Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

sábado, 22 de octubre de 2011

Capitulo 125 : Confiar en el enemigo , part 4

Mientras cubríamos nuestra posición frente a la llegada de los infectados, Philip trabajaba sin descanso con la mina sobre la que estaba Héctor. Ninguno éramos capaz de adivinar que estaba haciendo aquel Francés. Hasta ahora había sido nuestro enemigo y ahora dependíamos de el para que salvara a Héctor. Mientras disparaba vi que Carlos seguía junto al cuerpo de su hijo, estaba en silencio y no se movía, debía estar atravesando los peores momentos de su vida.
Un grupo de infectados trato de alcanzarnos por la derecha, pero Abel disparo una granada y estos salieron volando.
-Esos cabrones siguen llegando- dijo Abel
-¿Como va eso gabacho?-pregunto Iván lanzándole una mirada a Philip
Philip no contesto, se limitaba a trabajar en la mina, le quedaba poco, un par de cables mas y la mina estaría desactivada, pero solo un movimiento en falso podría mandarlo a el y a Héctor a volar por los aires. Necesitaba concentración.
-Si no te importa. Me gustaría decirte que siento lo de aquella vez.....eras nuestro enemigo y...-
Philip interrumpió a Héctor- ¿Recuerdas cuando te pregunte si creías en dios?, pues bien amigo, es el momento de que empieces a rezar lo que sepas y esperemos que el se apiade de ti y te toque con toda su gracia, porque de este ultimo paso depende que no nos reunamos con el-Philip alzo la vista y miro a Héctor- Demuestra que no estas listo para morir-
-No lo estoy, no estoy listo para morir-contesto Héctor
-Así me gusta-contesto Philip echando mano de nuevo a la mina.

