Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

sábado, 15 de octubre de 2011

Capitulo 124 : El paquete , part 2

Eran las ocho de la tarde y ya empezaba a esconderse el sol. Habíamos llegado a los jardines del ayuntamiento cuando nos recibió una horda de infectados, por la que nos abrimos paso a tiros y a golpes, cada vez llegaban más y mas.
Pudimos ver como había algunos" frescos", estos eran los mas rápidos, compuestos en su mayoría por lo que una vez fueron adolescentes y niños.
Una chica de corta estatura corrió hacia mi y yo la recibí con una lluvia de balas en plena cabeza cuando estaba a un metro de mi, mientras Luci se habría paso a golpe de Katana.
Cuando llegamos a la alcantarilla, Hawkins y Héctor se apresuraron a levantar la tapa.
-Venga, deprisa- les espete
En ese momento alguien me agarro por detrás y tiro de mi hacia la horda, era un hombre enorme y musculoso, aquella mole me levanto casi en el aire, lance un grito de terror que fue ensordecido por un único disparo. El disparo tumbo a aquel infectado y yo me caí al suelo, cuando levante la vista vi a Philip, el había disparado. En aquel momento agradecí haberle dado un arma.
Los que íbamos armados comenzamos a formar un circulo alrededor de la alcantarilla mientras disparábamos, justo delante de nosotros se iban amontonando cuerpos de infectados que palpitaban hasta que dejaban de hacerlo, mientras tanto no hacían mas que llegar y llegar. Cuando a Abel se le acabo la munición no se lo pensó, lanzo el fusil a la cabeza de un infectado cercano y comenzó a repartir puñetazos y patadas a los que se le acercaban demasiado. Era increíble ver como aquella mole comenzaba a despachar infectados sin recibir un solo mordisco.
El ruido de la tapa nos alerto a todos, seguidamente comenzamos a saltar al interior mientras Iván, Abel y Luci nos cubrían. Luego saltaron Iván y Luci y finalmente Abel, este ultimo cerro la tapa después de usar la misma para tumbar a varios infectados.
Una vez abajo me quede mirando a Abel.
-La respuesta es no, no me han mordido-
Nos quedamos un rato recobrando el aliento mientras escuchábamos como golpeaban la tapa de la alcantarilla intentando entrar.
- Bien, ¿cual es el plan ahora?-pregunto Carlos
-Seguir las alcantarillas en aquella dirección hasta cruzar todo Banyeres, luego a través de la montaña acceder al Nido 81 y rezar para que no nos confundan con podridos y nos disparen-dijo  Vanesa
-¿Perdona?, explícame ese detalle-pidió Iván
-Tranquilo, era solo una broma, de todos modos, Hawkins, Abel y yo iremos delante, que nadie nos adelante, a partir de la salida de Banyeres mandamos nosotros-dijo Vanesa
-Como quieras-conteste yo
-Venga vamos entonces-dijo Vanesa
Nos pusimos en marcha a través de los túneles de alcantarillado, ahora allí íbamos con cuidado de que no se nos enganchase ninguna sanguijuela.
*****************************
Lujan y los suyos hacia rato que habían visto pasar un camión, con toda seguridad era ese el que iba a recoger el cargamento.
-Cuando vuelva, seguramente tomara esta carretera, lo estaremos esperando bien escondidos, seguramente lo irán escoltando y si lo hacen tal y como lo tengo previsto, lo harán quizás cuatro coches, dos delante y dos detrás-
Todos los hombres y mujeres permanecían atentos a las indicaciones de Lujan. Este había montado en el suelo una especie de mapa, con dos piedras pequeñas delante de una grande y dos detrás.
-Primero nos desharemos de la escolta delantera, los volaremos en pedazos, con lo cual no solo reduciremos el numero de enemigos, si no que también le cortaremos el paso a ese camión, el camión se tendrá que parar en seco, ya cuento con que haya mas tipos dentro del camión, estos saldrán y los abatiremos-
-¿Que hacemos con los de la escolta trasera?-pregunto uno de los hombres
-Esos no se quedaran quietos, así que los volaremos inmediatamente después, dejando al camión atrapado entre dos bolas de fuego, será cuando nos lancemos sobre el camión y lo cojamos todo-
-Nuestra munición no es mucha-dijo otro hombre del grupo.
-Lo se, por eso quiero solucionarlo todo con dos cohetes, cuatro como mucho, lo demás se resumirá en balas de 9 mm, apuntad a la cabeza, la muerte de esos cabrones será tan instantánea como la de los " Caníbales muertos"-
-¿Crees que saldrá bien?-pregunto otro de los hombres.
-Todos mis planes salen bien-contesto Lujan con mucha seguridad en si mismo.
Los hombres de Lujan confiaban en el, nunca les había fallado, sus planes acostumbraban a salir tal y como el había planeado, para algunos, Lujan era el líder idóneo a seguir, no temía a nada ni nadie y todos se sentían a salvo con el, era como el mesías al que todos siguen y que el cuida de todos. Ese era Guillermo Lujan, así se sentía el y así lo hacían sentir.
Era hora de comenzar a moverse, se subieron a los vehículos que tenían preparados y armados, un buen equipo que habían cogido prestado de un grupo de desertores militares unos meses después del apocalipsis, Lujan repasaba una y otra vez sus planes, todo tendría que salir bordado.
****************************
Sole y las demás esperaban fuera de la casa esposadas, eran casi dos docenas de chicas. Todas estaban allí sin saber muy bien porque, en ese momento un camión hizo su aparición allí, le abrieron la puerta y el camión entro en el campamento Francés.
Roache salió cojeando y se acerco al conductor, un tipo grande de aspecto Alemán.
-Soy Udo Wirflin, me mandan desde Madrid para recoger el cargamento-
Roache le estrecho la mano a aquel hombre y luego señalo a las chicas, Udo no tardo en sonreír, le gustaba lo que contemplaban sus ojos, cuando trato de acercarse, Roache lo hizo pararse.
-¿Y lo mío?-
Udo volvió al interior del camión y saco un maletín de metal que Roache cogió con cierta avaricia.
-¿Cuantas dosis hay?-pregunto Roache
-Doscientas-contesto Udo
En ese momento Roache comenzó a dar órdenes en Francés y varios soldados comenzaron a empujar a las mujeres hacia la parte trasera del camión mientras Miguel y los demás observaban la escena.
-¿Que van a hacer con ellas?-pregunto Miguel
-Ya no las necesitan, las van a matar seguro-contesto Amador

