Bienvenido

NOTA IMPORTANTE

Tras el ultimo capitulo de Necroworld (El 200). Este blog permanecerá abierto hasta un nuevo aviso. Cuando este aviso suceda, este blog publicará una entrada nueva donde aparecerá la nueva dirección al nuevo blog (Intentaré que os redireccione) Pasado un tiempo, este blog desaparecerá.
Ya podeis entrar en el siguiente blog, la historia se muda ahi.
juanmanuel-sagazombis.blogspot.com.es

Seguidores

sábado, 18 de junio de 2011

Capitulo 111, La prision , part 3

El primer edificio en el que entramos era el de psiquiatria. German nos explicó que Marcelo, Cuchillo, Gálvez y él lo habían limpiado a conciencia para habilitarlo como si fuera un pequeño hotel de lujo.
-Por lo menos aquí no te comen las ratas y las duchas no son tan mugrientas-explico German.
-¿Y porque no lo estáis ocupando?-pregunto Gregorio
-Por el motivo que pronto os mostraremos. De momento os mostrare psiquiatria-dijo German
German nos mostró todo el edificio de psiquiatria, pudimos ver la cocina y el comedor, la sala común donde los reclusos esperaban su medicación , las celdas, los baños y las duchas.
Definitivamente el pabellón de psiquiatria era como un pequeño hotel mejor cuidado. La enfermería del pabellón era también mejor que la que habíamos visto en el pabellón de reclusos de menor grado. Sabía que allí ella podría trabajar en mejores condiciones.
German nos llevó hasta el pabellón de grado alto. Allí pudimos ver como las puertas estaban cerradas a cal y canto. Eso me sorprendió.
-¿Que pasa aquí?-pregunte yo acercándome a la puerta.
Nada más acercarme esta se sacudió y comencé a escuchar gruñidos, golpes y gemidos al otro lado.
-Sí. Por eso no nos hemos establecido en el pabellón de psiquiatria por ahora...seguidme por la escalera de caracol-dijo German
Todos seguimos a German por la escalera hasta que llegamos a la terraza del pabellón de presos peligrosos. Luego lo seguimos hasta una puerta que daba a un pasillo que quedaba por encima de las celdas.
-Seguidme por aquí, y ojo donde pisáis- advirtió German
Una vez en el pasillo miramos a la galería y vimos a varios infectados que ocupaban todo el pabellón, habia solo hombres, pero por sus ropas pudimos ver que anteriormente habían sido guardas y presos. Los infectados presos eran más numerosos. Había más de trescientos seres allí dentro.
-¿Cómo podéis dormir tan tranquilos con esta horda al lado?-pregunto Narciso
-No dormimos tranquilos hasta hace un tiempo, fue cuando reforzamos la valla que nos separaba de los demas presos, lo realmente jodido fue lograr que entraran todos ahí-dijo German
-¿Cómo lo lograsteis?-pregunte yo sintiendo curiosidad por como habían logrado atraer a tantos al interior.
German se quedó un rato pensativo y luego me miro.
-Si te lo digo quizás no me creas-
-Prueba...-dije yo
-De todos modos esa persona se mató, el mismo se cortó el cuello, creo que da igual, fue el único caso que vi-dijo German
-German se refiere al invisible-respondió Gálvez
-¿El invisible?-pregunto Iván
-Sí, lo apodamos asi porque por un motivo que desconocemos era invisible para esos seres. Podía pasar por su lado sin que estos lo viesen, no le hacían ni puto caso-dijo Cuchillo
-Ya claro...-respondió Iván mostrándose incrédulo
-Que lo digo de verdad joder, ese tío se ponía a su lado y era como si no estuviese para ellos. Era invisible-dijo Cuchillo mirándonos a todos buscando en nosotros un signo de estar creyéndole.
-¿Como lo hizo?-pregunte yo
- El tío se metió allí y empezó a cogerlos de dos en dos y a meterlos dentro. Algunos al ver que dos se movían solo los seguían, tardo más de tres horas en meterlos dentro-dijo Gálvez
-No me lo creo..-dijo Iván con un gesto de negación.
-Yo creo que escuche algo de eso..-dijo Cesar como si de repente algo le hubiese venido a la cabeza- Pero no fue aquí...creo que fue en Canadá...si, fue Canadá. En los primeros días, antes de que los medios de comunicación se fueran finalmente a la mierda, en las noticias de la radio se hablaba de personas que pasaban desapercibidas con los infectados. No se conocía el motivo, pero se decía que una anciana paseaba por la calle en medio de la horda mientras gritaba que el mundo habia sucumbido por culpa de la raza humana y que solo los puros de corazón habían sido bendecidos por la gracia divina para caminar sin temor entre los ejércitos de satán-
-Discrepo con lo de puro de corazón, el invisible era un asesino de niños que no se arrepentía de todo lo que hizo. Esto nada tiene que ver con dios. Más bien es un caso entre un millón, el de alguien que por azar del destino es imperceptible para esos seres-dijo Gálvez
Yo me quede pensativo y entonces los mire a todos.
-¿Os hacéis una idea de lo que supondría que nosotros pudiésemos hacer lo mismo?, se acabarían las huidas y el miedo, y tendríamos más facilidades para vivir-
-Si...podría estar bien..-contesto David
-¿Y porque se mató el invisible?-pregunto Iván
-No lo sé. Lo encontramos degollado en su celda, lo único que dejo fue una carta de suicidio diciendo que habia llegado la hora de pagar por sus pecados. Supongo que vio que el mundo se habia acabado y que el ya no pintaba nada en él, a saber...era un pobre desgraciado-contesto Gálvez
-Y estaba como una puta regadera- añadió Cuchillo
Volvimos a mirar todos a la galería y vimos cómo algunos de los infectados habían reparado en nuestra presencia y alzaban los brazos como para alcanzarnos.
-Debemos acabar con todos esos para poder habilitar mejor la prision y poder ver si aquí podemos re empezar una nueva vida-dijo Cesar
-La cárcel es grande, asi que hay espacio para todos. Incluso para traer a más gente-dije yo
-¿Más gente?-pregunto Gorka
-Debe haber más gente como nosotros por ahí. No hablo de saqueadores ni caníbales. Hablo de gente como nosotros-dije yo
-No quiero discrepar en eso....pero ..¿Crees que con tanta gente aquí tendríamos una vida feliz?...Mira, para que me entiendas. En todas partes hay conflictos y la gente no es tan amable como antes. La gente con el paso del tiempo se vuelve mezquina, arrogante y desconfiada. En la comunidad de Jacinto se vivía bien hasta que la rata de su hijo se hizo con el control del lugar, desde ahí la gente se separaba, solo los que lo seguían eran libres de hacer lo que quisiesen , los que se oponían o no le interesaban éramos encerrados y obligados a pelear entre nosotros a muerte. Pienso que todos merecemos una oportunidad, pero en grandes grupos de gente es imposible evitar que alguien amenace la paz. Podrían surgir grupos radicales y estallar una guerra civil aquí dentro-dijo Iván
-Tienes cierta razón en eso, no te lo voy a negar-dije yo
-No digo que no traigamos a gente aquí. Digo que seamos cautelosos-aclaro Iván
-Yo por el momento traeré a una persona-dije yo pensando en Eva.
-¿Te refieres a la chica esa de Castellón?-pregunto Iván
-Si- conteste yo- Saldré hacia allí en unas horas-
*************************************
Zapico habia vuelto al campo de trabajo y miro como Jorge se alejaba de allí.
Zapico comenzo a cavar y Paco se le acercó para preguntarle que habia pasado.
-¿Qué coño quería ese?-
-Dijo que lo de su traición era solo un papel. Que está con ellos para joderles desde dentro y garantizar nuestra huida. No quiere que intentemos nada por nuestra cuenta. Que nos sacara el-explico Zapico
-¿Qué?..¿y te lo creíste?-pregunto Paco
-No lo sé..-respondió Zapico con un suspiro
-Escucha. No te desmoralices por lo que te haya dicho el. Seguiremos con el plan previsto y saldremos de aquí-dijo Paco mientras cavaba.
Natacha se encontraba en el salón de la casa vigilando a Sole. Esta estaba como ausente, no hablaba ni nada. Lazarevick la habia violado multitud de veces y al parecer su fortaleza física y mental se habia desmoronado por completo. Sole tenía los ojos clavados en un único sitio y rara vez parpadeaba.
-Dios mío Sole....Tienes que resistir-murmuro Natacha
Magda apareció allí y acaricio la melena roja de Sole.
-¿Como esta?-
-Mal...esta ida. No habla, no come, no reacciona-dijo Natacha
En ese momento escucharon como la puerta de la casa se abría. Luego apareció en el salón Lazarevick seguido de dos hombres armados. Con un gesto, Lazarevick ordeno que sus hombres recogieran a Sole. Antes de que estos pudiesen acercarse a Sole. Natacha y Magda se interpusieron ante ellos.
-Está mal. Déjala- dijo Natacha
-Tu no me das órdenes. Ella es mi puta-dijo Lazarevick mientras se manoseaba los genitales.
-Déjala...iré yo en su lugar-dijo Natacha acercándose a Lazarevick
Lazarevick miro a Natacha de arriba abajo y comenzo a pasear sus manos por su cuerpo. Luego miro a sus hombres y cogió a Natacha por el brazo llevándosela fuera de la casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario