Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

viernes, 8 de julio de 2011

Capitulo 114 , La vida que nos toca vivir , part 3

Al igual que los demás. Eva se encontraba en el pabellón de presos peligrosos limpiando los últimos restos de los infectados que habían eliminado durante los ocho días anteriores. El trabajo había sido duro, pero al final lo habían logrado.

Eva se sentía a gusto entre toda la gente que había conocido. Pero entre todos ellos hubo alguien que le llamo la atención. El chico joven. El hijo de Carlos. Le resultaba enormemente familiar. Eva recorrió sus recuerdos en busca de que le sonaba ese chico. Pensando llego a la conclusión de que ese chico era muy probablemente el mismo que asalto su casa. Ahora no estaba allí. Habían salido de caza a la montaña.

Cuando volviesen. Se aseguraría que fuese el y luego avisaría a los demás de quienes eran esas personas. Saqueadores que intentaron matarla.

*************************

Con la pistola en la mano. Ana entro en la sala de guardas. Nada mas entrar vio a alguien de espaldas leyendo un libro. Se trataba de un hombre. Este se dio la vuelta y Ana pudo ver que se trataba de Marcelo el preso. El mismo que estaba allí por violación.

Marcelo la vio y le sonrió.

-Vaya. Al fin sales de tu escondrijo-

Ana no contesto. Avanzo hasta el panel de las llaves y busco las del numero cuarenta. Cuando las encontró no dudo en cogerlas. Esto sorprendió a Marcelo.

-¿Para que coges esas llaves?-

-Para soltar al francés-contesto Ana

-No, eso no puedes....-dijo Marcelo poniéndole una mano en el hombro a Ana.

Ana se dio la vuelta y apretó el gatillo.

Cuando la bala penetro en el pecho de Marcelo este no pudo siquiera lanzar un grito de dolor. La sangre salpico a Ana y Marcelo cayo de bruces sobre ella. Ana retrocedió unos pasos y choco contra la pared. Sus piernas temblaban, había matado a una persona. No podía permanecer ahí, de un momento a otro alguien aparecería por allí.

Ana salió de la sala corriendo y llego hasta la celda del francés. Metió las llaves en el cerrojo y abrió la puerta.

-Llévame al campamento. Vamos-dijo Ana apuntando a Philip

Philip no contesto. Con un rápido movimiento desarmo a Ana y le asesto un puñetazo en la cara.

-Gracias por el arma-dijo Philip apuntándole.

Cuando Philip iba a disparar escucho el grito de una chica. Esta empezó a dar gritos.

-¡¡¡¡¡¡Se escapa!!!!!!!,¡¡¡¡El francés se escapa!!!!-

Philip había sido descubierto. No tenia tiempo. Dejó de apuntar a Ana y salió corriendo en dirección al patio. Necesitaba un vehículo.

Todos escucharon los gritos de Alexia y acudieron corriendo. Nada mas llegar vieron a Ana tirada en el suelo y a Philip que huia por una de las puertas en dirección al patio.

-Mierda. Se escapa....¡¡¡¡Avisad a las torretas!!!!- exclamo Gorka

Philip salió corriendo al patio y llego hasta los vehículos. Abrió la puerta de uno de los furgones y salto al interior. Las llaves estaban puestas y no perdió tiempo en poner en marcha el motor. No tardo en notar que le estaban disparando desde las torretas.

-¡¡¡¡Zorras!!!!!-grito Philip al mismo tiempo que pisaba el acelerador y salía disparado en dirección a la verja de la entrada.

Andrea y Luci disparaban desde las torretas tratando de alcanzar al furgón que se precipitaba en dirección a la puerta. Pese a que eran las mejores tiradoras no lograban alcanzar los neumáticos ni al conductor.

El furgón no tardo en alcanzar la verja y atravesarla para seguidamente alejarse por el camino.

Alertados por el sonido de los disparos. David , Cesar, Narciso y yo salimos corriendo al exterior. Allí vimos a todos los demás alterados.

-¿Que a pasado?-pregunte yo con el fusil preparado por si habían infectados.

-El puto franchute se ha escapado. Ha cogido uno de los furgones y ha salido pitando de aquí-contesto Gálvez

Al escuchar eso el corazón me dio un vuelco. Era evidente donde iba . Se dirigía al campamento Francés y una vez allí informaría de nuestra posición. Era cuestión de tiempo que vinieran a por nosotros.

Tome una decisión y salí corriendo en dirección a otro furgón seguido por David.

-¿Pretendes perseguirle?-

-Si no lo cogemos alertara a los demás y vendrán a por nosotros-conteste yo subiendo de un salto al asiento del piloto del furgón.

David también subió y se sentó en el asiento del copiloto.

-Vamos entonces a por ese cabronazo-contesto David

Yo pise el acelerador y salimos en su persecución. Teníamos que darle alcance antes de que llegase a su campamento.

*****************************************

Lidia se encontraba en la enfermería cuando la puerta se abrió de golpe y vio entrar a Gálvez y a Cuchillo con Marcelo a cuestas. Este parecía inconsciente y sobre su pecho había una gran mancha de sangre.