Un infectado trato de atacar a Carlos por la espalda pero Andrea fue mas rápida y lo abatió. Carlos seguía sin moverse.
-¡¡¡¡Carlos!!!!, reacciona-grite yo mirando al hombre.- Se te echaran encima, sobrevive por tu hijo. No lo decepciones allí donde este, no te hundas ahora-
En ese momento escuche el grito de Philip, por un momento pensé que era un grito de terror, pero enseguida supe que no era así. Había desactivado la mina y seguidamente había agarrado a Héctor y lo había sacado de allí. Philip se acerco a mí y me sonrió.
-Esto ya esta. Salgamos de aquí cagando leches-
-¡¡¡Retirada!!!, corred a través de los arboles-grite yo al tiempo que disparaba y me acercaba corriendo hasta Carlos. Cuando llegue junto a el me pare.- No te quedes aquí, vámonos-
-Márchate tu, marcharos todos. Sin mi hijo no me voy de aquí-
Un infectado estuvo apunto de echarse sobre mi, pero David lo abatió rápidamente.
-¡¡¡¡Juanma!!!!,¡¡¡¡¡Vamos!!!!-
Volví a mirar a Carlos. - Vamos, no puedes quedarte aquí-
-Lo siento muchacho, pero es mi decisión, lo siento, sois buena gente y merecéis sobrevivir a esto, yo ya no tengo nada por lo que seguir adelante, tú aun tienes a tu mujer y a tu hija. Sigue adelante, reúnete con ellas-
-¡¡¡No pienso abandonarte!!!-
Los disparos sonaban a mi espalda, los infectados estaban rodeándome, a mi y a Carlos. Teníamos que salir de allí cuanto antes, antes de que fuera demasiado tarde.
-Márchate, yo ya no voy a seguir, mi vida acaba aquí-
-¡¡¡¡¡Carlos!!!!!!-
-Fue un placer conocerte, a ti y a los demás. Hazme un último favor, sácalos con vida de aquí. Confían en ti- decía Carlos mientras sacaba su pistola y disparaba a un infectado que se había acercado mucho. Luego Carlos me cogio de la mano y la apretó con fuerza.- Adiós amigo-Carlos me soltó y metió su pistola en su propia boca.
-¡¡¡¡¡Noooooooooo!!!!!!-
No pude hacer nada, Carlos apretó el gatillo y disparo. Se había suicidado delante de mí y no había podido hacer nada, caí de rodillas mientras a mis espaldas sonaban los gritos de los demás. Note un tiro a mis espaldas y note como me levantaban en el aire. Mire quien era, se trataba de Abel. Este me cargo a los hombros y salió corriendo de allí mientras disparaba.
Poco a poco y antes de desmallarme por la conmoción pude ver como nos alejábamos de allí.
**************************
Irina entro en la habitación de Lujan. Este estaba sentado en una mesa revisando unos mapas, cuando Irina se acerco comenzó a acariciarle los hombros.
-Ahora estoy ocupado, ya follaremos mas tarde-contesto Lujan
-Márquez ya esta criando malvas, lo he disfrutado tanto...-dijo Irina al tiempo que se tumbaba en la cama.
-Parece ser que te excitaste lo suyo, pero no me cuentes los detalles, acabo de comer-
-¿Y no quieres saber lo que dijo Simón?-pregunto Irina
Lujan se dio la vuelta en la silla con una sonrisa.
-Eso si me interesa, cuéntame-
-Nuestro amigo Simón canto como un pajarito, me hablo del campamento, de los que quedaban y el como Roache estaba herido-
-No me interesa si su coronel Roache esta lisiado o puede dar saltos de gimnasta-
-Aun no he acabado, ahora llega la parte de la bomba. Tienen a un científico trabajando en ella para añadirle un temporizador, se supone que es para tener cierto tiempo para escapar o vete a saber. No se que cojones quieren hacer exactamente, el caso es que allí tienen la bomba y varias dosis de la vacuna, solo que esta es experimental- explico Irina
-¿Experimental?, menuda mierda. Eso no garantiza nada-
-Espérate...aun no he acabado, la vacuna sigue desarrollándose en Madrid, pero solo la recibirán si Roache entrega la bomba en Madrid. Por lo tanto, cuando la bomba este lista se trasladaran a Madrid-
-¿Pretenden meterse en la ciudad?, eso es una locura, los podridos la han infestado. Esas calles son un completo hervidero de esos cabrones, cuando pongan sus Franceses pies allí duraran lo mismo que un caramelo en la puerta de un colegio...es de locos-
-Se ve que están lo bastante chalados como para meterse allí, y lo harán, el caso es que cuando lo hagan y vallan hacia allí, nosotros los asaltaremos y les quitaremos la bomba, luego se la colaremos a los del gobierno y nos quedaremos con las vacunas y la bomba-
-Es un buen plan, eres tan calculadora como yo-dijo Lujan poniéndose de pie y acercándose a la cama.
-Mas bien diría que lo soy mas-contesto Irina.
-¿Y has pensado en como se la vamos a colar al puto gobierno?-pregunto Lujan tumbándose encima de ella y besándola por el cuerpo.
-Se me ocurrirá algo, para eso soy la segunda al mando de aquí...-
-Las cosas van según lo previsto, los chicos seguirán mis ordenes hasta el final-dijo Lujan mientras desnudaba a Irina
-Pensé que no tenias ganas..-
-Lo que me has contado me ha puesto cachondo perdido-
****************************
Desperté en medio de una cueva, cuando me incorpore vi al grandullón de Abel sentado frente a mi. Los demás estaban comiendo o descansando.
-¿Que hora es?-pregunte yo
-Las cinco de la tarde-contesto Abel
-¿Porque lo hiciste?-pregunte yo
-¿Sacarte de allí?, el tío ya se había pegado el tiro-contesto Abel
-Podría haberle convencido de que merecía la pena seguir, ha muerto porque no supe evitarlo-conteste yo
-Este nuevo mundo es así, ¿Te vas a derrumbar cada vez que pierdas a alguien?. Se fuerte, no eres el único que pierde a la gente, nosotros también perdimos a muchos amigos en la base. ¡¡¡¡Joder!!!!, yo tenia incluso pareja allí. Hawkins tenía mujer e hija, Vanesa tiene a Ray y este no aparece. No te lamentes tanto y se fuerte, los tuyos te necesitaran entero y no hundido-
-Ya llevo mucha carga sobre mis hombros -conteste
-Todos llevamos una carga u otra. El mundo ha cambiado a peor y estoy seguro que tendremos que pasar cosas peores. Esto no ha terminado todavía y no se si lo hará algún día. Pero los que seguimos vivos hoy somos los que marcamos la diferencia. Animo chico-
-Gracias por las palabras grandullón-conteste- Cualquiera diría que viéndote así de grande y tatuado de sermones de sacerdote-
-Los moteros también tenemos corazón-contesto Abel sonriendo.
Yo me acerque al resto del grupo, todos estaban afectados por las perdidas que habíamos tenido, pero de algún modo se lo guardaban para ellos. Mire a Héctor y a Philip, me alegraba que lo hubiesen conseguido y Philip se estaba ganando la confianza del grupo, era uno de los nuestros al fin, aunque seguía teniendo mis dudas frente a el.
-¿Cual es nuestra siguiente parada?-pregunto Luci
-Volveremos a la cárcel. Allí recuperaremos fuerzas y organizaremos un equipo de búsqueda para encontrar a Ray. Luego..-mire a Philip- Tu nos guiaras a unos cuantos al campamento del que vienes, allí les asaltaremos y liberaremos a los que están presos, estoy decidido a hacerlo-
-Como tu quieras-contesto Philip- Pero pensé que ya sabias donde estaba-
-Y lo se, pero tu conoces mejor que nosotros esa zona, sabrás donde nos podemos ocultar-
-Me gusta el plan. Nunca lo admití, pero me muero de ganas de joder al cabrón enfermo de Roache-
-Bien, permaneceremos aquí hasta mañana. Mañana al amanecer, iremos hacia la cárcel- mientras decía eso pensaba en Vicky, en Lidia y en los demás, tenia ganas de verlos. Aunque en lo profundo de mi corazón tenia un mal presentimiento. De pronto la imagen de Álvaro vino a mi mente.
¿Que habría sido de el?, ¿Seguiría vivo?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario