Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

sábado, 2 de julio de 2011

Capitulo 113, Retorno a la prision , part 3

Lidia y Luci habían reunido a todos en el comedor de a excepción de Rafa. Pretendían contarles lo que había sucedido con Rafa y sus conversaciones con el supuesto " Dios".

Cuando comenzaron a contar lo sucedido. El primero en hablar fue Dennis, este era el que mas conocía a Rafa. El lo salvo el día de la epidemia.

-Desde siempre fue un hombre extraño y religioso. Pero los niños lo adoraban. Aunque los padres de los niños temían que pudiese hacerles daño. Incluso uno de los padres llego a denunciarlo por supuestos abusos sexuales. El niño volvía a casa con magulladuras y signos de haber sido agredido sexualmente. Culparon a Rafa porque aquel niño siempre andaba cerca del el. Finalmente el culpable era ni mas ni menos que un crio de quince años. La denuncia contra Rafa fue retirada. Pero eso dejo a Rafa marcado. Desde entonces sus conversaciones con dios se volvieron más habituales. Solo que ese dios era mas físico. El hablaba como si se tratase de dos personas. Uno era Rafa. Otro era dios. Pero no es peligroso-

-Hablaba de dejar paso a las huestes divinas. Sin duda se refería a los infectados. ¿Y tu dices que no es peligroso?. Lo siento, pero discrepo-contesto Luci

-Creo que lo mejor seria dejarlo en un lugar seguro y vigilado-contesto Cesar

-Si. Eso seria lo mas acertado-replico Narciso

-Bien. Como queráis-contesto Dennis- Yo lo mantendré vigilado-

Después de la reunión. Sandra y otras chicas fueron a la peluquería de la cárcel y comenzaron a cortarles el pelo a los que se lo querían cortar.

Mientras Eloy y Héctor seguían trabajando con la radio. El mensaje seguía repitiéndose en bucle y lo peor de todo era la única transmisión que captaban.

-¡¡¡Solo se escucha ese puto mensaje!!!-grito Eloy dándole una patada a un destornillador que había en el suelo.

-Haz el favor de calmarte. No es mucho pero ya es algo. Sabemos que hay mas personas vivas y que hay un refugio-contesto Héctor

-Eso es lo que parece...Pero ya me acostumbre a que cada nuevo descubrimiento acabe mal-dijo Eloy

-Siempre hay que tener esperanza-contesto Héctor

Héctor termino lo que estaba haciendo y volvió a ponerle la carcasa a la radio.

-¿Que has hecho?-pregunto Eloy

-Ampliar el radio de transmisión. Aunque no se hasta donde llegara-dijo Héctor encendiendo la radio y probando todos los botones.

No había señal por ningún lado. Volvió a la frecuencia donde se repetía el mensaje una y otra vez. Héctor volvió a tocar los botones y de repente la radio crepito con un sonido agudo y comenzó a escucharse una voz de una chica que se perdía entre las interferencias y parecía que de un momento a otro la comunicación se iba a perder.

-¿Oyes eso?-pregunto Eloy

Héctor se lanzo sobre la radio y trato de escuchar la voz.

-¿Es otro mensaje en bucle?-pregunto Eloy poniéndose nervioso.

La voz de la chica seguía escuchándose. Pero no era español lo que hablaba. Héctor enseguida supo que se trataba de japonés.

-¡¡¡¡La hostia!!!!, transmiten al parecer desde Japón-exclamo Héctor

-¿Desde Japón?. ¿Pero es o no es transmisión en bucle?-pregunto Eloy

-Creo que.....¡¡¡No!!!...¡¡¡¡transmiten ahora mismo!!!!-contesto Héctor emocionado

-Pues contacta....contacta-dijo Eloy casi fuera de si.

Héctor cogió la radio y comenzó a hablar tratando de mantener de momento oculta su posición y la de la cárcel.

-¿Me oye?....por favor...¿Me oye?-

No hubo respuesta. Hasta que de repente se escucho la misma voz de la chica.

-S-si....si-

-¿Entiende mi idioma?-pregunto Héctor

La radio crepito otra vez y la comunicación se corto por unos segundos. Hasta que volvió otra vez.

-Maldita sea..., la vamos a perder-contesto Héctor mirando la frecuencia, luego miro a Eloy- Apunta su frecuencia ahora-

-¡¡¡Voy!!!-contesto Eloy cogiendo lápiz y papel de uno de los cajones y apresurándose a apuntar la frecuencia.

-Mi comunicación no funciona bien. Sea breve. Por favor indíqueme donde se encuentra exactamente-dijo Héctor temiendo que la comunicación se cortase en ese preciso instante.

-Fu.....Fu...Fukuoka-respondió la chica

-Mierda....la pierdo-contesto Héctor

-Señorita.....estoy en España...trate de decirme cual es su situación y si...-

La comunicación se corto definitivamente y Héctor le dio una patada a una de las sillas.

-¡¡¡Maldita sea!!!, ya casi lo tenia. La puta comunicación es una mierda-

-Tengo apuntada su frecuencia. Al menos sabemos que aun queda gente por el mundo-dijo Eloy

-Si. Pero en Japón.¿ Sabes donde queda Japón?. Esta a tomar por culo de aquí. No podemos hacer nada por esa chica-contesto Héctor llevándose las manos a la cabeza.

-Estará en las mismas que nosotros. Lo único que podemos hacer ahora es esperar a ver si podemos contactar de nuevo con ella-contesto Eloy

-Aun así. Aunque fuera la mismísima presidenta o reina de Japón. ¿Que podría hacer ella?. Quizás este tan jodida como nosotros-replico Héctor

-Bueno. Lo mejor es que no estamos solos. Hay mas gente ahí fuera. Resistiendo. Gente como nosotros-dijo Eloy poniéndole una mano en el hombro a Héctor.

-Como nosotros.....O quizás no-murmuro Héctor

**********************************

Eva y yo corríamos entre los arboles y la maleza en dirección a donde habíamos dejado el Kuad a sabiendas de que detrás de nosotros iban varios de esos militares con Jorge entre ellos. La lluvia y la tormenta eran extremadamente violentas. Pero eso no los detendría. Nos querían dar caza.

Llegamos hasta el kuad y ambos montamos de un salto. Yo lo puse en marcha y salimos a toda velocidad de allí. Mientras conducía no podía dejar de pensar en Zapico. Lo acababa de ver morir. No podía evitar pensar en todas aquellas personas que estaban allí prisioneras con Toni y Félix entre ellos. No sabía que le podía haber pasado a Paco. Probablemente estaría muerto también. Apreté el manillar con fuerza mientras trataba de contener las lagrimas y el odio que sentía hacia Jorge. Nos había traicionado y había pasado a formar parte de esa gente. Incluso me había disparado.

Mientras nos alejábamos note como Eva me daba un golpe en el hombro y me obligaba a parar.

-Ahí hay una casa. Nos pararemos ahí- dijo Eva cuando pare el kuad

-Nos siguen seguramente. No pienso parar-dije yo

-Pues si nos están siguiendo y nos siguen hasta la prisión. Todos los que están allí sufrirán las consecuencias. Piensa con claridad. Estas conmocionado y no estas en situación de conducir. Nos quedaremos ahí y seguiremos cuando estés mejor-contesto Eva

-Estoy bien...-conteste yo

-¡¡¡¡No!!!!, no lo estas-dijo Eva cogiéndome las mejillas.- Vamos, paremos ahí-

Finalmente cedi y puse el kuad rumbo a la casa. Una vez en ella oculte el kuad y Eva y yo caminamos hacia la entrada. La puerta estaba cerrada.

-Busquemos otra entrada-dijo Eva

Estuvimos un rato buscando y finalmente entramos por una ventana rota.

El interior de la casa presentaba un aspecto sucio y descuidado. Con las armas en alto avanzamos por el salón preparados para cualquier sorpresa. Pero no paso nada.

-Escucha. Si nos siguen, seguramente no dejaran esta casa sin registrar. No se cuantos vendrán. Pero no creo que todos abandonen el campamento después de lo ocurrido. Mandaran una avanzadilla. Aseguremos puertas y ventanas. Esperemos hasta mañana. Pero si nos atacan antes. Te juro por dios que entre los dos. Mataremos hasta el último de ellos-dejo Eva acercándose a mi.

Yo no pude contenerme más y rompí a llorar. Apoye mi cabeza en su hombro y llore amargamente mientras pensaba en Ana y en el bebe que esperaban en la prisión. ¿Como se lo diría?. Había pretendido ayudar. Pero había fracasado. Nuevamente.

******************************

Cuatro horas habían pasado desde el intento de fuga. El cuerpo de Zapico estaba en el granero. Y entre lágrimas. Toni y Félix preparaban un nuevo agujero con la ayuda de Miguel y otros. Esta vez para enterrar su cuerpo.

-¿Porque ha pasado esto?-pregunto Toni

-Paco y el sabían que seria complicado y que las cosas podrían salir mal. Hicieron lo que pudieron-contesto Félix

-¿Que ha pasado con Paco?. Se supone que el esta muerto también. Si esta muerto. ¿Porque no lo trajeron aquí?-pregunto Miguel

-Pues porque quizás escapo o lo cogieron vivo. Si lo han cogido es muy probable que lo estén torturando de una forma que no me quiero ni imaginar-contesto Toni

Paco se encontraba tirado en medio de un cobertizo. Se había hecho un torniquete en la pierna donde le habían disparado. En ese momento la puerta del cobertizo se abrió y apareció Lazarevick seguido de dos franceses y de Jorge. Los dos franceses se lanzaron sobre el y Jorge cogió una silla y la planto en medio del cobertizo. Seguidamente los dos Franceses ataron a Paco a la silla y Lazarevick comenzó a hablarle.

-Casi lo consigues. Distraernos para que otro pueda soltar a los demás y emprender una huida desesperada. Sorprendente. Pero estúpido al mismo tiempo. Aquí nadie puede escapar-

Paco suspiro y puso la cabeza hacia atrás. Luego volvió a mirar a Lazarevick.

-Las cosas no duran siempre y a los capullos como tu se los acaban cargando. Si amigo. Cuando menos te lo esperes, alguien meterá una bala en esa cabeza que tienes. ¿Nunca te lo han dicho?. Te pareces a los hermanos Matamoros. Solo que más feo y más hijo de puta-dijo Paco con una sonrisa.

Lazarevick lanzo en ese momento una patada directa al pecho de Paco y lo tumbo con la silla. Los franceses volvieron a levantarlo y Paco tosió a falta del aire.

-Deberías ser cómico y dejarte de planes de fuga-contesto Lazarevick

-¿Dije los hermanos Matamoros?. Quería decir al calvo de la lotería de navidad. Un poco mas guapo. Pero un hijo de puta al fin y al cabo. Nunca me toco la lotería-contesto Paco sin dejar de sonreír.

Jorge estaba contemplando a Paco. Este estaba provocando a Lazarevick.¿Pretendía que le matara?.

-Señor...-dijo Jorge mirando a Lazarevick- Déjeme a solas con el. Yo le sacare la información-

Lazarevick miro a Jorge y luego a Paco que seguía con la sonrisa en la cara.

-No lo tortures demasiado. Lo quiero vivo para cuando me toque torturarle a mi-

Lazarevick y los otros dos Franceses salieron del cobertizo dejando a Jorge a solas con Paco. Jorge se acerco a Paco y comenzó a hablarle en voz baja.

-¿Pero que coño pretendes?. ¿Que te maten?. Ese cabronazo no dudara-

-Me entere que Zapico esta muerto por culpa de mi plan. ¿Que mas da si me mata?. Además. Márchate de aquí y deja de darme la brasa traidor-contesto Paco escupiendo a Jorge en la cara.

-Estoy tratando de ayudaros. Pero no podre si no lo hago desde dentro de su grupo.-contesto Jorge.

-¿Ayudar?. No me jodas. Nos estas jodiendo a nosotros pasándote a su puto bando-contesto Paco

-Escúchame. Juanma estuvo aquí. Trato de sacar a la gente pero no pudo. No te preocupes. No lo han cogido. Escapo. Un grupo encabezado por Garrido va tras el. Son cuatro los que lo buscan. Aun no se como. Pero los demás. Juanma y los otros. Saben de nuestro paradero. Saben donde estamos. Es cuestión de tiempo que vengan a buscarnos-dijo Jorge

-Seguro que mientes-contesto Paco

-No te miento. Yo intentare sacaros de aquí. Me llevara tiempo. Si no lo hago yo lo harán los demás. Ahora lo único que puedo hacer es evitar que te maten. Pero no puedo evitar que te torturen. Juanma y los otros no están en el parque de bomberos. No se donde están. Pero seguro que están a salvo-decía Jorge

En ese momento la puerta del cobertizo se abrió nuevamente y entro Lazarevick.

-¿Dijo algo?-

-Me revelo donde esta el extraño que llego esta mañana. Se donde es. Mañana guiare a un gran grupo hasta allí. Son varios y están bien armados-contesto Jorge

-¿Y donde esta ese lugar?-pregunto Lazarevick

-En el puerto. Junto al arsenal que andábamos buscando-contesto Jorge

Paco escucho toda la conversación y se preguntaba una y otra vez que pretendía Jorge.

No hay comentarios:

Publicar un comentario