Una de las mujeres entro en estado de pánico , se soltó y echo a correr aterrorizada hacia la puerta, de pronto un tiro la hizo detenerse de golpe y caer de bruces .
La pistola de Udo soltaba humo debido a que el había sido el autor del disparo.
-¿Vieron eso señoritas?, eso será lo que les pase a las que intenten huir-
Roache sonrió y miro al cuerpo de la mujer.
-Retirad de ahí ese montón de mierda, ¡¡¡¡ahora!!!!-les grito a un grupo de soldados españoles.
-Necesitare escolta de aquí a Madrid-dijo Udo mirando a Roache mientras se guardaba la pistola en la cintura.
Roache ladro un par más de órdenes más y enseguida había dos docenas de soldados, franceses y españoles allí formando.
-Mis hombres lo escoltaran a Madrid, una vez allí, hagan con ellos lo que quieran-dijo Roache en voz baja.
-Bien coronel. ¡¡¡¡Nos vamos!!!!-
Unos instantes después, el camión salía del campamento Francés cargando con las mujeres y escoltado por cuatro jeeps con dos ocupantes cada uno, el resto de hombres de Roache iba dentro del camión vigilando a las mujeres.

Miguel y los otros observaban atónitos la escena, se llevaban a su mujer. Eso hizo que no aguantara mas, alzo el pico y lo clavo en la cabeza de un militar que los vigilaba.
-¿Que coño haces?,¡¡¡¡vuelve!!!!!-
Miguel echo a correr hacia el camión mientras gritaba el nombre de su mujer, esta al escucharlo logro verlo desde el interior, de pronto el estruendo de varias balas se escucho y el cuerpo de Miguel comenzó a sacudirse de lado a lado antes de caer destrozado por el impacto de numerosas balas.
Félix, Toni y el resto de prisioneros se quedaron de piedra, no habían dudado en acabar con el.

Desde el interior del camión, Sole fue testigo del brutal final de su marido. No lloro ni se quedo en Shock, simplemente miro a Roache mientras se alejaban, lo ultimo que se le paso por la mente antes de cruzar la puerta, fue que ya había tenido suficiente. Roache había ido demasiado lejos y eso se lo iba a pagar muy caro, se sentó al fondo y Natacha se le acerco.
-Siento lo que ha....-
-¿Donde nos llevan?-pregunto Sole interrumpiendo a Natacha
-No lo se, pero este tío dijo que venia de Madrid, creo que es allí donde nos llevan-dijo Natacha
En ese momento, la mente de Sole solo pensaba en torturar a Roache hasta la muerte, penso mil cosas que le haría, lo haría antes de morir.

El cuerpo de Miguel y el de la chica que había tratado de escapar fueron retirados y lanzados por encima de la valla para que los infectados que estaban al otro lado pudieran comérselos, no tardaron en comenzar a disputarse los pedazos de los dos.
Roache volvió al interior de su tienda y abrió el maletín, allí había varias ampollas de la vacuna, Roache se sentía como si tuviese todo el poder en sus manos, lo que ahora sentía, eran ganas de probarlo.

Harold Leslie había visto todo lo ocurrido desde su cobertizo. Aquello no era normal en Roache, probablemente había perdido el poco juicio que le quedaba. En manos de aquel hombre iban directos al desastre.
Leslie volvió al interior de su cobertizo y siguió trabajando, la bomba estaba casi lista, y sabia que cuando se lo dijese a Roache, este ya no lo necesitaría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario