando al chico y comenzó a hablarle con voz suave, al escucharla parecía que se estaba calmando. Yo le puse la mano en el hombro y le susurre.
-Bien hecho-
-Aquí no queremos hacerte daño.¿ Entiendes?. Yo me llamo Lucia, pero puedes llamarme Luci, el.-Luci me puso la mano en el hombro- El es Juanma, y fuera están nuestros amigos-
El niño no contesto, se limito a mirarnos con los ojos muy abiertos, nos estaba analizando, probablemente decidiendo si éramos realmente peligrosos. Por sus movimientos pudimos deducir que tenía algún tipo de autismo.
-......igos-susurro al final el chico- ....igos-
-Si, nuestros amigos-contesto Luci con una sonrisa.
El niño alzo la vista otra vez y miro las siluetas de la puerta. Los demás lo miraban con desconcierto, era evidente que las deformidades de aquel niño los habían impresionado, quizás trataban de averiguar como había sobrevivido así y cuanto tiempo. Yo también me lo preguntaba.
-Tu nombre....¿Cual es tu nombre?-pregunto Luci
-....Uci....Anma-contesto el niño señalándonos a ambos.
-Si, yo soy Luci y el Juanma-contesto Luci con una sonrisa- ....¿Y tu?-
-........Idel....Idel-contesto el niño
-¿Que coño ha dicho?-escuche que preguntaba Santi a mis espaldas.
-Fidel, te llamas Fidel-contesto Luci
El niño sonrió con sus enormes labios y asintió con la cabeza mientras se daba palmadas en el pecho.- ...Idel....Idel-
-¿Que hacemos ahora con el?-pregunte yo mirando a Luci
-Lo llevaremos con nosotros-contesto Luci
La voz de Philip no tardo en escucharse soltando una negativa. -¿Con nosotros?, por dios, pegadle un tiro y despojadle de toda esa miseria, con esa cara no echara un polvo en su vida-
-Tu sigue....y tampoco lo harás-dijo Iván apuntándole a la entrepierna.
Yo mire al chico que de repente parecía haber entablado cierta confianza en nosotros. Se acerco a Luci y le palpo la cara.
-No debe tener más años que Vicky. Puede que tenga once, trece como mucho. No podemos dejarlo aquí-
-No lo vamos a hacer- me volví a la puerta y mire a Abel.- ¡Eh Hulk!, ¿tienes algún poncho o chubasquero para este chaval en tu mochila?-
Abel no tardo en pasarme un chubasquero de color verde con el que Luci y yo cubrimos al chico, luego me fije en el bloc de dibujo que llevaba y en la caja de madera que llevaba colgada del hombro.
-Esto te lo guardare para que no se moje-dije de forma suave tocando el bloc.
En ese momento el chico lanzo un grito y me empujo, luego se aferro al bloc como si lo protegiera, me sorprendió la fuerza que tenia.
-Eh, tranquilo. No te lo voy a quitar. Solo te lo voy a guardar-dije tratando de calmarlo.
El chico negó con la cabeza. Era evidente que no quería que nadie tocara sus cosas. Luego Luci y yo salimos del cobertizo, Luci llevaba al chico de la mano y al salir, este miro hacia arriba dejando que las gotas de agua le cayeran sobre la cara. Yo mire a mis compañeros y vi que Philip evitaba mirar al chico. Aunque no me parecía bien ese gesto comprendí que quizás para algunos era más desagradable contemplar aquellas facciones.
De pronto el niño comenzó a tirar de Luci en la dirección contraria  la que queríamos ir.
-¿Que le pasa ahora?-pregunto Andrea
-....Asa....Asa-repetía el chico
-¿Asa?, ¿que quiere decir eso?-pregunto Santi mirando al chico
-Asa....creo que quiere decir Casa, nos esta señalando su casa-contesto Luci
-Vaya....como E.T- murmuro Philip
El chico tiraba con fuerza de Luci mientras repetía lo mismo una y otra vez.
-Asa.....Asa....Asa......Asa-
-Quiere.....Quiere ir a su casa....creo que quiere ir a su casa, ¿Es eso Fidel?, tu casa-pregunto Luci mirándolo.
El chico sonrió. -Asa....Asa-
Todos nos quedamos mirando. El chico quería ir a su casa. Una casa que ni siquiera sabíamos donde estaba, ni si habría alguien vivo. Por no hablar de que nuestro guía era un niño con una clara minusvalía mental. Había que tomar una decisión. Quería llegar a nuestro refugio, pero aquel chico necesitaba volver a su casa, a la que nos señalaba con insistencia.
-Venga vamos-dije yo
-¿Perdona?, ¿que pasa con lo de volver a la prisión?-pregunto Santi.
-La familia del chico lo debe estar buscando y el insiste en ir. No podemos llevarlo con nosotros a la fuerza-conteste
-Claro que si, o lo dejamos aquí y que lo busquen sus padres si es que todavía viven-dijo Santi.
-Yo voto por llevarlo con sus padres. Lo que sea por perder de vista esa cosa-dijo Philip tomando la delantera.
Yo decidí seguir a Philip y cuando pase junto a Luci escuche lo que susurro.
-Me muero por cortarle los cojones a ese gilipollas-

No hay comentarios:

Publicar un comentario