-¿Que ha pasado?, hace un rato escuche un ruido y....-

-El francés se ha escapado y a disparado a Marcelo-contesto Gálvez interrumpiendo a Lidia.

-Tumbadlo ahí-dijo Lidia señalando una camilla.

Gálvez y Cuchillo tumbaron a Marcelo en la camilla y Lidia se apresuro a echarle un vistazo.

Lidia retiro un trapo que había sobre la herida y vio el agujero de bala.

-Esto tiene mala pinta. No hay orificio de salida-contesto Lidia

-¿Puedes hacer algo doctora?-pregunto Cuchillo

-Necesito saber que ha pasado-contesto Lidia cogiendo gasas y utensilios.

-El francés le disparo-contesto Gálvez

Lidia sabia que la cosa no pintaba nada bien. El pulso de Marcelo era muy débil y se desangraba. Era evidente que no podría salvarlo. En ese momento Marcelo comenzó a convulsionarse y a vomitar sangre.

-¿Que le pasa?-pregunto Gálvez

-Debe tener los pulmones encharcados. Se esta ahogando-dijo Lidia sin saber que hacer.

-Haga algo....-dijo Gálvez cogiéndola del brazo.

-No me agobies-contesto Lidia empujando a Gálvez.

De repente. Marcelo dejo de convulsionar y se quedo totalmente inmovil. Estaba muerto.

Cuchillo se acerco y trato de que Marcelo abriera los ojos.

-Vamos tio. No nos hagas esto-

-No hay nada que hacer. Esta muerto-dijo Lidia cubriendo el cuerpo con una sabana.

En ese momento la puerta se volvió a abrir y Lidia vio entrar a Luci cogiendo a Ana del brazo. Esta estaba cubierta de gotas de sangre y ni siquiera hablaba. Estaba en estado de shock. Lidia se acerco a ella y le miro a la cara. Ana tenía la mirada perdida. Luego la cogió del brazo y la sentó en un taburete. Luego miro a Gálvez y a Cuchillo.

-¿Podéis sacar el cuerpo de Marcelo fuera para enterrarlo?. Yo tengo que ver que le ocurre a Ana-dijo Lidia.

-Bien-dijo Gálvez- Cuchillo ayúdame, cógelo por los pies-

Los dos cogieron el cuerpo de Marcelo y salieron de la enfermería.

Lidia se quedo mirando a Ana que seguía como ausente. No hablaba ni se movía.

-Ana. Tienes que decirme que ha pasado. ¿De donde o de quien es esta sangre?-pregunto Lidia cogiendo a Ana por las mejillas.

-Lidia. Ella soltó al francés-dijo Luci

-¿Que?. ¿Como dices?-pregunto Lidia incrédula.

- Encontraron a Marcelo en la sala de guardas. Las llaves de la celda numero cuarenta donde estaba el francés no estaban. Así que lo mas probable es que Ana por algún motivo quisiera soltar al Francés . Así que fue hasta la sala. Quizás Marcelo descubrió lo que pretendía y ella le disparo. Luego fue a la celda, la abrió, el francés la golpeo y escapo-explico Luci

Lidia volvió a mirar a Ana. No podía creerse lo que había pasado. ¿De verdad Ana había matado a un hombre para liberar al Francés?. Si eso era tal y como había contado Luci. Ana se había metido en un buen lio.

-Hay mas...-dijo Luci

-¿A que te refieres?-pregunto Lidia

-Juanma y David van en persecución de el francés-contesto Luci

*************************************

Philip conducía a toda velocidad cuando vio por el retrovisor que otro furgón le pisaba los talones. Le estaban persiguiendo.

El furgón en el que escapaba Philip estaba a unos quince metros por delante de nosotros. No tardaríamos en darle alcance, asi que pise el acelerador.

-Ya casi lo tenemos-dijo David preparando el rifle.

Yo baje la ventanilla del copiloto y trate de ponerme justo detrás del furgón de Philip.

-Apunta a las ruedas o al depósito. Quiero vivo a ese cabron-dije yo mirando a David.

-Bien- contesto David sacando medio cuerpo por la ventanilla y apuntando al vehículo.

Philip comenzó a escuchar disparos. Le estaban disparando. Una bala destrozo el para brisas y millones de pequeños cristales cayeron sobre el. Philip dio un volantazo y casi se sale de la carretera. De pronto noto como si algo reventara. Había sido un neumático.

-¡¡¡¡Hijos de puta!!!!- exclamo Philip

Otra bala reventó un segundo neumático y el furgón perdió velocidad a medida que iba dando bandazos.

Volví a pisar el acelerador y cuando ya tenia cerca el furgón de Philip, lo envestí.

El vehículo salió despedido hacia delante y comenzó a dar vueltas de campana por la carretera hasta que acabo estrellándose contra un poste de la luz.

Yo detuve el vehículo justo cuando veía a Philip salir a rastras por el destrozado parabrisas. Al verme trato de dispararme. Pero David le apunto antes.

-Inténtalo y te volare la puta cabeza-dijo David- Tira el arma-

Philip tiro el arma a un lado y luego se quedo tumbado en el suelo con las manos extendidas hacia delante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario